Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Base Naval de Guantánamo

En 1903, después de comprobar la utilidad militar durante la guerra Hispano-Americana, Estados Unidos arrendó a Cuba la zona donde construyó la Base Naval de Guantánamo y la Base de Bahía Honda.  No se conocen bien, cuáles fueron los términos en que se firmaron los documentos entre los dos países, excepto porque se sabe que fueron dos acuerdos y un tratado y que el canon de arrendamiento anual quedó fijado en 2.000 dólares en oro; curiosamente, en 1936 se supo, que la base naval no tenía una copia de esos documentos.

Base Naval de Guantánamo

Para que Cuba pudiera expropiar las tierras de sus legítimos dueños, Estados Unidos adelantó parte del arrendamiento anual, de manera que las tierras estuvieran saneadas y no surgieran problemas posteriores sobre el derecho de propiedad.  Las delimitaciones físicas fueron hechas y mantenidas por Estados Unidos, quien corrió con los gastos de los estudios topográficos necesarios para ese fin.

El primer acuerdo fue firmado por el Presidente Estrada Palma, el 16 de febrero de 1903 y por el Presidente Theodore Roosevelt, el 23 de febrero de ese mismo año.  Mediante ese acuerdo, Estados Unidos tomaba posesión de Guantánamo y Bahía Honda incluyendo las aguas y los alrededores en tierra firme.   Bahía Honda fue abandonada después de nueve años de uso.   Guantánamo tenía 19.621 acres de terreno y 9.196 de aguas en la bahía con un total de 45 millas cuadradas (116,54 km²) de mar y tierra.  Además el acuerdo le otorgaba a Estados Unidos el derecho sobre los alrededores, tanto en el mar, hasta 3 millas de la costa, como en tierra.  Estados Unidos tenía también completo derechos jurisdiccionales y de control sobre el área.  Sin embargo reconocía la soberanía de Cuba sobre la zona arrendada.

La única restricción que tenía Estados Unidos era que Guantánamo y Bahía Honda sólo podían ser usadas como bases militares y que los barcos que entraban o salían de Cuba, tenían derecho al libre paso por las aguas arrendadas.

El 29 de mayo de 1934 se firmó el segundo tratado, que le otorgaba a Estados Unidos el derecho sobre Guantánamo a perpetuidad y cuya disolución sólo podía ocurrir si Estados Unidos decidía abandonar la zona arrendada o por mutuo acuerdo entre ambas naciones.  Con este acuerdo, quedaba eliminada la Enmienda Platt que le daba derecho a Estados Unidos a intervenir en Cuba.   De esa forma también, Estados Unidos ejercía el derecho de uso a perpetuidad de Guantánamo, aceptando que se trata de territorio soberano de Cuba.

Desde antes de la Segunda Guerra Mundial, la base fue ampliada y remodelada.   En 1938 fue construido un campo aéreo para aviones controlados por radio (Proyecto DOG) y una base de hidroaviones de patrulla.  En 1940, ante la posibilidad de que Estados Unidos entrara en guerra, construyeron la base aeronaval, expandieron la base naval y reforzaron la base de hidroaviones.

El agua potable era un problema en 1903 y se resolvió mediante el transporte por medio de una línea de ferrocarril.  Esto hacía que el agua fuera un producto muy costoso y para resolver el problema, en 1938, decidieron licitar una concesión para instalar un acueducto, pozos de distribución y plantas de bombeo.  El costo del agua fue renegociado y pasó de $3.25 por 1000 galones a $3.12 por 1000 galones.  En plena guerra mundial la Marina construyó nuevas estaciones de bombeo para el acarreo del agua y aumentó el número de depósitos.   También fueron modernizadas las facilidades de radiocomunicaciones y las facilidades médicas.  En 1964, Cuba cortó el suministro de agua a Guantánamo, servicio que fue reemplazado por una planta desalinizadora de agua.

El 20 de febrero de 1939, Roosevelt visitó la base de Guantánamo y luego en 1940 repitió la visita, aunque no bajó a tierra en esa oportunidad, debido a su mal estado de salud.  Poco después el gobierno le asignó a la base, una partida de 5 millones de dólares para su remodelación, presupuesto que luego fue aumentado hasta alcanzar la cifra de 34 millones de dólares.

Entre 1940 y 1943 en la base trabajaban 9 mil contratistas civiles y 4000 empleados del gobierno, pero en 1941, cuando Estados Unidos declaró la guerra al Eje, fueron evacuadas las familias de todo el personal civil y militar.

Durante los años de guerra, la Base Naval de Guantánamo jugó un importante papel para la defensa de Estados Unidos contra los submarinos alemanes en el Caribe. Guantánamo era la principal base de defensa de Florida y Texas. Diariamente y a toda hora botes PT, fragatas, destructores e hidroaviones Catalina patrullaban las aguas del Atlántico que sirven de ingreso al Caribe.  También servía como base de reparaciones gracias a sus diques flotantes.


Publicado: 29 julio/2004