El Macartismo

El 29 de junio de 1940, cuando era un hecho que tarde o temprano Estados Unidos entraría en la guerra, el Congreso aprobó el "Alien Registration Act" (Ley de Registro de Extranjeros), que entre otras cosas declaraba ilegal apoyar, favorecer, sugerir o desear que el gobierno fuera derrocado.   La Ley obligaba a todos los extranjeros mayores de 14 años, residentes en EEUU, a llenar un formulario con todos sus datos personales, incluyendo ocupación y declaración sobre cuáles eran sus creencias, tendencias o afiliaciones políticas.  En cuatro meses se registraron cerca de 5 millones de extranjeros.

Objetivos de la Ley

El principal objetivo de la Ley, era debilitar al "American Communist Party" (Partido Comunista de Estados Unidos) y otras agrupaciones políticas de izquierda, que al igual que en todo el mundo, se estaban constituyendo en una amenaza contra el estatus político.  Decidieron que el "House of Un-American Activities Committee" (Comité de Actividades Antiamericanas), más conocido por sus siglas HUAC, establecido en 1938, investigara a personas sospechosas de actividades antipatrióticas, como el mejor medio para descubrir intentos para desestabilizar al gobierno o crear zozobra política.  Inicialmente el HUAC investigó a izquierdistas y derechistas incluyendo el Ku Klux Klan, pero siendo Martin Dies (presidente de HUAC) y otros miembros del Comité partidarios o simpatizantes del Klan, declararon que no habían suficientes evidencias para acusarlos con cargos de desestabilización y que además, dijo Dies, "el KKK es una antigua institución estadounidense, por lo que declararla ilegal era tan absurdo como reinstaurar la Ley Seca."

HUAC

Elizabeth Bently, con los miembros de la Comisión HUAC. Arriba a la izquierda: Richard Nixon.

Una vez que Estados Unidos entró en guerra en 1941, después del ataque a Pearl Harbor, los sentimientos patrióticos eran más fuertes que las sospechas y la desconfianza, y la población dejó de preocuparse un poco por la amenaza roja.  Para entonces, la real amenaza era Japón, incluso más que Alemania.

Espionaje

Sin embargo, en plena guerra, las actividades de los agentes comunistas no habían disminuido, pese a que en esos momentos la Unión Soviética era aliada de Estados Unidos y de Gran Bretaña.  De igual forma, pero en el otro extremo, las actividades de los agentes de la Abwehr también continuaron, pero a diferencia de los comunistas, los alemanes eran seguidos de cerca por la OSS y el FBI.  Por su parte, los agentes soviéticos o agentes estadounidenses que trabajaban para la IV Oficina y la NKGB, no fueron considerados tan peligrosos o amenazantes, sino hasta 1943, cuando el enfrentamiento entre la URSS y sus aliados se hizo ya inocultable.

Joseph Raymond McCarthy

Fue cuando saltó a la palestra Joseph Raymond McCarthy, Senador por Wisconsin, quien inició una persecución implacable contra los comunistas o sospechosos de serlo, al menos para McCarthy.

McCarthy

Senador Joseph Raymond McCarthy

Mientras fue Presidente del Comité de Operaciones Gubernamentales y Presidente del Subcomité de Investigaciones, McCarthy aprovechó el cargo para iniciar las indagaciones para documentar los cargos contra los sospechosos de ser comunistas dentro del gobierno. 

Como era amigo de Edgar Hoover, McCarthy aprovechó las denuncias que la espía Elizabeth Bentley hizo ante el FBI desatando una ola de sospechas, odios e intrigas, en todos los estamentos del país, con acusaciones, juicios, calumnias, amenazas y que incluso fueron causa de algunos crímenes y muchos abusos, contra personas que en muchos casos eran inocentes.  El mismo McCarthy fue censurado por el propio Congreso el 2 de diciembre de 1954, acusado de "comportamiento contrario a las tradiciones del Senado".

Macartismo

La razzia desatada por McCarthy, que fue llamada Macartismo, llevó a los tribunales a miles de personas, mientras otras tantas eran tildadas de sospechosas de participar en actividades antipatrióticas.  En 1947, la HUAC presidida por J. Parnell Thomas, comenzó a investigar a la industria cinematográfica de Hollywood interpelando a 41 personas que trabajaban en esa industria.  Todos se presentaron voluntariamente y fueron clasificados como "testigos amistosos".  Durante los interrogatorios esas personas involucraron a otras 19, que fueron acusadas de tener orientación izquierdista.

