Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

The Windmill Theater

The Windmill

Windmill Theater a un paso de Picadilly Circus

En Gran Bretaña, el Teatro Windmill de Londres fue el pionero en el arte del Striptease desde 1932, hasta que dejó de funcionar en 1964.  La historia comenzó cuando Laura Henderson, una excéntrica y adinerada viuda asociada a Bernard Isaac y J.F. Watts Phillips, fundaron The Windmill Theater Co. Ltd.   Compraron el Palais De Luxe Cinema, ubicado en la Great Windmill Street del bohemio barrio de Soho en Londres y contrataron al arquitecto Edward Jones para remodelarlo, de acuerdo a la idea que Henderson tenía para un nuevo tipo de teatro, sin modificar su estructura y estilos originales.

Laura Henderson

Laura Henderson

El local fue llamado desde entonces The Windmill Theater y abrió sus puertas el 22 de junio de 1931 con la obra "Inquest" de Michael Barringer.   Pese a los esfuerzos, la obra no tuvo éxito y el negocio resultó un fracaso.   Para poder sobrevivir, Henderson continuó proyectando películas, como el éxito alemán "El Ángel Azul" con Marlene Dietrich.

Vivian Van Damm

Vivian Van Damm

Pasada la crisis, Henderson contrató a Vivian Van Damm, un empresario de cinemas y promotor de carreras de motocicletas, para dirigir el teatro con una nueva idea.   Van Damm montó un Revudeville, es decir, un programa continuo de variedades que comenzaba todos los días a las 2:00PM y terminaba a las 11:00PM.

Inició la temporada presentando cantantes, bailarines y coristas.   La primera función se realizó el 3 de febrero de 1932 y contó con 18 actos nunca antes vistos, pero nuevamente resultó un fracaso arrojando una pérdida de £20,000 en los primeros años de funcionamiento.

Windmill Girls

Van Damm no se resignó y sugirió una innovación incorporando mujeres desnudas en el escenario, incluyendo a su propia hija Sheila con el nombre de Betti Talbot para acallar las críticas, en una función al estilo del Follies Berger y el Moulin Rouge de París.   El único escollo era la censura, pero Laura y Vivian encontraron los resquicios en la ley y convencieron a Lord Chamberlain, la autoridad censora de los espectáculos, de que la presentación de las "Windmill Girls" no era ni obscena ni inmoral, como tampoco podían serlo las estatuas de desnudos del Museo de Londres.

Ante tal descripción, Chamberlain puso una condición:  "Las chicas deben parecer estatuas y no mostrar el vello púbico".  La norma que regulaba las presentaciones era pues que las chicas no podían moverse, actuando como estatuas vivientes en el escenario, en una suerte de "tableaux vivants".   Esta vez el nuevo Windmill Club, fue todo un éxito, a tal punto que inmediatamente fue copiado por otros teatros de Soho, como el Piccadilly y el Pavillion.   Pronto las "Windmill Girls" iniciaron una gira por las ciudades más importantes del Reino Unido.   Sin embargo, la competencia fue tan fuerte que el Windmill dejó de ser la gran atracción que fue al comienzo.

Windmill Girls

Para mantenerse en las preferencias del público Windmill hizo innovaciones en el espectáculo.   Como las chicas no podían moverse mientras duraba la función, Van Damm ideó efectos especiales que simulaban un movimiento de los cuerpos mediante el uso de cortinas, sogas y ventiladores, y al terminar el número permanecían sin moverse 10 segundos y luego las chicas se movían para salir de la escena.   Eso no quebrantaba las normas pues mientras el número se estaba ejecutando las mujeres se mantenían inmóviles.

Durante la guerra, el Windmill fue uno de los pilares para mantener elevada la moral de la población y por tanto se convirtió en un fuerte apoyo para el esfuerzo de guerra.   Las funciones de Windmill continuaron incluso durante la Batalla de Gran Bretaña realizando la programación habitual corrida desde las 2:30PM hasta bordear la medianoche, incluso durante las noches de bombardeo.   Dada la enorme popularidad del espectáculo, el Daily Mirror se inspiró en las Chicas Windmill para pedirle al dibujante Norman Petir que hiciera una tira cómica con un nuevo personaje llamado Jane, quien solía aparecer desnuda en medio de insólitas situaciones.

Windmill Program

En 1944, antes de morir Laura Henderson, traspasó el Windmill a su amigo Vivian Van Damm quien continuó dirigiendo el teatro.   Terminada la guerra, el Revudeville comenzó a languidecer y fue necesario hacer modificaciones en las presentaciones y por tanto las normas que lo regulaban, para permitir el striptease y el baile de mujeres semidesnudas en el escenario.   Durante los años 60 nuevos cambios autorizaron el striptease y mujeres totalmente desnudas en los teatros y pubs de Soho y el East End de Londres.

Vivian dirigió el teatro hasta su muerte en diciembre de 1960, pero el 31 de octubre de 1964 el Windmill Club, para entonces dirigido por Sheila Van Damm, cerró sus puertas para nuevamente convertirse en un cinema.   Sheila estaba más interesada en las competencias de Rally que en el revudeville y continuó en esas actividades, que desarrolló desde los años 50.   Sheila Van Damm murió en 1987, pero el éxito del Windmill quedó perennizando en varias películas y libros, incluso "Tonight and Every Night" escrito por el propio Vivian Van Damm.


LIBRO

Remembering Revudeville - A Souvenir of the Windmill Theatre Hardcover – Por Jill Millard Shapiro (Compiler)


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 5 febrero/2009