Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Gobierno del Imperio de Japón hasta 1945

De acuerdo con la Constitución Imperial de 1889, o Constitución Meiji, basada en el modelo prusiano, que rigió en Japón hasta 1947,

"El Imperio del Japón es regido y gobernado hasta el fin de los tiempos, por la línea dinástica de los emperadores..." 
"El Emperador es sagrado e invulnerable..." 
"El Emperador tiene el comando del Ejército y de la Marina..."
"El Emperador declara las guerras, hace las paces y concluye los tratados..."

En consecuencia, el Emperador (Tennō) era el Estado, la suprema autoridad temporal y espiritual en un régimen monárquico absolutista

"El Emperador es al mismo tiempo el divino descendiente de Amaterasu, la Diosa del Sol, gobierna sobre la Tierra, es el padre de la familia japonesa y el predestinado salvador del mundo."

Hiroito Showa

Emperador Hiroito Showa

El Emperador de Japón tenía pues el derecho a ejercer la autoridad ejecutiva y a nombrar y destituir a todos los funcionarios del gobierno.  El emperador también tenía el derecho exclusivo para hacer la guerra, hacer la paz, concertar tratados, disolver la Cámara Baja de la Dieta (parlamento), y dictar ordenanzas imperiales para reemplazar las leyes cuando la Dieta no estaba en sesión. 

Aunque por mandato constitucional el comando del Ejército y de la Armada Imperial estaban directamente bajo su mando y no de la Dieta, en la práctica era el Primer Ministro el que ejercía el control sobre las Fuerzas Armadas. 

La Constitución Meiji preveía un Gabinete, compuesto por ministros de Estado que respondía al Emperador en lugar de la Dieta, y establecía el Consejo Privado Imperial.

Existía un poder judicial independiente, pero que no tenía claramente definidas sus funciones y las hacía en base a mandatos constitucionales que muchas veces resultaban contradictorios. 

En la práctica, el Emperador actuaba bajo las recomendaciones de sus asesores, pero siendo invulnerable no podía ser culpado por los errores que se podían cometer.  La responsabilidad de una orden o edicto imperial recaía en el funcionario que la firmaba conjuntamente con el Emperador.  Las autoridades de gobierno y los políticos usaban su libre interpretación en cuanto a que la Constitución Meiji podía ser usada para justificar medidas autoritarias o liberalmente democráticas. 

Por ello, ocurrían luchas de poder detrás de bambalinas entre las facciones políticas, no obstante, los acuerdos finales se presentaban a la nación como decisiones unánimes del gobierno imperial. 

Los poderosos eran, el primer ministro, los ministros de la casa imperial, los miembros del consejo real y del gabinete, los más altos oficiales de las fuerzas armadas, los venerables ancianos ex funcionarios públicos de alta jerarquía y en menor grado los poderosos capitalistas.

Debajo del Emperador había tres formas sociales de control: religioso, civil y militar.  En lo religioso había un consejo compuesto por los sacerdotes de los templos nacionales y los representantes de los sacerdotes de los templos locales. 

El gobierno civil estaba bajo el mando del gabinete y del primer ministro.  El gabinete discutía todos los Asuntos de Estado en sesiones secretas o de manera conjunta con los ministros de la casa imperial, cuyos miembros eran nombrados de por vida por el Emperador.  Estos dos poderes eran quienes en realidad gobernaban el Japón.  No importaba lo discrepantes que podían ser las opiniones de los miembros del gabinete, las resoluciones siempre se presentaban como consensuadas.  El Primer Ministro, como cabeza del Gabinete, aceptaba la responsabilidad de las acciones de gobierno.

Hideki Tojo

Primer Ministro General Hideki Tojo - 1941

El Gabinete estaba compuesto por los ministros de asuntos extranjeros, guerra, marina, asuntos internos, educación, justicia, finanzas, agricultura y comercio, transporte, posesiones de ultramar, industria y municiones, bienestar público.  Dependían del Ministerio de Asuntos Internos, la Policía y las cuatro gobernaciones prefecturales.  Del Ministerio de Justicia dependían la Corte Suprema y la Judicatura.

Debajo del Gabinete venía la Dieta, compuesta por la Casa de los Pares y la Casa de los Representantes (evidente influencia británica) que eran elegidos por los ciudadanos varones mayores de 25 años.  La función principal de la Dieta era pasar las leyes y servir como portavoces de la opinión pública, pero en ambos casos su poder era limitado.

El Supremo Consejo Militar, que dependía directamente del Emperador, estaba compuesto por el Consejo de Mariscales de Campo y de los Almirantes de Flota, Generales en Jefe, Inspector General de Entrenamiento y los Ministros de Guerra y Marina.

La Constitución no hacía ninguna referencia al Genro o Consejo Real, compuesto por un gabinete con un Presidente, un vicepresidente y 24 consejeros.  El Genro era el círculo íntimo de asesores del Emperador y ejercía una influencia considerable en las decisiones de Estado.

Al Emperador también lo asistían los nobles Ministros de la Casa Real, un Lord Guardián del Sello Real y el Gran Chambelán o Camarlengo, Ministro de la Casa Imperial, obviamente influencia del sistema británico.

