Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

A Capa y Espada (Cloak and Dagger)

Título original: Cloak and Dagger
Título en castellano: A capa y espada (1946)
Director: Fritz Lang
Guión: Corey Ford y Boris Ingster
Elenco: Gary Cooper (Alvah Jesper), Lili Palmer (Gina), Robert Alda (Pinkie), Vladimir Sokoloff (Polda), Helen Thimig (Katerin Lodor)
Estudios: Warner Brothers
A capa y espada

Casi al finalizar la segunda Guerra Mundial, los Aliados querían saber cuán adelantados estaban los alemanes en el desarrollo de bombas atómicas.   Para el efecto, la Oficina de Servicios Secretos (OSS) de Estados Unidos, recluta al científico Alvah Jesper -quien habla el alemán perfectamente y conoce la física nuclear- para ubicar a su antigua colega Katerin Lodor que se encontraba en esos momentos en Suiza y obtener de ella información sobre los adelantos científicos sobre energía atómica en Alemania.  Jesper la encuentra, pero los servicios secretos alemanes están alertas, la secuestran y Lodor muere. 

Jesper es enviado a Italia donde logra infiltrarse en el bajo mundo del espionaje con ayuda de Gina, una dirigenta de la resistencia, con quien logra convencer a un científico local llamado Polda, quien ha podido construir una bomba atómica para que viaje con él a Estados Unidos.  El profesor Polda acepta, pero con la condición de que sólo lo hará cuando su hija, que se haya detenida por la Gestapo sea liberada.   Pinkie trabaja para liberar a la hija de Polda y mientras tanto, Jesper se enamora de Gina.

La película carece de humor, ciñéndose estrictamente al tema, que se hace lento cuando comienza el affaire entre Jesper (Gary Cooper) y Gina (Lili Palmer), que pasan escena tras escena en sólo un par de sets, tipo telenovela de televisión, al menos durante una parte de la película, pero exceptuando eso, la película tiene mucha acción y nos muestra a Gary Cooper interpretando el papel de un "James Bond" de los años 40 con aires de Indiana Jones.  Años después, en otra película, la escena del aeropuerto de Suiza se copiaría metro a metro cuando filman la película "El Dr. No" de la serie de James Bond.  Al final de la "Capa y espada", hay una balacera que salva el casi tedioso romance del científico y la bella.  Eso sí, la atmósfera de violencia, temor y paranoia, se mantienen a lo largo de toda la película.

Resulta un tanto extraña la forma como Gary Cooper se transforma de un académico casi tímido a un galán de armas tomar, que no rehuye una pelea a puño limpio, y eso ocurre en apenas un par de semanas, sin haber pasado por un entrenamiento básico, como sucede con todo espía.  Pero, habiéndose basado el guión de la película en un hecho real, como fue la misión del agente secreto de la OSS Morris "Moe" Berg, buscando científicos atómicos alemanes, es válido que le dieran un poco de acción y romance, para mantener la atención del público, aunque el romance resultó tan insulso, como emocionantes fueron las escenas de acción.  Bueno, fue la primera actuación en Hollywood de la recién llegada actriz y cantante alemana Lili Palmer, a quien debían darle la oportunidad de lucirse nada menos que con Gary Cooper.

Lamentablemente lo que pudo ser la escena que haría de la película un clásico, fue censurada por el gobierno.  La película termina con los dos científicos viajando a EEUU, mientras Gina se queda peleando en la Resistencia.  La escena final con la hélice del avión girando, hace recordar el final de otro clásico del cine: Casablanca.

La escena cortada mostraba el vuelo de regreso, con Cooper y un agente de la OSS que deben atender al profesor Polda porque le da un infarto.  Antes de morir nombra varios lugares secretos donde los alemanes construyen la bomba atómica y al no poder seguir hablando, saca una foto del último laboratorio ubicado en un castillo.  En las oficinas de la OSS, expertos analizan la foto y un comando Aliado con cientos de tropas, acompañadas por Gary Cooper, son enviados para asaltar el castillo en las montañas Hartz, pero cuando ingresan, el lugar ya ha sido abandonado.  En una conversación especulan que el laboratorio podría haber sido trasladado a España o Argentina.  La escena finaliza con Cooper y un joven paracaidista que sufre de melancolía recordando su hogar, conversando bajo el cielo azul y pájaros trinando.


Publicado: 04 abril/2004