Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Actuación del RMS Queen Mary

La construcción del RMS Queen Mary por la compañía Cunard Steam Ship Co., Ltd., de Liverpool, fue un reto de la empresa para reemplazar al RMS Mauritania en 1926.  Sin embargo, el anuncio de la construcción, del nuevo trasatlántico de 1000 pies de largo y 81.000 toneladas de desplazamiento, fue hecho público recién en 1930.  La nave fue encargada al astillero John Brown & Co., Ltd., de Glasgow, Escocia y fue el casco No. 534.  La quilla fue puesta el 31 de enero de 1931 y la botadura se planificó para mayo de 1932.  Pero, un año después, Cunard anunció que la construcción sería suspendida debido a la depresión mundial que afectó a todas las empresas navieras.

RMS Queen Mary

En 1931, la Cunard anunció la compra de su rival la White Star Line, pero poco después también suspendió la compra.  Posteriormente, en 1933, se realizaron conversaciones con representantes del gobierno y fue decidida la fusión de ambas empresas en la nueva Cunard White Star Ltd.  El gobierno le dio un financiamiento de £9.5 millones para la finalización del RMS Queen Mary y la construcción de otro buque gemelo.  Las obras se reanudaron en abril de 1934 se terminó el casco en agosto y el 26 de setiembre de 1934, finalmente el Queen Mary fue botado al agua.   El buque fue completado en marzo de 1936, realizando las primeras pruebas de mar entre Clyde (cerca a Glasgow) y Arran, de ahí fue llevado a Southampton donde fue atracado para completar los acabados y entregado a Cunard el 11 de mayo de ese año.

La imponente nave de 297 metros de eslora y 36.14 metros de manga desplazaba un total de 81.237 toneladas de registro bruto, propulsadas por 16 turbinas a vapor que generaban 160 mil caballos de potencia en sus cuatro ejes, lo que le proporcionaba una velocidad de 30 nudos.  La nave contaba con 776 camarotes de primera clase, 784 de clase turista y 579 de tercera clase.

El primer viaje de prueba fue programado para el 14 de mayo partiendo desde Southampton y luego el crucero inaugural, cubriendo la ruta Southampton-Cherburgo-Nueva York, fue pautado para el 27 de mayo.  Pese a lo que se pensaba, no pudo quebrar el récord de la ruta, debido al mal tiempo reinante.  Luego de este primer viaje, permaneció en dique seco todo el mes de julio mientras se hacían ajustes en las turbinas y los ejes de las cuatro hélices.   Al reanudar la navegación, el Queen Mary quebró el récord de velocidad y le arrebató la Banda Azul al Normandie.

En mayo de 1937, el Queen Mary había transportado 56.895 pasajeros en un año de navegación.  En agosto de 1938 volvió a arrebatarle la Banda Azul al Normandie, estableciendo nuevos récords de travesía del Atlántico en las rutas de este a oeste y viceversa.  El 30 de agosto de 1939, con el estallido de la guerra, realizó su último viaje comercial, zarpando de Southampton con rumbo a Nueva York, transportando 44 millones de dólares en lingotes de oro y 2552 pasajeros, entre los que se encontraba el actor Bob Hope y su esposa.  Permaneció fondeado en el puerto de Nueva York hasta fines de año, mientras se decidía el rol que desempeñaría la nave durante el conflicto.

Tickets del ltimo viaje del Queen Mary

El 7 de marzo de 1940, la recién terminada nave gemela, el RMS Queen Elizabeth, se unió al Queen Mary en compañía del Mauritania y del Normandie que atracaron en Nueva York para comenzar a cumplir sus roles militares.   El 21 de marzo de 1941, el Queen Mary zarpó con destino a Ciudad del Cabo y Sydney donde se realizarían los trabajos de conversión para transformarlo en transporte de tropas.  Los lujosos acabados fueron retirados y en su lugar se instalaron literas para las tropas.  Se instalaron también piezas de artillería de pequeño calibre, confiándose en su velocidad como arma principal de defensa.

La primera misión de transporte de tropas la realizó el 4 de mayo cuando transportó 5000 efectivos australianos a Clyde y de ahí zarpó a Singapur el 16 de junio.  Luego de una revisión de rutina en Singapur, pasó el resto del año transportando tropas entre Sydney y la India.  El barco entró a dique seco en febrero de 1941 y luego continuó transportando tropas entre Singapur y Suez hasta noviembre de ese año. 

Debido a que las aguas se ponían muy peligrosas por la amenaza japonesa en el Pacífico y Oriente Medio, fue enviado a Boston para iniciar operaciones en el Atlántico.  Nuevamente entró a dique seco, aumentada su capacidad hasta 8500 efectivos y repotenciada su capacidad artillera con armas de mayor calibre y mayor número de antiaéreos.  Sin embargo los planes fueron cambiados y nuevamente fue enviado a Australia.

