Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Conferencia Naval de Berlín (31-12-1938)

En 1935 cuando se firmó el Acuerdo Naval Anglo-Alemán la situación geopolítica era diferente a como estaba en 1938.  Ese acuerdo se firmó bajo los términos del Tratado de Versalles.  Pero, en 1938, el balance de fuerzas en Eruropa había cambiado, ya Alemania había superado las crisis de la posguerra.

Antes, en 1935, el Acuerdo Naval Anglo-Alemán que delimitaba el armamento naval de las dos potencias, había quedado sellado con el siguiente intercambio de notas entre los representantes diplomáticos de Gran Bretaña Samuel Hoare y de Alemania, Joachim von Ribbentrop.

Samuel Hoare

Samuel Hoare

Joachim Ribbentrop

Joachim von Ribbentrop

[Nota del Ministro de Estado británico de Asuntos Exteriores al Embajador Plenipotenciario de Alemania, Londres]

Ministerio de Asuntos Exteriores

18 de junio de 1935

Su Excelencia Señor Joachim von Ribbentrop

Su Excelencia:

1. Durante los últimos días, los representantes del Gobierno alemán y el Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido han participado en conversaciones, el objetivo principal de las cuales ha sido preparar el camino para la celebración de una conferencia general sobre el tema de la limitación de armamentos navales. Ahora tengo mucho placer de notificar a Vuestra Excelencia sobre la aceptación oficial por parte del Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido de la propuesta del Gobierno alemán discutida en las conversaciones sobre la futura fuerza de la marina alemana en relación con la fuerza agregada naval de los miembros de la Mancomunidad Británica de Naciones que debe tener la proporción de 35:100. El Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido considera esta propuesta como una contribución de la mayor importancia a la causa de la limitación naval futura. Cree además que el acuerdo alcanzado con el Gobierno alemán y que es considerado como un acuerdo permanente y definitivo a partir de hoy entre los dos Gobiernos, facilitará la celebración de un acuerdo general sobre el tema de la limitación naval entre todas las Potencias navales del mundo.

2. El Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido también está de acuerdo con las explicaciones que se obtuvieron de los representantes alemanes en el curso de los debates recientes en Londres en cuanto al método de aplicación de este principio. Estas explicaciones se pueden resumir de la siguiente manera:

(a) La relación 35:100 será una relación permanente, es decir, el tonelaje total de la flota alemana no podrá superar el 35 por ciento del tonelaje total de las fuerzas navales de los miembros de la Mancomunidad Británica de Naciones, tal como se define en el tratado, o si existiera en el futuro, un tratado sin limitaciones en el tonelaje, un porcentaje de 35 por ciento del total de las toneladas reales de los Miembros de la Mancomunidad Británica de Naciones.

(b) En caso de cualquier futuro tratado general de limitación naval, no adopte el método de limitación acordado por las flotas de las distintas potencias, el Gobierno alemán no insistirá en la incorporación de la relación mencionada en el párrafo anterior, en tal tratado general futuro, siempre que el método adoptado por la futura limitación de los armamentos navales sea tal que confiera a Alemania plenas garantías de que esta relación pueda ser mantenida.

(c) Alemania se adherirá a la relación 35:100 en todas las circunstancias, por ejemplo, la relación no se verá afectada por las construcciones de otras potencias. Si el equilibrio general de los armamentos navales, como ya se ha mantenido normalmente en el pasado, debe ser intempestivamente alterado por cualquier construcción anormal y excepcional, por otras potencias, el Gobierno de Alemania se reserva el derecho de invitar al Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido a examinar la nueva situación creada.

(d) El Gobierno alemán favorece, la materia de limitación de armamentos navales, ese sistema que divide a los buques en categorías, fijando el tonelaje máximo y/o armamento permitido a cada Potencia por categoría de buques para las naves de cada categoría. En consecuencia, en principio, y con sujeción a (f) abajo, el Gobierno alemán está preparado para aplicar la relación del 35% en el tonelaje de cada categoría de naves a ser mantenida, y hacer cualquier variación de esta relación en una determinada categoría o categorías dependientes de las disposiciones que para este fin puedan ser alcanzadas en un futuro tratado general sobre la limitación naval, estos acuerdos se basarán en el principio de que cualquier incremento en una categoría sería compensada con una reducción correspondiente en los demás. Si no se realizara ningún tratado general sobre la limitación naval, o si en un futuro tratado general no contuviera disposiciones de limitación en la creación por categorías, la forma y el grado en que el Gobierno alemán tendrá el derecho de variar la relación de 35% en una o más categorías será una cuestión que deberá resolverse de común acuerdo entre el Gobierno alemán y el Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido, a la luz de la situación naval existente en ese momento.

(e) Si es que, y mientras eso ocurra, otras importantes potencias navales mantienen una única categoría para cruceros y destructores, Alemania gozará del derecho a tener una categoría única para estas dos clases de buques, aunque preferiría tener dos categorías en cada una de esas dos clases.

(f) En el asunto de los submarinos, sin embargo, Alemania, sin que supere la proporción de 35:100 respecto al tonelaje total, tendrá derecho a poseer un tonelaje de submarinos igual al tonelaje total de submarinos poseídos por los miembros de la Mancomunidad Británica de Naciones. El Gobierno alemán, sin embargo, se compromete a que, salvo en las circunstancias indicadas en la oración inmediata siguiente, el tonelaje de submarinos de Alemania no excederá el 45% del total de la que poseen los miembros de la Comunidad Británica de Naciones. El Gobierno alemán se reserva el derecho, en el caso de una situación que a su juicio, haga necesario que Alemania utilice su derecho a un porcentaje del tonelaje de submarinos superior al 45% antes mencionado, notificará este efecto al Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido y aceptará que el asunto sea objeto de discusión amistosa antes que el Gobierno alemán ejerza ese derecho.

(g) Dado que es muy poco probable que el cálculo de la relación del 35% dé a cada categoría de buques un arqueo cifras exactamente divisibles por el tonelaje máximo permitido para buques individuales en esa categoría, puede ser necesario que los ajustes deban hacerse de manera que Alemania no sea excluida del beneficio de la utilización de su tonelaje al máximo. Por tanto, se ha acordado que el Gobierno alemán y el Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido, establezcan de común acuerdo qué ajustes son necesarios para ese fin y se entiende que este procedimiento no podrá dar lugar a cualquier desviación sustancial o permanente de la relación de 35:100 respeto a la fuerza total.

3. Con referencia al subpárrafo (c) de la explicación que figura más arriba, tengo el honor de informarle que el Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido han tomado nota de la reserva y reconoce el derecho implícito en dicho artículo, en el entendimiento de que la relación 35:100 se mantendrá en caso de desacuerdo entre los dos Gobiernos.

4. Tengo el honor de solicitarle a Vuestra Excelencia informarme que el Gobierno alemán está de acuerdo en que la propuesta del Gobierno alemán ha sido correctamente plasmada en los párrafos anteriores de esta nota.

Con la mayor consideración, tengo el honor de quedar como el atento y seguro servidor de Vuestra Excelencia.

Samuel Hoare

Esta nota fue respondida por el representante alemán en los siguientes términos:

(Nota del Embajador Plenipotenciario Alemán en respuesta a la nota británica del Ministro de Estado británico de Asuntos Exteriores)

Herr von Ribbentrop a Sir Samuel Hoare

Londres, 18 de junio de 1935.

Su Excelencia:

Tengo el honor de acusar recibo en el día de hoy, a la nota de VE en la que tienen a bien comunicarme, en nombre del Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido, lo siguiente:

(Aquí se incluye una traducción al alemán de los apartados 1 a 3 del Nº 1.)

Tengo el honor de confirmar a Vuestra Excelencia que la propuesta del Gobierno alemán está bien establecida en la nota anterior, y observo con agrado que el Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido aceptó esa propuesta.

El Gobierno alemán, por su parte, también es de la opinión que el acuerdo al que han llegado con el Gobierno de Su Majestad en el Reino Unido, y que consideran como un acuerdo permanente y definitivo, con efectos desde hoy entre los dos gobiernos, facilitará la celebración de un acuerdo general sobre esta cuestión entre todas las potencias navales del mundo.

Tengo el honor, etc.

Joachim von Ribbentrop,
Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Alemania.


Conferencia Naval de Berlín 1938

Otros vientos soplaban en 1938, por eso, al finalizar la Conferencia Naval en Berlín, entre los representantes del Gobierno Alemán, Joachim von Ribbentrop y del Gobierno Británico, Samuel Hoare, se revisaron los términos del Tratado de Versalles, y entre otros temas, según las informaciones oficiales suministradas el día 31 de diciembre de 1938 y publicadas el 01 de enero de 1939 por la prensa internacional, las escuadras de los dos países quedaban constituidas por las siguientes unidades:

Escuadras Navales de Alemania y Gran Bretaña al 31 de diciembre de 1938.
(Informe oficial dado a la prensa internacional)
Unidades Existentes
Tipo Gran Bretaña Alemania
Acorazados 15 2
Acorazados de bolsillo - 3
Cruceros pesados 15 3
Cruceros ligeros 46 6
Portaaviones 7 1
Destructores 167 (Torpederas y Destructores) 38
Submarinos 54 36
Unidades ligeras 85 -
Torpederas 16 -
Unidades en construcción
Acorazados 7 2
Acorazados de bolsillo - 0
Cruceros pesados 0 3
Cruceros ligeros 2 4
Portaaviones 5 1
Destructores 32 (Torpederas y Destructores) 30
Submarinos 15 22
Unidades ligeras 10 -
Torpederas 11 -
Total 487 151

La relación  de unidades era de 3 a 1, pero hay que considerar que Gran Bretaña tenía colonias en todos los mares del mundo, mientras que Alemania sólo necesitaba cuidar su mar territorial, muy restringido y de muy difícil acceso, en especial por el Atlántico Norte hacia el Mar Báltico.  Por otro lado, Alemania supo ocultar el número real de unidades, que fue superior al publicado oficialmente, así como el verdadero desplazamiento de los nuevos acorazados "de bolsillo".   Claro está que un número de las unidades alemanas eran obsoletas y aptas sólo para entrenamiento.  

Además, la relación de fuerzas de 35:100 estipulado en el Acuerdo Naval, no sólo aplicaba a Alemania respecto a Gran Bretaña sino que incluía el tonelaje total de todos los buques de guerra de la Mancomunidad Británica de Naciones, es decir, las flotas de Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, etc., hecho que no fue tomado en cuenta por la opinión pública británica, que quedó muy disconforme con el resultado de la Conferencia Naval de Berlín y por lo que consideraban una debilidad del gobierno del Primer Ministro Chamberlain.

En enero de 1939, Hitler evaluó los resultados de la conferencia y aprobó el Plan-Z de construcciones navales.  Con este plan Alemania denunciaba el Acuerdo Naval Anglo-Alemán de 1935, pues el número de unidades, su poder de fuego, blindaje y capacidad de navegación superaban el 35:100 estipulado por el Acuerdo, que le daba también a Alemania una capacidad submarina muy superior a la de los Aliados, aunque muy por debajo del número solicitado por los mandos de la Kriegsmarine 


Bibliografía

The New York Times
The Times
BBC History
La Vanguardia
El Comercio
Revista Life
Imperial War Museum


Publicado: 30 mayo/2010 - Actualizado: 29 setiembre/2016