Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Noticia del atentado contra Hitler en Londres
(26-7-1944)

La primera noticia del atentado del 20 de julio de 1944, llegó a Londres mediante una declaración hecha por radio por el Ministro de Propaganda del Reich Goebbels.   La prensa londinense publicó así la reformulada declaración el día 26:

Noticia atentado 20-7-1944

GOEBBELS NARRA HISTORIA DEL COMPLOT CONTRA HITLER

Londres, 26 de julio. — En un mensaje difundido esta noche en lo que se describió como un relato completo del atentado contra la vida de Hitler, Goebbels dijo que dos de sus colegas ministeriales estaban presentes en su oficina en Berlín cuando, al mediodía del 20 de julio, fue informado por teléfono desde el cuartel general del Fuehrer sobre un cobarde atentado contra el Fuehrer y sus colaboradores militares.

A las 3 P.M. el asesino, Conde Stauffenberg, llegó en el avión de correo de Berlín diseminando un informe falso de que el Führer había sido asesinado y que el camino estaba, por lo tanto, abierto para que la camarilla de traidores actuara. Bajo el pretexto de que representaba al nuevo gobierno del Reich, emitieron órdenes desde el Bendlerstrasse (la sede del Ministerio de Guerra y del Alto Mando Militar), por medio de ciertos canales de comunicación que estuvieron a su disposición durante cierto tiempo. Ordenaron a los destacamentos de guardia de Berlín ocupar todos los edificios gubernamentales.

"Se olvidaron de que la guardia de Berlín estaba compuesta por celosos Nacional-Socialistas. Su comandante Rehmers, vino a mí. Así, pasó el momento crítico. Desde mi escritorio, que está conectado con el Führer, Rehmers fue puesto en contacto con Herr Hitler, quien inmediatamente le dio órdenes claras e inequívocas.

"La orden fue terminante, arrestar a la camarilla de traidores y aplastarlos de una vez. Con la guardia formada en mi jardín Rehmers me pidió que les dijera unas palabras. Nunca olvidaré el horror y la indignación en sus rostros. Los oficiales y soldados sacaron sus pistolas automáticas y fusiles, cargaron y salieron corriendo. Al mismo tiempo, los comandantes en otros lugares recibieron sus órdenes."

Goebbels dijo que el grupo de traidores fueron arrestados sin un disparo. Fueron juzgados por una Corte Marcial en el acto y ejecutados en el patio.

Él describió al Conde Stauffenberg como quien manejaba los hilos políticos. El comandante en jefe electo era un coronel general que había sido expulsado de las fuerzas armadas debido a su retirada cobarde en el frente oriental.
Goebbels, quien dijo que acababa de regresar de una visita al Cuartel General del Fuehrer, declaró que el Conde Stauffenberg obtuvo acceso a la sala donde estaba el Fuehrer en conferencia, bajo el pretexto de que tenía que rendir un informe. Llevaba el explosivo en un maletín que puso a los pies del Fuehrer. Hubo sólo un punto en la habitación que no fue tocada por la explosión — el lugar donde se encontraba el Fuehrer. Todos los demás volaron fuera de las ventanas con sus uniformes hechos girones.

Goebbels dijo que las lesiones de Hitler ya fueron publicadas y concluyó un largo pasaje sobre "enfrentar un infierno de dificultades, pesadas cargas y peligros hasta que podamos volver a respirar libremente". Destacó la necesidad de que se hiciera el máximo uso de mano de obra y declaró que la guerra total se había convertido en una realidad.

"No hay duda que será triunfaron. Debemos o todo estará perdido". Otro informe dice 'piezas de los muebles fueron lanzadas fuera de las ventanas y los uniformes rasgados en hilachas'.

Goebbels dijo que el Partido Nacional Socialista sería el poder moviéndose detrás de la conversión entera de la máquina de guerra alemana. Alemania, teniendo en cuenta la superioridad técnica temporal de los aliados, debe, en algún sentido, comenzar desde el principio. Se estaban preparando nuevas armas que pronto estarían en uso.