Queeen Mary en servicio

RMS Queen Mary con sus colores del servicio

En julio de 1942 regresó a Nueva York y en los meses que siguieron fue llevado a Clyde y Suez volviendo con un contingente de prisioneros alemanes.  Luego de nuevas modificaciones, el 2 de agosto de 1942 comenzó a transportar entre 10 y 15 mil hombres cada vez.

El día 2 de octubre, aproximándose a Clyde, el Queen Mary precisó de escolta, misión que fue encargada al crucero antiaéreo HMS Curacoa en compañía de 6 destructores.  El Queen Mary navegaba a 28 nudos en zig-zag, escoltado muy de cerca por el Curacoa que solo desarrollaba 26 nudos, cuando el transporte lo sobrepasó, coincidieron los rumbos en colisión inevitable.  La proa del Queen Mary tocó la popa del crucero y le abrió un boquete que inundó la sala de máquinas y se hundió rápidamente.  De los 430 tripulantes del crucero, sólo pudieron rescatarse a 101.  No obstante, el Queen Mary, con daños debajo de la línea de flotación, pudo continuar su travesía hasta Clyde.  Se desató una batalla legal entre la Cunard y el Almirantazgo, terminando en un empate al establecerse que hubo responsabilidad compartida entre los capitanes de ambas naves.

HMS Curacoa

Crucero HMS Curacoa,
hundido en colisión con el Queen Mary

Desde octubre hasta diciembre de 1942 estuvo en Boston realizando reparaciones y luego volvió a Clyde.  El 23 de diciembre zarpó para Ciudad del Cabo, Suez y Sidney transportando tropas británicas a Oriente Medio y tropas australianas de regreso a casa.  Regresó a aguas americanas en abril de 1943 atracando en el puerto de Nueva York en el mes de mayo.  A partir de entonces su misión fue transportar tropas estadounidenses durante lo que restó del conflicto, en especial moviendo divisiones desde Europa hacia el Pacífico. 

Luego de la guerra permaneció en el rol de transporte de tropas de regreso a Estados Unidos.  Posteriormente se inició el proceso de repatriación de la nave, pero mientras tanto, en enero de 1946 transportó novias y flamantes esposas de soldados estadounidenses desde Inglaterra a sus nuevos hogares en Estados Unidos.  El 3 de mayo de 1946 fue transferido a Halifax para transferir a las esposas e hijos de soldados canadienses de regreso a su país, misión que se extendió hasta setiembre de ese año.

La repatriación del RMS Queen Mary concluyó el 27 de setiembre de 1946, cuando fue entregado a sus dueños.  Había viajado 600 mil millas y transportado más de 800 mil personas.  Fue rehabilitado y reequipado nuevamente como trasatlántico en Southampton, donde se le montaron nuevas turbinas, sistemas nuevos de navegación y aire acondicionado.   La capacidad de pasajeros fue modificada para albergar 711 en primera clase, 707 en segunda clase y 577 en clase turista.  El primer viaje reinaugural lo realizó el 31 de julio de 1947 cubriendo la ruta Southampton-Nueva York.  Pero antes de finalizar 1947 nuevos problemas financieros comenzaron a afectar las operaciones de Cunard, el barco embarrancó cerca a Cherburgo y la gente comenzó a preferir viajar por vía aérea.  Por otro lado, el nuevo buque United States ganó la Banda Azul al cruzar el Atlántico a 35.59 nudos, una velocidad inalcanzable para el Queen Mary.

En marzo de 1958 el barco fue repotenciado pero existían serias dudas sobre su futuro, realizando un crucero a las Islas Canarias en diciembre de 1963, ruta que realizó hasta 1965.  La Cunard enfrentó una huelga laboral en mayo de 1966 que le costó £4 millones y que selló el destino del Queen Mary.  Realizó su último crucero el 16 de setiembre de 1967 cuando la Cunard decidió vender la nave a la ciudad de Long Beach, en California por £1.230.000.

Destino del Quueen Mary
El RMS Queen Mary permanece fondeado
como HOTEL y atractivo turístico, en Long Beach, California.

El viaje a Long Beach fue convertido en un tour para recolectar fondos para el financiamiento de la compra.  Salió de Southampton con rumbo a Lisboa, Las Palmas, Río de Janeiro, Valparaíso, Callao, Balboa, Acapulco y finalmente atracó en Long Beach el 9 de diciembre para comenzar su nuevo rol como museo, hotel y centro de conferencias.


Publicado: 9 octubre/2003