Operadores Navajos de EEUU ("Habladores de Código")

En el Pacífico, las fuerzas armadas japonesas contaban con un cuerpo de operadores de radio bilingües, constituido por personas que antes de la guerra habían estudiado en escuelas, colegios y universidades de los Estados Unidos.  Estos efectivos constituyeron un cuerpo de escuchas especializados para interceptar las transmisiones estadounidenses y en muchos casos para interferirlas con locuciones transmitidas en perfecto inglés, que incluía hasta modismos de la época empleados en las principales ciudades de ese país.   En muchas ocasiones, mediante el engaño de esos operadores, las fuerzas estadounidenses en el frente del Pacífico recibieron mensajes, que contenían órdenes, por ejemplo, para dirigir el fuego de la artillería de campo a posiciones ocupadas por las propias fuerzas estadounidenses.

Indios navajos transmitiendo mensajes codificados

Foto de la Infantería de Marina de EEUU.

Sin embargo, un día de 1942, los operadores japoneses en el frente, comenzaron a escuchar unas extrañas señales que parecían proceder de las líneas estadounidenses, pero que eran habladas en un idioma desconocido:

"Yeisho, yeisho. Mousi, mousi. Daibei, daibei. Aishi, aishi. Jasclishni, jasclishni. Shosh, shosh. Guini, guini. Wolachi, wolachi."

Los expertos japoneses quedaron perplejos ante el extraño lenguaje, que ninguno de ellos fue capaz de interpretar.   Los Navajos estadounidenses, habían llegado al frente.

La Segunda Guerra Mundial se caracterizó por la proliferación de máquinas encriptadoras de alta tecnología como "Enigma", "Púrpura" y otras muchas.   Estas máquinas utilizaban mecanismos para encriptar palabras generando unos equivalentes que convertían un texto en frases sin sentido con palabras, impronunciables que contenían caracteres alfa-numéricos.   Eso estaba bien para los mensajes escritos, pero cuando se trataba de emitir órdenes verbales en el campo de batalla a nivel de unidades menores en el campo, la situación cambiaba.   Los japoneses utilizaron los equipos de operadores bilingües, que interpretaban los mensajes y que emitían respuestas y órdenes directas, que las fuerzas estadounidenses consideraban como verdaderas, actuando en consecuencia, muchas veces contra sus propios compañeros.

Primera Guerra Mundial

Antes, durante la Primera Guerra Mundial, tanto canadienses como estadounidenses utilizaron nativos para la transmisión de mensajes codificados, pero las limitaciones de los lenguajes de los indígenas norteamericanos que no tenían vocablos que significaran ametralladora, granadas o radio, hizo que su utilidad fuera muy limitada.

Sargento Philip Johnston

El sargento Philip Johnston, un conocedor del idioma navajo, con amplia experiencia en las costumbres y forma de vida de esa tribu, tuvo la idea de crear un código que sería indescifrable pues requería de un doble paso de descodificación en un lenguaje que era sólo conocido en las reservaciones indias de los Estados Unidos.

A comienzos de 1942, Johnston propuso su idea en el Campo Elliot de la Infantería de Marina en San Diego, California, con un código totalmente renovado que era totalmente seguro para operaciones tácticas.  Con la ayuda de amigos Navajos, Johnston demostró que eran capaces de transmitir por radio órdenes en inglés, codificadas en Navajo y luego descodificadas nuevamente al inglés.

¿Pieles rojas en la Infantería de Marina?

En aquella época el racismo en Estados Unidos era muy arraigado entre la población blanca y en las reservas indias, unos 40 mil Navajos vivían en condiciones casi infrahumanas, sin electricidad, sin agua potable y menos desagües.   Hay que recordar que en aquella época, ni siquiera los soldados negros eran utilizados en combate, pues sólo desempeñaban trabajos serviles, como en labores de limpieza, cuidado de caballos, cargadores etc.   No era, por tanto, de esperar que unos indígenas fueran dignos de confianza para retransmitir órdenes a las tropas blancas.  Muchos no podían olvidar que habían transcurrido menos de ochenta años desde que en 1864, Kit Carson arreó como animales a los Navajos a través de 560 kilómetros, en las tierras de Nuevo México, terminando con esa "Gran Marcha" la guerra de exterminio entre blancos y pieles rojas.

