Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Directiva No. 33 de Hitler


El Führer y Supremo Comandante de la Wehrmacht
OKW/WFSt./Abt.L(I) Nr.33 1907/41 g.Kdos.

Jefaturas des Führer

19 Julio de 1941

Máximo Secreto
13 copias

Directiva No 33: "Continuación de la guerra en el Este"

1. La segunda serie de batallas en el Este, a lo largo de todo el frente, ha terminado con la rotura de la Línea Stalin y la penetración profunda de las fuerzas Panzer en territorio soviético.  En el área del Grupo de Ejércitos Centro, tomará algún tiempo eliminar las fuerzas enemigas que se encuentran cercadas en los espacios entre las formaciones motorizadas.

El flanco norte del Grupo de Ejércitos Sur tiene sus movimientos y eficacia restringidos por la fortaleza de Kiev y del 5º ejército ruso en su retaguardia.

2. El objetivo de las próximas operaciones debe ser que cualquier fuerza enemiga importante sea eliminada, antes de que puedan escapar a las profundidades de Rusia.

Para ello se harán los siguientes planes:

(a) Frente del Sudeste:

El objetivo más importante es, concentrar ataques para destruir los Ejércitos 6 y 12 enemigos, mientras se encuentren todavía al oeste del Dnieper. Las principales fuerzas rumanas apoyarán estas operaciones en el sur.

El 5º ejército enemigo debe ser también derrotado de manera rápida y decisiva con la cooperación de las fuerzas en el flanco del sur del Grupo de Ejércitos Centro y el flanco norte del Grupo de Ejército Sur.

Mientras que las divisiones de infantería del Grupo de Ejércitos Centro se mueven hacia el sur, otras fuerzas, motorizadas principalmente, después de realizar las tareas asignadas a ellas, de asegurar sus líneas de la comunicación y de proporcionar la cubierta en la dirección de Moscú, avanzarán del sur hacia el este, para cortar la retirada de las fuerzas enemigas que se han cruzado al banco posterior del Dnieper, para prevenir su retiro más profundo en Rusia, y para destruirlos.

(b) Parte central del Frente del Este:

Después de la destrucción de los muchos bolsones de tropas enemigas que están rodeadas y del establecimiento de líneas de la comunicación, el Grupo de Ejércitos Centro, mientras continúa avanzando a Moscú con formaciones de la infantería, utilizará sus unidades motorizadas, que no se encuentren detrás de la línea del Dnieper, para cortar las comunicaciones entre Moscú y Leningrado, cubriendo así el flanco derecho del Grupo de Ejércitos Norte que avanza sobre Leningrado.

(c) Parte norte del Frente del Este:

El avance sobre Leningrado será reiniciado solamente cuando el 18º Ejército haya hecho contacto con el Panzergruppe 4 y el extenso flanco en el este haya sido protegido adecuadamente por el 16º Ejército. Simultáneamente, el grupo de Ejércitos Norte debe encargarse de evitar que las fuerzas rusas todavía en acción en Estonia, puedan retirarse a Leningrado.

Es muy deseable la rápida captura de las islas bálticas, que pudieran se utilizadas como bases por la marina soviética.

(d) Frente Finlandés:

Sigue siendo la tarea del grueso de las fuerzas finlandesas, reforzada por la mayor parte de la 16ª División, atacar al enemigo que se opone con el peso principal del ataque al este del lago Ladoga y, más adelante destruirlos conjuntamente con el grupo de Ejércitos Norte.

Sigue siendo el objetivo del ataque bajo la dirección del 36º Cuerpo y del Cuerpo de Montaña según lo ordenado inicialmente, a menos que el apoyo aéreo no pueda realizarse por el momento y por tanto esas operaciones pueden retrasarse temporalmente.

3. La tarea del Luftwaffe es, en particular hasta que hayan fuerzas disponibles del Frente Centro, el apoyar las operaciones en el punto más importante del frente sudeste, llevando unidades aéreas y artillería antiaérea y, en caso de necesidad, con el refuerzo a tiempo o el reagrupamiento.

El ataque contra Moscú por las fuerzas de bombardeo de la 2ª Flota Aérea, reforzadas temporalmente por las fuerzas del bombardeo del oeste, será realizado cuanto antes como " represalia " por los ataques rusos contra Bucarest y Helsinki.

4. La Kriegsmarine continuará asegurando el paso libre del tráfico marítimo, especialmente para el suministro de las fuerzas de tierra, en la medida que la oposición enemiga por mar y aire lo permitan.   Además del acoso continuo a las bases enemigas, deberán tomarse las medidas necesarias para evitar que buques enemigos escapen hacia puertos suecos, donde serían internados.

A medida que las fuerzas navales en el Báltico se vayan liberando de ocupaciones, una flotilla de torpederas y una de dragaminas deberán ser transferidas al Mediterráneo.

Para apoyar operaciones alemanas en Finlandia, que pudieran ser obstaculizadas por la llegada por mar de refuerzos enemigos, se transferirán algunos submarinos al Océano Ártico.

5. Los tres ramas de las fuerzas Armadas en el oeste y el norte considerarán la posibilidad de ataques británicos contra las islas del Canal Inglés y la costa noruega.  Deben hacerse planes para la rápida transferencia de unidades aéreas desde el oeste a todos los lugares de Noruega.

Firmado:
Adolf Hitler


Publicado: 4 octubre/2002