Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

El Telegrama de Goering a Hitler (23-5-1945)

El día 23 de abril de 1944, Herman Goering le envió a Hitler un telegrama mediante el cual le informaba que esperaría hasta las 22:00 horas de ese día por una respuesta, pero que en caso que no llegara, asumiría que el Fuhrer se encontraba incapacitado para responder y por tanto él asumiría la jefactura del Estado.

Antes, el 26 de junio de 1941, Hitler había emitido un decreto secreto mediante el cual designaba como su sucesor a Herman Goering en caso de que falleciera.  También lo designaba como su representante en caso de incapacidad, secuestro o desaparición.

En abril de 1945, Herman Goering se trasladó al sur de Alemania, mientras Hitler permanecía en Berlín junto con Goebbels y su secretario personal Martin Borman.

El telegrama procedente de Obersalsberg en Baviera, fue recibido por Martin Borman quien se lo presentó a HItler.  El Fuehrer estalló en furia e inmediatamente mandó detener a Goering acusándolo de traición y designó como sus sucesor a Karl Doenitz.

Telegrama de Herman Goering a Hitler

Mein Führer

El General Koller me dio una sesión informativa basada en comunicaciones suministradas por el Coronel General Jodl y el General Christian, según la cual Usted refirió ciertas decisiones tomadas en relación conmigo, y subrayó que en caso de que fuera necesario entrar en negociaciones, yo estaría en mejor posición que Usted en Berlín.  Esa posibilidad ha sido tan sorprendente y grave para mí que me siento obligado a asumir que, si no hay respuesta hasta las 22:00 horas, Usted ha perdido su libertad de acción.  Siendo así asumiré que las condiciones de su decisión han sido satisfechas y tomaré acciones en beneficio de la población y de la patria.   Usted sabe que no puedo expresar con palabras cuáles son mis sentimientos hacia Usted en estas las horas más difíciles de mi existencia.  Dios lo bendiga a Usted y espero que le permita llegar pronto aquí.

Su fiel servidor Hermann Göring

En julio de 1945, después que las tropas soviéticas ocuparon el búnker de la Cancillería y asegurada la capital del Reich, el Captain Benjamin M. Bradin, del Ejército de Estados Unidos, encontró en el búnker, la copia al carbón del telegrama en formato de la Inteligencia Naval con sello de "SECRETO", recibido por Hitler y que fue después analizado por el profesor de historia Robert W. Rieke del Colegio Militar de Carolina del Sur.


Publicado: 15 julio/2015