Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Dirección de la guerra en Gran Bretaña

Al comenzar la guerra, cuando las hostilidades se desarrollaban sólo en el mar, Churchill fue nombrado Primer Lord del Almirantazgo, pero cuando la lucha amenazaba a Gran Bretaña en 1940 y fue llamado para ocupar simultáneamente los puestos de Primer Ministro y Ministro de la Defensa, el hábil político creó un instrumento para la planificación del desarrollo de la guerra.

Los jefes de los principales estados mayores fueron adscritos directamente al Ministro de la Defensa, y así fueron eliminados de la jerarquía militar en la conducción de la guerra los ministerios de las diversas ramas de las fuerzas armadas británicas.  De esa forma en Gran Bretaña la influencia militar, en la conducción de las estrategias durante el conflicto, tuvo más relevancia que en los demás países Aliados.

Churchill

Sir Wiston Churchill

Entre los años 1943 y 1945 los Jefes de Estado Mayor fueron:

  • El Mariscal, Primer Vizconde de Alanbrooke, Alan Francis Brooke de la Royal Army quien era el Jefe del Estado Mayor General Imperial.
  • El Mariscal del Aire, Primer Vizconde Portal of Hungerford, Charles Frederick Algernon Portal, Jefe del Estado Mayor de la Royal Air Force.
  • El Almirante de la Flota, Vizconde Cunningham of Hyndhope, Andrew B. Cunningham, Jefe del Estado Mayor de la Royal Navy.

Los tres colaboraron estrechamente con Churchill para desarrollar los fantásticos planes militares que el Primer Ministro solía concebir.  Antes de la Segunda Guerra Mundial no se había visto en Gran Bretaña una colaboración tan estrecha e incondicional, entre las tres ramas de las Fuerzas Armadas y el Primer Ministro, restándole peso político a los ministerios castrenses.

Ismay

General Hastings Lionel Ismay, Secretario del Ministro de Defensa, Secretario del Primer Ministro, Secretario Asistente Militar del Gabinete de Guerra

Como efecto negativo, este esquema recargaba las funciones burocráticas, en especial por el enorme, redundante y engorroso papeleo, por lo demás característico de toda organización británica y se veía impedida, por tanto, a pesar de su influencia sobre la formulación de planes militares en sí, para intervenir en forma detallada en las tareas asignadas.

Brooke

Mariscal Alan Brooke, Jefe del Estado Mayor del Ejército y Jefe del Estado Mayor Imperial

Cunningham

Almirante Andrew B. Cunningham, Jefe del Estado Mayor Royal Navy

Portal

Mariscal del Aire Charles Portal, Jefe del Estado Mayor Royal Air Force

Por de pronto, parecían estar bien coordinados los requerimientos militares de las diversas ramas armadas.  Pero, aparte de todo eso, había una autoridad adicional que, mediante grandes poderes y un correspondiente grupo de colaboradores, procuraba imponer, los planes previamente coordinados.

El General "The Right Honourable" Hastings Lionel Ismay, Primer Baron Ismay de la Royal Army, desempeñaba al mismo tiempo tres funciones distintas.  Era a la vez secretario del Ministro de la Defensa y del Primer Ministro, o sea Churchill, lo que incrementaba la importancia de su puesto, porque como secretario tenía que hacerse cargo de una buena parte de las tareas correspondientes al Ministro de la Defensa y del Primer Ministro.   Por esa razón Lord Ismay era también miembro de la Comisión de Jefes de los Estados Mayores.  Participaba en sus sesiones en calidad de enviado directo del Ministro de la Defensa.  Además, su influencia era aún mayor que la de los ministros, que como hemos dicho no pertenecían al Gabinete mismo, puesto que él participaba también en las sesiones del Gabinete de Guerra, que se componía de ocho ministros. Él era el Secretario Asistente Militar de ese Gabinete de Guerra, bajo el Secretario mismo y al lado de un Subsecretario de Estado civil.

Si a cada cargo se le pusiera un valor hipotético, Lord Ismay casi habría sido más poderoso que el propio Churchill, pero el viejo zorro más bien lo utilizaba como un instrumento eficiente, porque en buena cuenta estaba a su disposición personal.  Ese sistema de comisiones favorecía el incremento de la autoridad del tan extraordinariamente hábil Primer Ministro, porque en medio de ellas, Sir Winston reinaba a través de su percepción estratégica y personal intimidad con sus incondicionales delegados.


Bibliografía

-Imperial War Museum
Lambeth Road, London SE1 6HZ, United Kingdom


Publicado: 2 noviembre/2005