Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Directiva No. 21 de Hitler


El Führer y Supremo Comandante de la Wehrmacht
OKW/WFSt./Abt.L(I) Nr.21 408/40 g.Kdos.

18 Diciembre 1940

Máximo Secreto

Directiva No 21: Operación Barbarossa

La Wehrmacht debe estar preparada, aún antes de terminar la guerra con Gran Bretaña, para derrotar a la Rusia Soviética en una rápida campaña.

El Heeres debe estar, en este caso, preparado para comprometer el mayor número de formaciones que sea posible, con la salvedad, de que los territorios ocupados deben ser protegidos contra ataques sorpresivos.

La Luftwaffe, deberá estar dispuesta para dar apoyo al ejército en la Campaña del Este con fuerzas de adecuada capacidad, para garantizar la pronta terminación de las acciones terrestres y para darle a los territorios de Alemania Oriental la máxima protección contra los ataques aéreos enemigos.  La realización del máximo esfuerzo en el este, no deberá llevarse a cabo hasta el punto en que no podamos proteger adecuadamente, todos nuestros frentes de ataque y de concentración de armamento contra los ataques aéreos enemigos, ni tampoco deberán sufrir las consecuencias, la ofensiva contra Gran Bretaña y en particular las rutas de abastecimiento británicas.

Para la Kriegsmarine, el punto de mayor esfuerzo se mantendrá consistentemente contra Inglaterra, aún mientras la campaña en el este se mantenga en progreso.

Daré las órdenes para la concentración de tropas, etc., para la operación propuesta contra la Rusia Soviética, tan pronto llegue el momento, con ocho semanas de anticipación al inicio de las operaciones.  Los preparativos que requieran más tiempo que ese, deberán comenzar —si es que no se han iniciado ya— inmediatamente y completarse para el 15 de mayo de 1941.

Sin embargo, se deberán hacer todos los esfuerzos necesarios para ocultar las intenciones de la ofensiva.  Los preparativos por el Alto mando deberán basarse en las siguientes consideraciones.

I. Intención General

El grueso del ejército estacionado en Rusia Occidental deberá ser destruido en operaciones audaces que involucren penetraciones profundas por medio de puntas de lanza acorazadas y deberá evitarse el repliegue de elementos capaces de combatir en los enormes espacios de las tierras rusas.

Por medio de una veloz arremetida se deberá establecer una línea, que ponga al territorio alemán, más allá del alcance de la aviación rusa.  El objetivo final de la operación será lograr el establecimiento de una línea que corra entre el Volga y Arkángel y que tapone la Rusia Asiática.  Desde esa línea, los restos de la zona industrial rusa en los Urales podrán ser eliminados por la Luftwaffe.

En el curso de esta operación la flota rusa del Báltico deberá ser despojada de sus bases para que no tenga capacidad combativa.

La intervención efectiva de la aviación rusa deberá ser evitada desde el mismo comienzo de la operación por medio de poderosos ataques aéreos en su contra.

II. Expectativas Aliadas y sus tareas

1. Bajo el ala de nuestras operaciones, podemos contar con la activa cooperación de Finlandia y Rumania en la guerra contra la Rusia Soviética.  La medida en que las fuerzas de combate de esos países estarán bajo control alemán, cuando entren en acción, será una cuestión que el Alto Mando deberá establecer a su debido momento.

2. La tarea de Rumania será inmovilizar las fuerzas enemigas que se opongan en ese sector y dar asistencia en la retaguardia.

3. Finlandia cubrirá el movimiento del Grupo Alemán del Norte que vendrá desde Noruega y operará en conjunto con ese grupo.   La eliminación de Hango será también responsabilidad de Finlandia.

4. Puede anticiparse que las carreteras y ferrocarriles suecos estarán disponibles para el movimiento del Grupo Alemán del Norte, al menos cuando comiencen las operaciones.

III. Conducción de las Operaciones

(A) Heeres

El área de operaciones del Ejército está dividida por los Pantanos Pripet, en norte y sur.  El punto de máximo esfuerzo se hará en la mitad norte.  Ahí, estarán comprometidos dos grupos de ejército.

El sur de esos dos grupos de ejército —al centro de todo el frente— tendrá la tarea de romper el área alrededor y al norte de Varsovia, y de destruir las fuerzas enemigas en Rusia Blanca con formaciones motorizadas y acorazadas excepcionalmente poderosas.  Esto creará las condiciones que habilitarán las formaciones de tropas móviles para oscilar hacia el norte, a partir de donde cooperarán con el grupo de ejércitos del norte, avanzando desde Prusia Oriental, en dirección general hacia Leningrado, destruyendo las fuerzas enemigas en el área de los Estados Bálticos.  Sólo después de completar estas operaciones ofensivas, que deberán ser seguidas por la captura de Leningrado y Kronstadt, se continuarán las operaciones ofensivas con el objetivo de ocupar el importante centro de comunicaciones y de fabricación de armamento, Moscú.

