Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

El Juicio de Jharkov 15-dic-1943

En 1943, en la ciudad de Jharkov se celebró el primero y único juicio, ocurrido durante el curso de la Segunda Guerra Mundial contra enemigos acusados por crímenes de guerra.  Poco después de la Declaración de Moscú, entre el 15 y el 18 de diciembre de 1943, soldados alemanes fueron llevados a juicio ante un tribunal militar soviético.  

Oficiales superiores del ejército alemán fueron juzgados en ausencia, acusados de haber organizado ejecuciones en masa de civiles rusos.   Entre los inculpados que estaban presentes, hubo dos oficiales y un suboficial alemanes, y un ciudadano ruso acusado de traición.  Este juicio fue el que sentó jurisprudencia para los juicios, por la misma causa, que se celebrarían a partir de 1945.

Revista Time

Revista Time: 27 de diciembre de 1943

Como antecedente a ese juicio sumarísimo, entre los días 14 de julio y 17 de julio de 1943, se llevó a cabo el Juicio de Krasnodar, contra un grupo de soldados del Sonderkommando 10º, del Grupo de Ejércitos Sur, cuyas nacionalidades eran rusas y ucranianas.  La corte militar soviética del Frente Norcaucásico celebró un juicio por traición a 11 ciudadanos soviéticos que lucharon al lado de los alemanes.  Todos fueron encontrados culpables.  Las sentencias fueron de pena de muerte y fueron ejecutados el 18 de julio de 1943: Vladimir Tischenko, Yakov Naptsok, Nikolai Pushkarev, Mikhail Lastovina, Georgi Misan, Gregori Tuchkov, Ivan Kladov y Vassily Pavlov; con 20 años de prisión fueron condenados Ivan Kotomtsev, Ivan Paramonov e Ivan Rechkalov.

En el Juicio de Jharkov, los cuatro inculpados fueron condenados a muerte.   En aquella fecha no se había promulgado todavía la legislación represiva que habría de servir después para todos los procesos por crímenes de guerra cometidos por los enemigos (los vencidos) durante la contienda.  El fiscal soviético invocó el artículo 3° del Tratado Naval de Washington y la Declaración de Moscú de 30 de octubre de 1943, así como las Convenciones de La Haya de 1907 y de Ginebra de 1929.  El Tribunal, afirmando que los hechos castigados constituían violación de Derecho internacional, aplicó, sin embargo, el Derecho interno soviético, como por ejemplo el Art. 296º del Código Penal de la República Socialista Soviética de Ucrania y el Ukase del Presidium del Soviet Supremo del 19 de abril de 1943.

En cumplimiento de la sentencia, fueron ejecutados en la horca, el 19 de diciembre de 1943, el capitán Wilhelm Langfeld, de 52 años natural de Frankfort, el teniente SS, Hans Rietz, de 24 años, y Reinhard Retzlaff.   Ante esa arbitrariedad, el gobierno alemán, el 24 de diciembre de 1943, hizo una declaración oficial y amenazó con tratar como criminales de guerra a los aviadores ingleses y estadounidenses prisioneros, por haber bombardeado poblaciones alemanas, considerando el proceso de Jharkov como contrario a la Convención de La Haya.

Como testimonio durante el juicio, al preguntársele al capitán Langfeld si la orden de asesinar masivamente a "ciudadanos soviéticos pacíficos" procedía del gobierno alemán, contestó, "Sí".  Cuando le preguntaron a Langfeld a cuántos "ciudadanos soviéticos pacíficos" había él asesinado, respondió: "Es difícil saberlo, pero pienso que a unos 100."  A la pregunta "¿Cuántos fueron asesinados en Jharkov?" , Langfeld respondió: "He escuchado que unos 30.000 y el mismo número en Kiev."

La acusación pues se basaba en el "testimonio" del acusado sobre el asesinato de 30.000 personas durante la ocupación alemana de Jharkov.  Luego se dijo en el juicio, que la gran mayoría, unos 20.000 eran "ciudadanos soviéticos pacíficos" que en noviembre de 1941, fueron metidos en las barracas de la Estación de Tractores de Jharkov y asesinados en pequeños grupos.

Eso deja un saldo de 10.000 personas de las cuales no se dijo si eran ciudadanos pacíficos o no.  Se mencionaron 435 internos del Hospital Regional de Jharkov asesinados en diciembre de 1941, 800 soldados heridos del Ejército Rojo, que fueron muertos en un hospital en marzo de 1943, supuestamente después que la ciudad fue recapturada por los alemanes.  Esos suman 1235, pero del resto no hablaron en la corte militar.

Como elemento principal del juicio, se encuentra la "confesión" del teniente Rietz quien como respuesta al preguntársele sobre el uso de unas camionetas van convertidas en cámaras de gas, respondió: "Recuerdo el vehículo durante mi estadía en Varsovia, cuando fui testigo de la evacuación de una parte de la población.  Supe que parte de la población fue evacuada por tren y otra parte fue metida en las camionetas van de gas y exterminadas."

Hans Rietz declaró también "saber" sobre el fusilamiento masivo, en fosas, de decenas de miles de personas en las ciudades de Krasnodar, Vitebsk y Taganrog.  Durante el fusilamiento de 300 personas en la villa cercana a Jharkov, Rietz declaró también que vio a una mujer con su hijo en brazos que "trató de cubrirlo con su cuerpo, pero la bala los atravesó a los dos."

Lo curioso de este hecho es que la "confesión" de Rietz no ha sido corroborada por ningún testigo durante las investigaciones de la posguerra que haya sostenido que los alemanes usaron en Varsovia camionetas van donde mataban con gas a los detenidos.  Otro dato curioso es que en otros juicios realizados posteriormente siempre se encuentran "confesiones" de asesinatos de madres con sus hijos a los cuales una sola bala los atravesó a los dos.  Este juicio fue filmado y difundido en Londres, pero poca gente creyó en la veracidad de las declaraciones de los inculpados.   Los pormenores del juicio también fueron publicados por la revista Time, el 27 de diciembre de 1943.

Aparte de los "crímenes" la acusación principal estuvo relacionada con el interrogatorio de prisioneros, cosa que era normal, pues los inculpados eran miembros de fuerzas de seguridad.  Por tanto es posible que al interrogar a los prisioneros hayan usado la violencia y hecho uso de métodos de tortura, probablemente usando drogas, pero es de suponer que los interrogados no eran "ciudadanos soviéticos pacíficos", sino partisanos y guerrilleros que operaban tras las líneas alemanas.  Sólo dos de los acusados, Reinhard Retzlaff y Bulanov, el colaborador ruso, fueron acusados concretamente de usar camionetas van de gas.  Pero si en realidad las usaron o no, eso es otro asunto que no se sabe.   Muchos autores consideran que las "confesiones" de todos los acusados en el juicio de Jharkov, son de dudosa credibilidad.

En 1943, el principal objetivo político de Stalin era movilizar a la población para aniquilar a los invasores alemanes, pero eso se podía frustrar porque la mayoría de los grupos mayoritarios, rusos y ucranianos, no se consideraban como perseguidos por los alemanes, cosa que en todo caso podía ocurrir con grupos minoritarios que también eran repudiados por la población, debido a ser considerados por las mayorías colaboradores del opresor gobierno comunista.  Por tanto era necesario convencer a la población que los alemanes estaban asesinando a "pacíficos ciudadanos soviéticos."


Publicado: 16 setiembre/2005 - Actualizado: 30 mayo/2013