Los diez de Hollywood

Una de esas personas, el dramaturgo Betolt Brecht, hizo sus declaraciones y luego se escapó a Alemania Oriental.  Otros diez, Herbert Biberman, Lester Cole, Albert Maltz, Adrian Scott, Samuel Ornitz, Dalton Trumbo, Edward Dmytryk, Ring Lardner Jr. autor de "Woman of the year" (1942) y "M*A*S*H" (1970), John Howard Lawson y Alvah Bessie, conocidos después como "los diez de Hollywood", alegaron que bajo la protección de la Primera Enmienda de la Constitución, tenían el derecho a negarse a responder las preguntas.  El Comité apeló a la Corte Suprema que le dio la razón al Congreso y fueron acusados de desacato y fueron condenados a penas de entre seis y doce meses de prisión.

Denuncias y traiciones

De "los diez de Hollywood" el único nombre conocido entre los aficionados al cine y el público en general, fue el actor Larry Parks.   Parks aceptó colaborar proporcionando evidencia, reconociendo que perteneció al Partido Comunista en 1941, pero que renunció cuatro años después.  Cuando le pidieron que denunciara a compañeros suyos, Parks respondió: "Preferiría, si me lo permiten, no mencionar los nombres de otras personas.  No me obliguen a elegir entre, cometer desacato e ir a la cárcel, y forzarme a arrastrarme en el lodo como un soplón".  El Comité insistió que respondiera a todas las preguntas.  La sesión fue continuada en privado, pero luego se filtraron a la prensa que Parks había dado los nombres de Leo Townsend, Isobel Lennart, Roy Huggins, Richard Collins, Lee J. Cobb, Budd Schulberg y Elia Kazan.  Todos ellos, temerosos de ir a prisión, pasaron por el mismo trance y dieron otros nombres de personas que fueron miembros de agrupaciones izquierdistas.  Lee J. Cobb fue presionado pero resistió durante dos años, luego de lo cual cedió y denunció a Marc Lawrence, Lloyd Bridges, Rose Hobart y Jeff Corey.

Trágicamente, Lee J. Cobb se arrepintió después y nunca se perdonó el no haber resistido a la presión.  Parks fue asesinado frente a las cámaras en 1976. David Raksin declaró años después, que la persecución le había impedido hasta alimentar a su familia, pues le negaban el trabajo adonde fuera.  Cedió a la presión y según dijo, jamás pudo dormir tranquilo desde entonces.  Elia Kazan ("Al este del Edén") se convirtió en uno de los más notorios informantes para proteger su carrera.  Algunos lo perdonaron, otros no.

Se recuerda que entre "los diez de Hollywood" se encontraban los que habían producido películas totalmente antifascistas y pro estadounidenses, como "Hotel Berlín" (1945), "The Master race" (1941), "Crossfire" (1947), "Sahara" (1943), "Pride of the marines" (1945), "Destino Tokio" (1944), y "Treinta segundos sobre Tokio" (1944).

Canales Rojos

Canales Rojos

En junio de 1950, tres ex miembros del FBI y el productor de televisión, Vincent Harnett, derechista a ultranza, publicaron "Red Channels" ( "Canales Rojos"), un panfleto en el que figuraban los nombres de 151 escritores, directores y actores, denunciados de pertenecer a agrupaciones subversivas antes de la Segunda Guerra mundial, pero que hasta ese momento no habían sido puestos en la lista negra de HUAC.

Crece la lista negra

Después que HUAC añadió los 151 nombres a la Lista negra, copias fueron enviadas a todas las empresas de la industria del entreteniendo.  Había listas para el cine, otras para la radio, la música etc.  Los sospechosos, no serían sacados de la lista hasta que comparecieran ante el Comité y convencieran a los miembros de la mesa, de que habían renunciado a su pasado reaccionario.   Mientras tanto las empresas estaban prohibidas de dar trabajo a cualquiera que estuviera en la lista.  La prohibición se extendía a proveedores de bienes y servicios, quienes no podían hacer negocios con aquellos que tuvieran trabajadores cuyos nombres estuvieran en la lista negra.