Así las cosas, en 1942, mientras muchos Navajos todavía comentaban la "Gran Marcha", y mientras el Presidente Roosevelt ordenaba el aniquilamiento de ovejas en las tierras de los Navajos para reducir la erosión de la tierra y la sobrepoblación, oficiales blancos reclutaron 3600 Navajos, entre los cuales fueron escogidos 420 indígenas bilingües, conocedores de las costumbres de la población blanca y que fueron entrenados como "Habladores de Código" y asignados a las seis divisiones del Cuerpo de Marinos que sirvieron en el teatro de guerra del Pacífico.    Por primera vez, los nativos abandonaron sus tiendas de pieles llamadas "jogans", para dormir en las barracas de los soldados blancos, quienes los llamaban "jefe" y "Jerónimo", en las lejanas sureñas tierras de San Diego.

Los códigos

El alfabeto fonético en las radio comunicaciones militares utiliza "Able", "Baker", "Charlie" etc. para definir las letras A, B, C etc.  El alfabeto de los "Habladores en Código" utilizaba tres palabras diferentes para determinar cada letra y su equivalente en inglés comenzaba siempre con la letra correspondiente, por ejemplo:

Letra Navajo Inglés Castellano
A WOLACHI Ant Hormiga
A BELASANA Apple Manzana
A TSENIL Axe Hacha
B NAJASH-CHID Badger Tejón
B SHOSH Bear Oso
B TOISHO-LLE Barrel Barril
C MOUSI Cat Gato
C TLALLIN Coal Carbón
C BAGOSHI Cow Vaca
D BI Deer Ciervo
D CHINDI Devil Demonio
D LLACHAE Dog Perro
E ALLA Ear Oreja
E DZE Elk Alce
E ANA Eye Ojo
F CHUO Fir Pino
F TSAEDONIN-E Fly Mosca
F MAE Fox Zorro

De tal forma , "Compañía C" o "Compañía Charlie" podía ser codificada como "Compañía Cat" o "Compañía Coal" o "Compañía Cow" y era traducida al Navajo como: "Nakia Mousi" o "Nakia Tlallin" o "Nakia Bagoshi", lo que hacía muy complicado para eol enemigo descifrar el nombre de la compañía en cuestión.

Para deletrear nombres propios, se utilizaban las palabras correspondientes a las letras que componían el nombre, pero con su equivalente en Navajo, que como ya hemos dicho, utilizaba tres palabras diferentes para definir cada letra.  Por ejemplo:

El operador transmitía:

"ATAD, SHIDA, WOLACHI, CHINDI, BELASANA, NASHDOIETSO, MOUSI, TSENIL, TSA, TSENIL, DIBEYATZIE"

y el receptor la traducía al inglés:

"GIRL, UNCLE, ANT, DEVIL, APPLE, LION, CAT, AXE, NEEDLE, AXE, LAMB"

La primera letra de cada palabra formaba la palabra codificada, en este caso:  

GUADALCANAL.

La lengua derivada del Atabasco

los Navajos no tienen un lenguaje escrito y por tanto todo lo transmiten de manera oral de generación en generación, de manera que la historia ancestral es memorizada.   Asimismo, los "Habladores de Código", memorizaban las claves sin tablas ni algoritmos escritos.  El entrenamiento fue muy rápido puesto que una palabra en Navajo significa toda una idea que contiene verbo, sujeto, adverbio, es decir, con una sola palabra, se puede traducir toda una frase en inglés.  Para simplificar las cosas, los Navajos, que se autodenominan "Daine" (La Gente), utilizaron palabras generalmente relacionadas con la naturaleza, como:

mousi = gato
daibei = oveja
aishi = huevos = bombas
jasclishni = barro = pelotón
shosh = oso
nastsousi = ratón
danzi = pavo
shida = tío
danestse = carnero
kin = hielo
wolaki = hormiga
lin = caballo
achi = intestinos

