Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Situación de Memel (1939)

A partir de la terminación de la Primera Guerra Mundial, Europa quedó plagada de problemas, la mayoría de los cuales fueron ocasionados por decisiones políticas apresuradas tomadas por los vencedores y que pronto se convirtieron en casos sin solución y que presagiaban los conflictos que pronto comenzaron a surgir en todo el continente, en especial a partir de 1935.

Memel 1929

Puerto de Memel en 1929

Uno de esos problemas era el de Memel, ciudad portuaria en al boca del río Niemen que desemboca en el Mar Báltico, que en el año decisivo de 1939 hizo explosión.  En 1919, el Tratado de Versalles separó Memel de la Prusia Oriental, territorio que siempre fue alemán.   Originalmente, el objeto de la separación fue convertir la ciudad de Memel y toda su región rural en una especie de zona libre, gobernada y administrada por la Sociedad de Naciones con el ingenioso nombre de "Memelland"  (Memelandia) y quedó escindida de Alemania sin plebiscito ni consultas a la población.  Así subsistió hasta que, en 1923, aprovechando la ocupación del Ruhr, el gobierno de Lituania acosado por Rusia por un lado y Polonia por el otro, ante el arrebato de su capital Vilma por los polacos, cobró revancha apoderándose de la región de Memel.  En 1925, más del 50% de la población rural de Memel era de origen lituano, pero la población citadina era de extracción alemana.

Memel se había regido, desde 1923 hasta marzo de 1939, por una especie de Convención, aprobada por la Liga de Naciones en Ginebra, y de cuya integridad eran garantes, entre otras potencias, Inglaterra, Francia y Polonia.  Como representantes de la Liga de Naciones existían unas escasas fuerzas francesas que mantenían la autoridad a nombre de la Liga. Los franceses se vieron imposibilitados de mantener el orden en la región y se retiraron.  La represión contra el movimiento pangermanista en Memel alcanzó sus caracteres más graves en 1934, cuando 12 alemanes residentes en la región fueron arrestados bajo acusación de organizar un complot para unir de nuevo Memel al Reich, y cuatro de ellos fueron condenados a muerte.  Pero la sentencia no llegó a cumplirse.

Lituania, sintió la presión de la Sociedad de Naciones y para evitar que fuera sancionada y que la comunidad internacional aceptara el hecho consumado decidió comprometerse a conceder a toda la región ocupada un régimen autónomo.

Memel 1939

En 1939, unidades de la Kriegsmarine entran en Memel ante el beneplácito de la población, que los recibe como liberadores.

La influencia alemana era muy grande alcanzando los partidarios del Nacionalsocialismo alemán, 26 de los 29 escaños en el consejo local.  En 1938, los judíos de memel comenzaron a emigrar masivamente.  Lituania no podía defenderse y menos defender a Memel y la región de Klaipeda de Alemania que luego de la anexión de Austria, los Sudetes y de los territorios de Bohemia y Moravia, el 23 de marzo de 1939, obligó a Lituania a devolverle los territorios de Memel. 

La ocupación fue incruenta para beneplácirto de los habitantes de Memel y la Kriegsmarine no tuvo la necesidad de realizar el desembarco anfibio previsto para tomar la ciudad por la fuerza.  En lugar de eso, desembarcó Adolf Hitler, siendo recibido en medio de grandes ovaciones.

Hitler en memel 1939

Ovacionado por la población Hitler entra a Memel.   La pancarta dice: "Esta tierra será alemana por siempre".

Durante la guerra, desde 1941 hasta 1945, los habitantes de Klaipeda sobrellevaron la contienda, pero a partir de enero de 1945, la presión del Ejército Rojo obligó a los ciudadanos alemanes a huir hacia el oeste, en una apresurada evacuación que comenzó en octubre de 1944.  Memel fue capturada por los soviéticos el 28 de enero de 1945 e "independizada" como parte de la República Soviética de Lituania y en 1947 fue rebautizada como Klaipeda.


Publicado: 30 junio/2005