Sálvese quien pueda

Edward Dmytryk, uno de "los diez de Hollywood ", comenzó a tener problemas económicos a causa de su divorcio y presionado por su nueva esposa, estaba a punto de tener que vender su avión, por lo que decidió encontrar la forma de que fuera sacado de la lista negra.  Se presentó voluntariamente ante el Comité y respondió todas las preguntas que le hicieron, incluyendo en sus declaraciones 26 nuevos nombres de personas que según él pertenecieron a grupos de izquierda.

Dmytryk declaró también, que otras personas, como John Howard Lawson, Adrian Scott y Albert Maltz, lo habían presionado para que sus películas expresaran los puntos de vista del Partido Comunista.  Esto perjudicó notablemente a "los diez de Hollywood", pues quedaban como cómplices al haber ocultado información.

La lista negra comenzó a crecer.  Más de 320 nombres de personajes de Hollywood fueron anotados por HUAC y todos dejaron de trabajar.  Entre ellos se encontraban Larry Adler, Stella Adler, Leonard Bernstein, Marc Blitzstein, Joseph Bromberg, Charlie Chaplin, Aaron Copland, Hanns Eisler, Carl Foreman, John Garfield (cuya muerte prematura está relacionada con la lista negra), Howard Da Silva, Dashiell Hammett, E. Y. Harburg, Lillian Hellman, Burl Ives, Arthur Miller, Dorothy Parker, Philip Loeb, Joseph Losey, Anne Revere, Pete Seeger, Gale Sondergaard, Louis Untermeyer, Josh White, Clifford Odets, Michael Wilson, Paul Jarrico, Jeff Corey, John Randolph, John Lithgow, Kevin Spacey, David Hyde Pierce, Canada Lee, Orson Welles, Paul Green, Sidney Kingsley, Paul Robeson, Richard Wright y Abraham Polonsky.  Howard Koch, que escribió "Casablanca" (1942) también estuvo en la lista negra.

¿Conspiración?

El Comité decidió aplicar la "Ley de Registro de Extranjeros" en contra del Partido Comunista Americano cuyos líderes fueron arrestados en octubre de 1949, y después de nueve meses de juicios, once fueron condenados por haber violado la Ley.  En los siguientes dos años, 46 personas más fueron arrestadas y acusadas de intentar derrocar al gobierno.   Otros que sí eran espías de alto vuelo, como Alger Hiss, Julius Rosenberg y Ethel Rosenberg, contribuyeron a hacerle creer al pueblo de EEUU que se estaba llevando a cabo una enorme conspiración comunista.

Rabo de paja

El 9 de febrero de 1950, como consecuencias de posteriores investigaciones, Joseph McCarthy denunció en un discurso a 57 personas más, acusándolas de ser miembros del Partido Comunista, todos los nombres correspondían a personal del Departamento de Estado.  La lista no era novedosa, porque de hecho eran los mismos nombres publicados por el Secretario de Estado, proporcionados por el FBI a raíz de la colaboración hecha por Elizabeth Bentley y posteriores investigaciones.  La lista fue resultado del filtro hecho en una lista original de 3000 empleados federales.  Algunos habían sido comunistas, otros fascistas, muchos alcohólicos y desviados sexuales, todos esos nombres y sus expedientes fueron proporcionados por Hoover a su amigo McCarthy.  Si hubiera sido investigado el propio McCarthy habría sido puesto en la lista por su alcoholismo y su homosexualidad.

Corea

La guerra en Corea iba mal para EEUU y el comunismo avanzaba en Europa Oriental y China.  El pueblo estadounidense estaba honestamente asustado por una posible subversión interna.  McCarthy fue reelegido como Presidente del Comité de Operaciones del Gobierno y no cesó en sus investigaciones, desatando una nueva escalada de acusaciones.

Muchos funcionarios perdieron sus cargos, después de admitir que habían sido miembros del Partido Comunista.  McCarthy les dijo claramente a todos los testigos que la única forma en la que podía demostrar que habían abandonado sus relaciones con los grupos de izquierda, era dando los nombres de otros miembros.