Los aviones tomaron nombres de aves:

Yeisho = abejorros = bombarderos
Guini = pichón de águila = bombardero en picada
Nishya = búho = avión de observación
Taskizi = pez volador = torpedero

Los barcos fueron rebautizados con nombres de peces:

Lotso = ballena = acorazado
Calo = tiburón = destructor
Beshlo = pez plata = submarino

El comandante en jefe era llamado "bikeji" (jefe de guerra), un coronel era "Atsabeshlegai" (hoja de roble plateada) y el enemigo fue rebautizado con palabras que definían sus características:

benalitsosi = ojos rasgados = japonés
dagailchi = oledor de bigotes = Hitler
adiiyatsin tso = gran mentón de calabaza = Mussolini

Un mensaje que en castellano podría ser:

"Eliminar francotirador japonés en fortín en Bloody Ridge (Risco Sangriento)"

habría sido codificado por los "Habladores de Código" como:

"ojos razgados", "los mata a todos", "en las cuevas", "tejón oveja lechuza cebolla venado yuca conejo hielo perro cabra alce".

Un mensaje así era descodificado y recibido por "una barra de plata" (teniente) que lanzaba unas "papas" (granadas de mortero) "en las cuevas" enviando al que "los mata a todos" al "lugar de los demonios."   Para los Navajos, en su cosmología, no existe el infierno.

Así, en varios lugares del Pacífico comenzaron a resonar frases similares, radiadas en un idioma desconocido para los japoneses:

"nastsousi, danzi, daibei, shida, danestse, kin, shosh, wolaki, mousi, lin, achi"

Una baja sin muchos honores

Al terminar la guerra, los "Habladores de Código" regresaron a sus tierras sin ninguna mención honorífica.  El código no se volvió a utilizar pero algunos de los navajos siguieron en servicio luchando en Corea y Vietnam.  Tuvieron que pasar tres años, para que en 1948, los indios Navajos del estado de Arizona adquirieran el derecho al voto; recién en 1953 fueron habilitados en el estado de Nuevo México y en 1957 pudieron votar en el estado de Utah.   Nadie más se acordó de ellos y los propios "Habladores de Código" nunca mencionaron ningún hecho relacionado con la guerra; simplemente decían que fueron radio-operadores.

Reconocimiento

La primera reunión de los "Habladores de Código" se realizó en 1969 cuando por primera vez llamaron la atención del público estadounidense.  En 1982, el Presidente Ronald Reagan, en desagravio, instituyó el 14 de agosto como el "Día Nacional de los Habladores de Código."   En 1992 el Pentágono invitó a los "Habladores de Código" donde uno de esos veteranos descodificó un mensaje que otro de ellos transmitió por radio desde Arizona.

Algunos de los "Habladores de Código" supervivientes de la guerra, que un día de 1942 contaban con apenas 16 o 17 años, ahora pintando canas, desfilan como invitados en algunas ceremonias oficiales en los Estados Unidos, en un justo reconocimiento para quienes prestaron un valioso servicio a su patria en Boungainville, Guadalcanal, Iwo Jima, Saipan, Tarawa y tantas otras batallas en el teatro de guerra del Pacífico.

La última revisión del Código Navajo se realizó el 15 de junio de 1945 y fue finalmente desclasificado en 1968 mediante Directiva emitida por el Departamento de Defensa con el número 5200.9

Bibliografía

- LIBRO: Warriors: Navajo Code Talkers por Kenji Kawano.
Five graves to Cairo
Ver detalles en Amazon

- DVD: In Search of History - Navajo Code Talkers (History Channel) (1996). (Inglés)
Five graves to Cairo
Ver detalles en Amazon


Publicado: 04 agosto/2003 - Actualizado: 29 mayo/2013






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido