La moda femenina

Como los hombres iban a la guerra, las mujeres debían ocupar sus lugares en la industria y el comercio.  Eso obligó a un cambio en el vestido para adecuarse al medio laboral.  Las mujeres comenzaron a usar pantalones, overoles y turbantes en el trabajo.

En 1939 todavía se usaban vestidos drapeados

Los diseñadores estaban forzados a eliminar bolsillos extras, dobles pecheras y debían reducir el ancho y largo de las faldas.  Esto produjo una nueva apariencia en la mujer.  Se acortaron las faldas y los vestidos se hicieron más estrechos combinados con chaquetas cortas.  Los largos vestidos de noche dieron paso a vestidos que cubrían apenas por debajo de la rodilla.

Vestido sastre con falda plisada,
usado en los círculos privilegiados durante 1940

McCall produjo patrones para transformar los trajes de hombre en trajes estilo sastre para mujeres y los vestidos de mujeres en ropa para niños.  En 1939 se introdujo el pantalón para la mujer, que servía perfectamente en el trabajo, en especial en la industria bélica.

Blusa y falda, innovación de 1941 en Estados Unidos

Pero la mujer se acostumbró al uso del pantalón que lo encontró cómodo, pues además resolvía el problema del uso de las medias de nylon y de los zapatos con taco alto.  El uso del turbante no prosperó después de la guerra, pero sí cambió el estilo del peinado, que hasta el año 1939 resultaba de una gran sofisticación.

Las restricciones forzaron a reducir
el tamaño de los sombreros

El principal problema de la moda de los 40 era cómo hacer que la ropa sirviera durante varias temporadas.  Las revistas publicaban innumerables artículos con ideas al respecto.  Sin embargo, la mejor solución fue creada por los estadounidenses que se volcaron a confeccionar prendas que podían combinarse de diferentes formas para dar una nueva apariencia a cada combinación.   Dos faldas y dos chaquetas proporcionaban cuatro tenidas diferentes y si se tenían más de dos blusas se podían hacer milagros.

Los vestidos drapeados y el sombrero de ala ancha se usaban en 1939 y en los 40, aunque no era el modelo ideal en las nuevas confecciones

Las berlinesas también adoptaron el pantalón en 1939

 

Los abrigos usaban grandes solapas y almohadillas en los hombros.  La tendencia era usar abrigos de pieles naturales en Europa.

Las alemanas debían someterse a la cartilla de racionamiento de ropa, pero había cupo suficiente para ir regularmente de compras.
Note la costura de las medias.

Durante la guerra, en Inglaterra y EEUU, las mujeres rara vez usaban sombreros, pero de usarlos eran pequeños.   Los tiempos de los grandes sombreros con alas anchas quedaron en los años 30.  Para evitar el gasto innecesario en el peinado, en EEUU se usaron turbantes.

Las mujeres parisinas durante la ocupación no se dejaban llevar por la melancolía de los años previos.  La vida continuaba y ellas sabían aprovechar cualquier oportunidad para lucir sus exquisitos atuendos.

Las medias cortas, fueron usadas por las jóvenes y para vestimenta deportiva.   La escasez del nylon llevó a las mujeres a pintarse las piernas para dar el efecto de las medias.  Algunas mujeres maquillaban la parte posterior de las piernas con una raya para dar el efecto de la costura de las medias, que debía lucir perfecta.  Para una mujer era motivo de preocupación que la raya de las medias no estuvieran torcidas.

Las mujeres alemanas en 1939 practican
su afición favorita: ir de compras

Los brassieres fueron recortados para levantar y acentuar el busto de las mujeres, de manera similar a lo que se estila en la actualidad.  Utilizaban corséts para moldear los cuerpos hechos de telas endurecidas con algún aditivo.

Los escaparates en el Berlín de 1939
estaban abarrotados de ropa femenina.

El vestuario de las mujeres consistía de vestidos de una pieza, faldas, blusas y vestidos sastre.  Al comenzar la guerra las faldas se recortaron apenas por debajo de las rodillas y el dobladillo o basta era menor de 5 cm para ahorrar material.

El sombrero del año 39 con ala reducida.

Al terminar la ocupación de París, el 25 de Agosto de 1944, para restablecer la dominación francesa en el mundo de la moda, establecieron una exhibición llamada Teatro de la Moda con la participación de Cristóbal Balenciaga, Jacques Fath, Jean Patou, Elsa Schiaparelli y Robert Ricci, hijo de Nina Ricci, pero eso es ya otra historia...

En los 40's el tamaño de los sombreros de invierno se redujo notoriamente.


Publicado: 22 setiembre/2001






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido