Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Völlkischer Beobachter

El "Völkischer Beobachter" (Observador del Pueblo) era el diario publicado por el Partido Nacionalsocialista en Alemania desde 1920 hasta el fin de la guerra en 1945.  La publicación fue fundada originalmente en Munich en el año 1887, como un semanario de cuatro páginas que se llamó "Münchener Beobachter" (Observador Muniqués) que no pasaba de los 7 mil ejemplares.

Volkischer Beobachter

Originalmente ell tipo de letra usada en el diario era el Frakturschrift

Por sugerencia de Dietrich Eckart, Adolf Hitler se interesó en la editora de la publicación semanal, coincidiendo ambos en que podría servirle como instrumento de propaganda.  Con la intermediación del mismo Eckart, el 17 de diciembre de 1920, el semanario fue comprado por Hitler, quien inmediatamente lo convirtió en el órgano de propaganda del Partido Nacionalsocialista, rebautizándolo Völkischer Beobachter.

A partir de entonces el semanario pasó a publicarse diariamente bajo la dirección y edición de Dietrich Eckart.  Más tarde, en 1921, fue incorporado al equipo Alfred Rosemberg, quien fue presentado al Partido y llevado al periódico, por el propio Eckart, debido a la gran habilidad que Rosemberg tenía para escribir artículos de propaganda.   Rosemberg sería el nuevo editor a partir de 1923.

El tiraje inicial fue de 11 mil ejemplares.  Esa cifra bajó hasta unos 7500, pero en 1922 ya se vendían 17.500 ejemplares.  Para entonces, el Völkischer Beobachter ya era el órgano de difusión y propaganda del Partido Nacionalsocialista y una poderosa herramienta que los dirigentes supieron utilizar de manera muy eficaz.

A partir del 3 de enero de 1941, se comenzó a usar el tipo de letra Antiqua.

Hasta 1933 el Völkischer Beobachter apareció casi exclusivamente en Munich con un tiraje de 130 mil ejemplares y desde 1938, se vendía en toda Alemania y también en Viena.  Desde que Hitler se convirtió en Canciller, el Völkischer Beobachter pasó a ser manejado desde el Ministerio de Propaganda, donde bajo el control de Goebbels fue utilizado como el principal medio propagandístico del Tercer Reich, después de la radio.  Para entonces, ya se consideraba una muestra de lealtad al partido el estar subscrito al diario.

Hasta 1940, en el Völkischer Beobachter se utilizaba la letra Frakturschrift, por considerar que la Antiqua no tenía un estilo "ario".  Sin embargo, comenzada la Segunda Guerra Mundial, el 3 de enero de 1941, Martin Borman prohibió el uso de la escritura Frakturschrift, ordenando que todas las dependencias públicas utilizaran a partir de ese día la letra Antiqua.  El diario del partido comenzó desde ese día a ser publicado con el nuevo tipo de letra.

En 1941, el tiraje del Völkischer Beobachter era de 1,2 millones de ejemplares y se estuvo publicando diariamente, hasta los últimos días de la guerra, justo antes que Berlín cayera ante los rusos.


Publicado: 13 febrero/2004