Una de las razones del poder de los militares en el Japón era el acceso directo que tenían sus máximos líderes al Emperador, quien era su Comandante en Jefe.  Estos altos jefes tenían también autoridad especial en el gabinete y por medio de su supremo comandante, podía asesorar al Emperador no sólo en asuntos militares sino también civiles.  Debajo de esos grupos de alto nivel, las funciones de gobierno eran ejecutadas por los servidores públicos de un enorme aparato estatal.  El gobierno nacional desde Edo (Tokio) ejercía una vigilancia estrecha sobre todas las ciudades y pueblos, sin embargo todos poseían un cierto grado de auto gobierno.

Cada prefectura tenía su propia asamblea, las ciudades tenían sus alcaldes electos por la Asamblea de la ciudad, los pueblos y villas tenían también sus consejales elegidos por el pueblo.  Como la sociedad japonesa cree en la importancia del bienestar colectivo, por encima del bienestar personal, las ciudades y pueblos estaban llenos de grupos cooperativos algunas veces compuestos solamente por vecinos y en otros casos organizados con la asistencia de profesionales.  Estos grupos cooperativos tenían también funciones civiles agrupados en asociaciones, por ejemplo, de reservistas, de jóvenes voluntarios, de bomberos etc. y los habían también grupos con funciones de carácter político, como las sociedades patrióticas, tales como la Sociedad del Dragón Negro (Kokuryukai), asociaciones que eran ultranacionalistas, anticapitalistas y xenófobas.

Entre los deberes ciudadanos consagrados por la carta magna se encontraban el apoyar y defender a la Constitución, pagar impuestos y servir en las Fuerzas Armadas.  Por otro lado garantizaba la libertad de movimientos, inviolabilidad del domicilio, inviolabilidad de la correspondencia, derecho a la propiedad privada, derecho de palabra y derecho de reunión y asociación.

Los ciudadanos también tenían derecho a a ser juzgados ante una corte cuyo juez sentenciaba en nombre del Emperador.  La población gozaba del derecho a la libertad religiosa, pero como el Sintoísmo (kami-no-michi) era la religión del Estado, obligaba a los ciudadanos cumplir con sus preceptos.

La Constitución tenía sus contradicciones, que en algunos aspectos eran difíciles de interpretar por los juristas occidentales, como el artículo 3º contra el articulo 4º.  El primero declaraba al Emperador como sagrado e invulnerable y por tanto tenía la facultad de derogar la Constitución o de ignorar sus mandatos, mientras que el segundo determinaba que las cláusulas de la Constitución eran vinculantes para el Emperador.  Si se considera la naturaleza divina del Emperador esto tiene sentido, pero por otro lado, el artículo 55º determinaba que los mandatos del Emperador no tenían fuerza legal por sí mismos, sino que requerían la firma de un Ministro de Estado.  Sin embargo los Ministros de Estado eran nombrados y destituidos por el Emperador, de acuerdo con el Primer Ministro, pero sin conocimiento de la Dieta.

Gabinete japonés

Primer Gabinete conformado poco antes de estallar la guerra (18-10-1941).

Pocas semanas antes de comenzar la guerra, cuando las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Japón se veía que no podían mejorar y que no habría un acuerdo posible, el 18 de octubre de 1941, el Emperador nombró al General Eiku Tojo como Primer Ministro, quien conformó el nuevo Gabinete.  El General Tojo tomó desde entonces el nombre de Hideki Tojo y se asignó las carteras de Asuntos Internos, Municiones y Guerra.

Primer Gabinete Tojo - 1941
Primer Ministro Hideki Tojo  
Ministro de Asuntos Internos Hideki Tojo  
Ministro de Asuntos Extranjeros Shigenori Togo  
Ministro de Finanzas Okinori Kaya  
Ministro de Justicia Iwamura Michiyo  
Ministro de Educación Hashida Kunihiko  
Ministro de Agricultura Ino Hiroya  
Ministro de Industria y Comercio Kishi Abolido después
Ministro de Comercio de Agricultura Yusuke Yamasaki  
Ministro de Comunicaciones Terashima Takeshi Abolido después
Ministro de Transportes y Comunica­ciones Hatta Yoshiaki  
Ministro de Municiones Hideki Tojo Abolido después
Ministro de Industria y Municiones Hideki Tojo Creado después
Ministro de Guerra Hideki Tojo  
Ministro de Marina Shigetaro Shimada  
Ministro de Ferrocarriles Terashima Takeshi Abolido después
Ministerio de Asuntos Coloniales Shigenori Togo Abolido después
Ministro del Gran Este Asiatico Kazuo Aoki  
Ministro de Salud Koizumi Chikahiko  
 
Secretario Gobernador de Planificacion Tei-ichi Suzuki  
Secretario de Estado Andou Osamu  
Último gabinete japonés

Gabinete japonés formado al momento de la rendición de Japón - 1945


Bibliografía

The economic aspects of the history of the civilization of Japan, Volumen 3 de Taylor & Francis por Yosaburo Takekoshi (2004). . ISBN 0-415-32381-9.
Ver detalles en Amazon

Giants of Japan: The Lives of Japan's Most Influential Men and Women de Kodansha America por Mark Weston y Walter Mondale (2002).
Ver detalles en Amazon

Life Magazine 17 setiembre 1945

LIBROS

Japanese Society: Tradition, Self, and the Social Order (Lewis Henry Morgan Lectures) (Paperback) por Robert J. Smith


Radio

Ver detalles en Amazon US/International

Hirohito and the Making of Modern Japan (Paperback) por Herbert P. Bix


Radio

Ver detalles en Amazon US/International

Isami's House: Three Centuries of a Japanese Family by Gail Lee Bernstein


Radio

Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 25 marzo/2010 - Actualizado: 28 abril/2013