Sólo el rápido y sorpresivo colapso de la capacidad rusa para resistir puede justificar el intento de alcanzar ambos objetivos simultáneamente.

La principal tarea del Grupo XXI, aún durante las operaciones en el este, se mantiene en la protección de Noruega.  Las fuerzas disponibles que no sean para esa tarea (Tropas de Montaña) deberán ser ante todo, usadas para la protección del área de Petsamo y sus minas, así como los caminos del Ártico, y avanzarán, conjuntamente con las fuerzas finlandesas, contra el ferrocarril de Munsmark y cortarán las rutas de aprovisionamiento terrestres en el área de Munsmark.

Como las operaciones de esta naturaleza pueden ser llevadas a cabo por poderosas fuerzas alemanas (dos o tres divisiones), venidas del área de Rovaniemi y desde el sur, depende en la disposición de Suecia de poner a disposición, los ferrocarriles suecos para tales movimientos de tropas.

El grueso de las fuerzas finlandesas tendrá la tarea, de acuerdo a los avances que haga el ala norte de los ejércitos alemanes, de atar a las fuerzas rusas atacándolas hacia el oeste del Lago Ladoga.   Los finlandeses también capturarán Hangö.

El grupo de ejércitos al sur de los Pantanos Pripet dirigirá el punto de mayor esfuerzo desde el área de Lublin en dirección general a Kiev, con el objetivo de empujar profundamente el flanco y retaguardia de las fuerzas rusas, con fuertes formaciones acorazadas y luego rodando contra el enemigo a lo largo del río Dnieper.  El grupo germano-rumano en el flanco derecho tendrá la tarea de:

(a) proteger el territorio rumano y así cubrir el flanco sur de toda la operación;
(b) en coordinación con el ataque de la parte norte del grupo de ejércitos del sur, atar a las fuerzas rusa en su sector del frente; luego, conforme se desarrolle la situación, lanzará una segunda arremetida y así, con la cooperación de la Luftwaffe, evitará la retirada ordenada del enemigo más allá del Dnieper.

Cuando la batalla al sur o al norte de los Pantanos Pripet haya sido concluida, se iniciará la persecución, con el fin de alcanzar los siguientes objetivos:

En el sur la rápida ocupación de la económicamente importante Cuenca del Donetz, y en el norte la rápida captura de Moscú.

(B) Luftwaffe

La tarea de la Luftwaffe será —en la medida de lo posible— dañar y destruir de manera efectiva a la fuerza aérea rusa, y dar apoyo a las operaciones del Heeres en los puntos de mayor esfuerzo, en el sector central del grupo de ejércitos y en el área en que el grupo de ejércitos del sur, dirigirá su mayor esfuerzo. Los ferrocarriles rusos serán, o destruidos o en el caso de objetivos mayores más a la mano (por ejemplo, puentes de ferrocarril) capturados por asaltos en paracaídas y tropas aerotransportadas.  Para que el máximo de fuerzas sean empleadas contra la aviación rusa y para el apoyo directo del Heeres, las industrias de armamentos rusas no serán atacadas mientras estén realizándose las principales operaciones.  Sólo al concluir las operaciones móviles, se tomarán en consideración esos ataques y en particular los ataques en contra del área industrial de los Urales.

C) Kriegsmarine

Durante la guerra contra la Rusia Soviética, será tarea de la Kriegsmarine proteger la costa alemana y prevenir cualquier intervención naval hostil en el Báltico. Dado que al alcanzar Leningrado, la flota rusa del Báltico habrá perdido su última base y estará en una situación sin esperanza, se deberán evitar inicialmente, enfrentamientos navales mayores con esas fuerzas. Después de la destrucción de la flota rusa, será responsabilidad de la Kriegsmarine garantizar la navegabilidad del Báltico y el suministro de abastecimientos al ala norte del ejército.

IV. Máximo Secreto

Es importante que todos los Comandantes en Jefe tengan claro, que deben tomar las medidas necesarias en relación con esta Directiva para que sea ejecutada con precaución en contra de la posibilidad, de que los rusos adopten actitudes en contra nuestra, que no sean las que han tomado hasta este momento.  El número de oficiales involucrados en las etapas iniciales de la preparación, debe mantenerse al mínimo posible, y cada oficial debe recibir la información estrictamente necesaria para que pueda cumplir su tarea.  De otra forma, se creará el peligro de que la preparación sea conocida, cuando el momento de llevar a cabo la operación ni siquiera haya sido decidida.  Esto nos ocasionará una grave desventaja política y militar.

V. Conferencias adicionales

Anticipo la realización de conferencias adicionales con los Comandantes en Jefe, relacionadas con sus intenciones basadas en esta Directiva.   El reporte de los progresos hechos en las operaciones propuestas por todos los servicios de Wehrmacht, me serán enviadas a través del OKW.

Firmado:
Adolf Hitler


Publicado: 13 febrero/2002