"Por lo tanto, no sólo estaremos equiparados con el enemigo, que enfrentó lo mejor de nosotros en diferentes ámbitos de armamento, sino que hasta los superaremos.

Los desarrollos avanzando ahora están más allá de la etapa experimental. Ya hemos entrado en el proceso de fabricación. Recientemente he visto armas alemanas que hicieron que mi corazón latiera más rápido, incluso, por un momento dejó de latir. Lo que importa ahora es poner en producción, lo que ha sido inventado.

"Siempre he mantenido que una decisión no puede ser ganada sólo por medios técnicos. Necesitamos también corazones fuertes, bien preparados para lanzarnos contra ellos."

Goebbels dijo también que Himmler tenía la tarea de enviar inmediatamente un gran ejército de reservas desde Alemania hacia el frente y llamar a nuevos reclutas como refuerzos para las tropas enviadas al frente.

 (Texto en Inglés)

GOEBBELS TELLS STORY OF HITLER PLOT

LONDON, July 26.— Broadcasting to-night on what he described as a full account of the attempt on Hitler's life, Goebbels said that two of his ministerial colleagues were present at his office in Berlin when, at noon on July 20, he was informed by telephone from the Fuehrer's headquarters of a dastardly attempt on the Fuehrer and his military collaborators.

At 3 p.m. the assassin, Count Stauffenberg, arrived by courier plane in Berlin where he spread a false report that the Fuehrer had been killed and that the way was, therefore, open for the treacherous clique to act. Under the pretext that they were the new government of the Reich, they issued orders from the Bendlerstrasse (the headquarters of the War Minister and High Command), by means of certain channels of communication which were at their disposal for a certain time. They ordered Berlin guard detachments to occupy all government buildings.

"They forgot the Berlin guard was composed of fanatical National-Socialists. Its commander Rehmers, came to me. Thus, the critical hour was over. From my desk, which is connected with the Fuehrer, Rehmers was put through to Herr Hitler, who immediately gave him clear and unambiguous orders.

"An order went out seize the clique of traitors smash them at once. The guard assembled in my garden and Rehmers asked me to speak a few words. I will never forget the horror and indignation in their faces. Officers and soldiers took out their automatic pistols and rifles, loaded them, and rushed out. In the mean time, commanders elsewhere received orders."

Goebbels said the group of traitors were overcome without a shot being fired. They were tried by court-martial on the spot and executed in the courtyard.

He described Count Stauffenberg as the political wirepuller. The commander-in-chief elect was a colonel-general who had been thrown out from the Wehrmacht owing to his cowardly retreat on the Eastern Front.
Goebbels, who said he had just returned from a visit to the Fuehrer's headquarters, stated Count Stauffenberg gained access to the room where the Fuehrer was in conference, under the pretext that he had to make a report. He carried the explosive in an attache case which he pushed to the very feet of the Fuehrer. There was only one spot in the room untouched by the explosion— the spot where the Fuehrer stood. Everyone else was blown out of the windows and their uniforms torn to shreds.

Goebbels gave Hitler's injuries as already published, and concluded a long passage about facing 'this hell of difficulties, burdens and dangers until we can breathe freely again'. He stressed the need for the fullest use of manpower, and declared the total war had become a reality.

"There is no doubt we shall succed. We must or all will be lost." Another report says 'parts of the furniture were thrown out of windows and uniforms torn to threds.'

Goebbels said tbe National-Socialist Party would be the moving power behind the whole conversion of the German war machine. Germany, in view of the Allies' temporary technical superiority, must, in some respect, restart from the beginning. New weapons were being prepared which would shortly go into use.

'Thus, we will not only have caught up with the enemy, who had the better of us in different fields of armament, but will have even overtaken, him.

The developments now progressing are beyond the experimental stage. We have already entered the process of manufacture. I have recently seen German weapons which made my heart beat faster, even, for a moment cease beating. What matters now is to get into production what has been invented.

"I have always maintained a decision cannot be gained by technical means alone. We need also stout hearts, in readiness to throw in all."

Goebbels also said Himmler had the task of immediately sending large army reserves from Germany to the front, and calling up new drafts as reinforcements for the troops sent to the front.


Publicado: 04 setiembre/2014