Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Plan Morgenthau

El Plan Morgenthau o más exactamente el "Treasury Plan for the Treatment of Germany" (Plan del Tesoro para el Tratamiento de Alemania) como oficialmente se llamó, fue redactado por Harry Dexter White asistente del Secretario del Tesoro Henry R. Morgenthau Jr.  El General George C. Marshall le informó a Eisenhower que el Secretario del Tesoro Morgenthau, asesor de Roosevelt, haría una visita a Europa para analizar el problema monetario en Francia.  Eisenhower no estaba de acuerdo con esa visita al frente de guerra, pues sólo causaría distracciones innecesarias en los mandos militares en un momento en que apenas una franja del continente estaba en manos de los Aliados.  Pero, no valían las protestas, Morgenthau hizo la visita al Comandante Supremo Aliado en Normandía y luego viajó a Londres para entrevistarse con el Primer Ministro Sir Winston Churchill.

Click para ampliar
(Click para ampliar)
Propuesta de división de Alemania

Directiva 1067

La inmediata consecuencia de esas visitas fue la Directiva No. 1067 del Estado Mayor Conjunto Aliado, que le hicieron llegar a Eisenhower de manera expedita con los principales puntos del Plan Morgenthau que se resumían en lo siguiente:

  • Desarme inmediato y completo de Alemania.
  • Eliminación de la educación alemana hasta que se diseñara un nuevo modelo.
  • Control internacional de la economía alemana por 20 años.
  • Desmantelamiento o destrucción de toda la industria alemana en el Ruhr incluyendo las plantas de energía.
  • Descentralización política con la creación de un sistema federal.
  • Partición de Alemania en dos Estados al norte y al sur, más una zona internacional en el Sarre y la cuenca del Ruhr, la costa norte y el canal de Kiel.
  • Escisión de los territorios de Prusia Oriental y la Alta Silesia a Polonia, transferencia del Sarre y el borde de la región del Rin y el Mosa a Francia.
  • Ninguna reparación proveniente de la producción, sino desmantelamiento y enajenación de los bienes alemanes en todo el mundo, transferencia de territorios y de mano de obra alemana obligatoria a los países vencedores.
  • Castigo a los acusados por crímenes de guerra sin mediar investigación.
Morgenthau

Morgenthau en el frente europeo.

"... que los alemanes se cocinen en su propia salsa"

El Plan Morgenthau en esencia promovía el "lavado de cerebro" de los alemanes, destrucción y desmantelamiento de la industria y transformación de Alemania en un país artesanal agropecuario sin posibilidad de ningún tipo de desarrolló industrial.  Con el desmantelamiento de la industria, para ser enviada a Gran Bretaña, se le ayudaba a los británicos a reanudar sus exportaciones obteniendo ingresos que mejoraran la devaluada economía inglesa, en pocas palabras, era lo mismo que ordenó hacer Stalin en el este. 

Adicionalmente se incluían órdenes para eliminar a los sospechosos de haber cometido crímenes de guerra después de una simple identificación, sin investigación.  En cuanto a la población alemana, calificada de paranoica por Eisenhower, dijo el general que, "la mejor cura es dejar que los alemanes se cocinen en su propia salsa ('stew in its own juice (SIC))'.

Según dijo Morgenthau, el General Eisenhower más tarde manifestó que "no se le debe permitir al pueblo alemán escapar nunca del sentimiento personal de culpa", cosa que lograron y que se mantiene hasta el presente y que no ocurrió en el Japón.  Tiempo después Morgenthau manifestó, que fue Eisenhower quien le instiló la idea de un tratamiento implacable contra los alemanes.  Posteriormente Eisenhower negó todo eso, aduciendo no recordar nada de lo conversado en aquella oportunidad.

¿Otro Katyn de Stalin?

Entre junio y julio de 1944, Roosevelt en compañía de otros políticos, comenzaron a elaborar los lineamientos que serían aplicados a Alemania y a los alemanes después de la guerra.  El 7 de junio de 1944 mientras Roosevelt atendía la visita del Primer Ministro polaco en el exilio, Stanislaw Mikolajczyk, en la Casa Blanca, le comunicó los planes de Stalin para asesinar a 50.000 oficiales alemanes.  Con los ojos desorbitados, Mikolajczyk no pudo evitar recordar el asesinato de miles de oficiales polacos en Katyn ordenada por Stalin en 1940.  Antes Churchill había tratado de persuadir a Stalin de llevar a cabo la eliminación de los oficiales alemanes, pero ante su consternación, Stalin insistió en que lo haría mediante "juicios justos".

