Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Versión de los alemanes
(Epidodio en Oradour-sur-Glane)

Versión de los alemanes

El día 9 de Junio de 1944, se le ordenó a la 2ª División Das Reich de las Waffen-SS dirigirse por tierra desde su acantonamiento en Montauban al norte de Tolouse, hacia Normandía, un recorrido de más de 700 Km.   La vanguardia de la división fue emboscada en Tulle, poblado que por un tiempo se encontró en manos de los Maquís.

Click en el mapa para ampliarlo.

  Al ingresar a Tulle, los alemanes encontraron 62 cuerpos mutilados de soldados alemanes que se habían rendido a los guerrilleros.   De acuerdo a las órdenes no se tomaron rehenes, pero con la ayuda del prefecto local y el alcalde de la ciudad, todos los hombres que se encontraban en Tulle y que fueron identificados como no residentes de ese pueblo, fueron detenidos.  Veintiún menores de edad fueron soltados y los 99 restantes fueron colgados.   Los cadáveres fueron entregados al obispo de Tulle para ser enterrados.

El Teniente Gerlach escapó

SS-General Heinz Lammerding

SS-Brigadeführer Heinz Lammerding

Ese mismo día, 9 de junio de 1944, el General-SS Heinz Lammerding, Comandante de la División Das Reich, fue informado por el oficial de guardia en la oficina del SD en Limoges que los Maquís estaban concentrados en la localidad de Oradour sur Glane, poblado que queda más al norte de la ciudad de Limoges.   

La situación del lugar según el informe, fue confirmada por el Primer Teniente Gerlach quien a duras penas, y en muy mal estado debido a sus heridas y en gran estado de agitación, llegó al Cuartel General de la División con las noticias sobre lo que estaba ocurriendo.   Gerlach formó parte de la vanguardia que fue atacada en Tulle y luego de capturado fue llevado por civiles armados a Oradour-sur-Glane que se encontraba llena de guerrilleros.   Según informó el Teniente Gerlach, él y su chofer iban a ser inmediatamente fusilados, pero la resistencia que opuso el chofer causó una confusión temporal entre los guerrilleros, lo que le permitió a Gerlach escapar con algunas heridas, aunque el chofer fue muerto en la refriega.

El Teniente Coronel Kämpfe, desaparecido.

Kaempfe

Obersturmbannführers-SS Kämpfe

Horas después, llegaron noticias que el condecorado y muy popular Teniente Coronel Kämpfe también había caído en manos de la Resistance.   Sólo fue encontrado el vehículo de mando y la tarjeta de identificación de Kämpfe.   Durante el curso de la mañana del día 10 de junio, el Mayor Diekmann amigo del Teniente Coronel Kämpfe, informó que dos civiles franceses habían declarado que un alto oficial alemán había caído prisionero y que sería quemado vivo públicamente en Oradour.   Aunque no se sabía el nombre del oficial, todo indicaba que tenía que ser Kämpfe, puesto que no había otro oficial desaparecido en la división.

Diekmann se ofrece a buscar a Kämpfe

El Cuartel General de la división tomó la decisión de liberar a un Maquí, con la condición que se pusiera en contacto con los guerrilleros en Oradour, para que ofreciera el intercambio de 30 guerrilleros presos por los alemanes más 40 mil francos, a cambio de la liberación de Kämpfe.   Sin embargo, el guerrillero liberado llamó sólo una vez por teléfono diciendo que no había podido entrar en contacto con los Maquís en Oradour.   En vista del fracaso de ese intento de liberar a Kämpfe, el Cuartel General decidió aceptar la propuesta de Diekmann, que solicitaba una compañía para rescatar a Kämpfe.   Las órdenes estrictas fueron que si no podía ubicar a Kämpfe debía tomar el mayor número de prisioneros posible, para posteriormente intentar nuevamente un intercambio de prisioneros.  Diekmann tomó una compañía compuesta en su mayor parte de reclutas alsacianos.

Diekmann llega a Oradour

Diekmann

SS-Sturmbannführer Diekmann

Al entrar en el pueblo, Diekmann encontró una ambulancia alemana, con el chofer y su ayudante encadenados a la columna del timón del vehículo, que luego fue incendiado con los heridos incluidos.  Todos estaban totalmente carbonizados.

Encuentran a Kämpfe

Debido a la posición en que se encontraba Diekmann con respecto a la división, no podía hacer contacto por radio con su mando y en consecuencia tomó sus propias decisiones.   Diekmann rodeó el pueblo y metió a mujeres y niños en la iglesia.   Todas las casas donde encontraron armas fueron reducidas a cenizas.   Diekmann fue informado que en el horno de la panadería había un cuerpo todavía humeante.   Después de revisar los restos, encontraron una Cruz de Hierro que fue identificada por Diekmann como perteneciente al Tte. Coronel Kämpfe.

La explosión en la iglesia

Aparentemente, Diekmann perdió el control.   Todos los hombres capturados fueron fusilados, excepto por algunos que lograron escapar.   Las casas donde encontraron armas fueron quemadas y ocurrieron explosiones.   De acuerdo a una versión, los soldados prendieron fuego a la iglesia y quemaron a las mujeres y niños, excepto dos mujeres y un niño que lograron escapar ayudados por dos soldados.   Sin embargo, las mujeres declararon, que la iglesia se incendió por el fuego de una casa vecina que incendió la sacristía, que servía de depósito de armas y explosivos de los Maquís.

Juicio contra Diekmann

De cualquier forma, es obvio que Diekmann se excedió e incumplió las órdenes recibidas.   Al enviar su informe, Diekmann fue acusado ante una Corte Marcial para deslindar responsabilidades, pero antes de comenzar la audiencia Diekmann murió en combate en Normandía.

Epílogo

Después de la guerra, a comienzos de 1953, en Oradour se llevó a cabo un juicio.   Heinz Lammerding ofreció ir a testificar en Oradour a pesar de que tenía una sentencia de muerte dictada en su contra en 1951.   Pero tanto las autoridades alemanas en Bonn, como las francesas declinaron el ofrecimiento.   Las sentencias dictadas en el juicio de Oradour fueron muy leves, porque casi todos los inculpados eran alsacianos y en Alsacia la población estaba muy disgustada por la forma como se había llevado el caso.   Además, muchos de los acusados habían servido en Indochina con gran distinción defendiendo a Francia.   Para el año 1958 todos los acusados por los casos de Oradour y Tulle ya habían sido liberados.   Finalmente el General De Gaulle en ejercicio de la Presidencia de la República, impuso un embargo de 100 años a todos los documentos que forman el expediente de ambos casos.   El embargo continuará vigente hasta el año 2058.

En 1960 Heinz Lammerding trató de que se revisara el caso, pero nuevamente el pedido fue rechazado por las autoridades alemanas y francesas.   En esos momentos en que De Gaulle y Adenauer trataban de limar asperezas y acercar a los dos pueblos, el tema Oradour resultaba sumamente embarazoso para ambos.


LIBROS

Das Reich: 2nd SS Panzer Division 'Das Reich' - Drive to Normandy, June 1944 por Philip Vickers.


Ver detalles en Amazon US/International

Massacre At Oradour: France, 1944; Coming To Grips With Terror por Jean-Jacques Fouche, David Sices, James B. Atkinson.


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 09 abril/2002 - Actualizado: 30 mayo/2013