Las intenciones de Eisenhower eran similares, pues conversando con Lord Halifax el 10 de julio de 1944 le dijo, que él pensaba que los líderes enemigos debían ser "eliminados mientras trataran de escapar ('shot while trying to escape' (SIC)), porque la prisión no es suficiente para los 3500 oficiales alemanes de Estado Mayor".  En un diario del Teniente Comandante Harry C. Butcher, ayudante naval de Eisenhower se lee "Hay consenso en que la exterminación debe ser dejada a la naturaleza si a los rusos se les da mano libre".  Continúa diciendo que Eisenhower replicó "¿Por qué sólo a los rusos?", corroborando la manera de pensar del Estado Mayor Aliado.

... que los rusos hagan el trabajo sucio.

Henry L. Stimson Secretario de Guerra, pensaba que sería mejor dejar que los británicos ocuparan el norte de Alemania, "porque era allá donde se harían las mayores liquidaciones".  Dijo también en su diario "... levantaría repercusiones que mancharían nuestras páginas en la historia, si nosotros correcta o incorrectamente, aparecemos como responsables".  Con la ocupación del sur de Alemania por EEUU, se dejaría "que los rusos hagan el trabajo sucio, sin que aparezca como nuestra, la paternidad de la idea." Stimson escribió en su diario, después de discutir el tema del castigo a Hitler, la Gestapo y las SS, con el General Marshall:  "Encuentro que hay una atmósfera enrarecida por resentimientos personales contra toda la población alemana, independientemente de la culpabilidad individual de los Nazis."

Los sueños de Lord Cherwell

El plan presentado por Morgenthau fue recibido de manera muy entusiasta en Londres por Lord Cherwell, Profesor Friedrich A. Lindemannun, siniestra figura de origen alemán y asesor de Churchill en asuntos estratégicos, económicos y científicos; encargado de presentarle de manera fácil y en pocas palabras, cualquier asunto complicado, para que fuera fácilmente digerido por el Primer Ministro.

Lord Cherwell, se encargó de forzar la aplicación del plan durante la Conferencia de Quebec del el 15 de setiembre de 1944 donde se reunieron Churchill y Roosevelt.  Ese era el precio que Churchill y Cherwell estaban dispuestos a pagar a cambio de un paquete de concesiones estadounidenses a los británicos sobre las cuales Morgenthau tenía control y poder de decisión.  Entre esas concesiones se encontraban, la aprobación de la ayuda para una segunda fase de la Ley de Prestamos y Arriendos al Imperio Británico después de la guerra; el apoyo en cuestiones militares incluyendo el control estratégico de la bomba atómica de manera conjunta con Estados Unidos, acuerdo que fue firmado en Hyde Park el 18 de setiembre de 1944; y la participación de Gran Bretaña en la guerra en el Pacífico, pretendiendo mantener, después de la guerra, la presencia británica en las colonias del sudeste asiático.

En resumen, el Secretario del Tesoro Harry Dexter White pretendía con el "Treasury Plan for the Treatment of Germany" y con el poder y la influencia de Morgenthau, destruir a la única nación capaz de contener las ambiciones de Stalin en Europa Occidental, con la venia de Roosevelt y Churchill, quienes dieron el visto bueno a los objetivos del plan, aunque no a su aplicación, el 15 de setiembre de 1944.

El plan era totalmente incoherente, disparatado y pretendía desaparecer al único país europeo capaz de contener las ambiciones soviéticas.   Desde Moscú, Stalin no cesaba en presionar a Roosevelt para que fuera implacable con los alemanes.  La propuesta de Morgenthau fue sufriendo modificaciones mediante una serie de anotaciones hechas por diferentes funcionarios del círculo íntimo de Roosevelt, pero en vez de convertir el plan en un proyecto saludable para el futuro de Europa, más bien se endurecía con modificaciones alentadas por una venganza que en el fondo, respondían más a sentimientos personales de los proponentes, que a intereses de Estado.

"Plan Baruch"

Bernard M. Baruch, otro consejero económico de Roosevelt que hizo fortuna en Wall Street, preparó un plan de desmembramiento de Alemania en cinco estados autónomos: Prusia; Hannover y Noroeste alemán; Sajonia; Hesse y Renania del Sur; Baviera, Badén y Wurtemberg.  Este proyecto se consideró viable desde Yalta hasta la conferencia de Potsdam; pero después, se abandonó sin más.  Entretanto ciertos agentes del Departamento de Estado, especialmente el Fiscal General Frank Murphy, desde la Corte Suprema de Justicia, alentaron la acción de los monárquicos y autonomistas bávaros, que fueron sacrificados ipso facto después de la Conferencia de Potsdam.

Protestas contra el Plan Morgenthau

El Plan Morgenthau con sus innumerables modificaciones, que lo hacía más incoherente aún, causó inmediatas reacciones.  Henry L. Stimson Secretario de Guerra hizo anotaciones de tipo semítico en su diario, Anthony Eden el Ministro de Asuntos Exteriores británico y después Primer Ministro, desautorizó el lobby montado por Lord Cherwell en Londres, incluyendo una frase impertinente "These ex-Germans, seem to wish to wash away their ancestry in a bath of hate" (esos ex alemanes parece que quieren borrar sus raíces ancestrales con un baño de odio).  Muchos otros políticos británicos de manera airada demandaron saber si Churchill había realmente firmado ese infame documento.  

En Estados Unidos, el Plan Morgenthau se filtró a la prensa y Cordell Hull manifestó su completo desacuerdo con medidas de esa naturaleza.   Pero, aunque hubo apoyo en algunos sectores, la oposición fue tan fuerte que la campaña presidencial de Roosevelt comenzó a peligrar obligando al presidente a desligarse del plan, sacándolo de la agenda y dejando solos a Dexter y Morgenthau.

Goebbels: Guerra Total

La Inteligencia Alemana, de alguna manera conoció el contenido del plan y el Doctor Goebbels capitalizó la noticia con el resultado que varias decenas de miles de soldados Aliados más, perdieron la vida al declarar la Guerra Total, en vez de llevar adelante un proyecto de capitulación condicionada.  Con el Plan Morgenthau y la Rendición Incondicional, pretendían los Aliados convertir a Alemania en un campo de pastoreo y agricultores artesanales o como dijo Goebbels "quieren ver a Alemania convertida en un campo de patatas."

Regresa la cordura

En Estados Unidos el candidato opositor a Roosevelt en la campaña presidencial, Thomas Dewey, declaró: "El Plan Morgenthau es tan bueno como diez nuevas divisiones alemanas."  Henry Morgenthau acudió al apoyo de sus amigos secretarios de gobierno, para que lo apoyaran.  Llamó a Henry Stimson urgiéndole a que hiciera algo pronto, pero el Secretario de Guerra estaba muy ocupado tratando de sacar ileso a Roosevelt de otros escándalos hechos públicos en plena campaña de reelección.  Los demás se excusaron de una manera u otra.

Renuncia de Morgenthau

Morgenthau permaneció como Secretario del Tesoro hasta la muerte de Roosevelt, cuando renunció en julio de 1945 y fue reemplazado por Fred Voinston, protegido de Truman.  Morgenthau se retiró de la vida política, regresando a Nueva York.  El Plan Morgenthau fue desechado por la administración de Truman y quien sabe, si también fue una de las causas de que Churchill fuera reemplazado como Primer Ministro.

Plan Marshall

El Plan Morgenthau habría dejado después de la guerra, en apenas dos años, al borde de la muerte y la inanición a 10 millones de alemanes, los que se sumarían al millón de muertos por los bombardeos de exterminación que para entonces estaban ocurriendo y los 3 millones de civiles alemanes y soldados desarmados asesinados durante su expulsión de los territorios alemanes del este por el Ejército Rojo.  Terminada la guerra, el Plan Morgenthau fue reemplazado por el Plan Marshall en lo económico, pero la venganza continuaría presente durante los juicios de Nuremberg, Tokio y Moscú, hasta que la Guerra Fría hizo cambiar el odio a los alemanes, por el odio a los soviéticos, con la esperanza que si ocurría la guerra contra la Unión Soviética, serían los mismos soldados alemanes quienes combatirían a los soviéticos junto a los Aliados occidentales.

Debido a las múltiples enmiendas del documento original, es difícil saber cuál podría haber sido es el contenido real del Plan Morgenthau, excepto en su esencia que se mantuvo intocable.  Los originales con las múltiples modificaciones permanecieron en secreto durante decenas de años.

En junio de 1946, la representación de EEUU en la ONU, puso a consideración del pleno el "Plan Baruch" sobre el control internacional sobre la energía atómica.  Eran las intenciones de Washington conservar y aprovechar el monopolio nuclear en su propio beneficio.  El Plan Baruch preveía un castigo atómico de parte de EEUU contra cualquier estado que osara utilizar o siquiera poseer armas nucleares.  Esperaba Estados Unidos que las Naciones Unidas aprobaran y bendijeran toda acción punitiva atómica ordenada desde la capital estadounidense.


LIBRO

The Morgenthau Plan: Soviet Influence on American Postwar Policy por John Dietrich

Edith Piaf
Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 2 setiembre/2006

Comentarios

comments powered by Disqus