La cacería de brujas y la histeria anticomunista el macabro "macartismo" se extendió a otros países.  Un gran número de personas, como Joseph Losey, Richard Wright, Ollie Harrington, James Baldwin, Herbert Biberman, Lester Cole y Chester Himes se marcharon a Europa.

Truman y Marshall: sospechosos

McCarthy dirigió sus baterías contra miembros del partido Demócrata, asociados con las políticas del Nuevo Orden de 1930.  Harry S. Truman y miembros de su gobierno demócrata como George Marshall y Dean Acheson fueron acusados de ser blandos con el comunismo, el mismo Truman fue acusado de ser un peligroso liberal.  Pero con su campaña de ultra nacionalismo, McCarthy ayudó al candidato Republicano Dwight Eisenhower, a ganar las elecciones en 1952, quien además a los ojos del pueblo estadounidense era el único que podía resolver el problema de Corea, ganando la guerra, como lo hizo en 1945.

"Yo no fui"

La mayoría de los políticos, no se atrevían a contradecir a McCarthy, puesto que ello significaba el suicidio político.  Una excepción fue William Benton, propietario de la Encyclopedia Britannica y Senador por Connecticut.  McCarthy y sus allegados comenzaron a difamar a Benton acusándolo de haber protegido a comunistas mientras era Secretario Asistente en el Departamento de Estado y de haber comprado piezas de "arte impúdico" y de ser desleal a su país, porque la mayor parte de las publicaciones de su compañía era impresa en Gran Bretaña.  Benton, salió bien librado de la acusación, pero no fue reelegido en 1952.

Robin Hood: ¿comunista?

La siguiente arremetida de McCarthy fue en contra de las editoriales, llegando a clasificar 30 mil libros escritos por "comunistas, pro comunistas, excomunistas y anti-anticomunistas".  Después de la publicación de la lista, los libros fueron retirados de las librerías y bibliotecas.   Uno de esos libros fue " Robin Hood", pues a los ojos de McCarthy, el libro, mostraba la clásica conseja comunista de quitarles a los ricos para darles a los pobres.

McCarthy se casa

Durante todo ese tiempo, los oponentes de McCarthy estuvieron recolectando evidencias de las actividades homosexuales del senador.  Varios miembros de su equipo, como Roy Cohn y David Schine fueron acusados de mantener relaciones sexuales.   La primera denuncia fue hecha el 25 de octubre de 1952, en Las Vegas, por el diario "Las vegas Sun".  Con el propósito de acallar los rumores y ante la recomendación de sus abogados, decidió no demandar al diario y más bien optó por casarse con su secretaria Jeannie Kerr.  Después la pareja adoptó una niña de cinco años en Nueva York.

El turno del Ejército

En octubre de 1953, McCarthy comenzó a investigar las infiltraciones comunistas en los círculos militares.  Intentó desacreditar al Secretario del Ejército, Robert Stevens.  El Presidente Eisenhower se puso furioso y decidió que era tiempo de acabar con las actividades de McCarthy.   El Ejército trato de demostrar que McCarthy había tratado de evitar el reclutamiento de un tal David Schine, pero cuando eso no tuvo éxito, le acusaron de intentar obtener privilegios en el servicio militar para beneficiar a Schine.

Richard Nixon a la carga.

Eisenhower instruyó a su vicepresidente Richard Nixon, amigo y ex colaborador de McCarthy, que lo atacara.  El 4 de marzo de 1954, Nixon en un discurso involucró a McCarthy, sin nombrarlo, diciendo que algunos funcionarios del gobierno, después de haberle prestado un servicio a la nación, estaban cometiendo abusos incalificables.  Muchos personajes de los medios, que habían sido opositores al macartismo, se atrevieron entonces a manifestarse abiertamente en contra del Senador por Wisconsin.  Se unieron conductores de programas de radio y televisión, editores de periódicos y periodistas, en una campaña contra McCarthy.

Ocaso de McCarthy

Las investigaciones al Ejército de Estados Unidos, fueron transmitidas por TV a toda la nación y mostraron al público los métodos sucios empleados por McCarthy.  La condena nacional alcanzó el recinto del Senado, donde fue presentada una moción de censura que McCarthy perdió por 67 votos contra 22.  Eso terminó con la carrera política del Senador, pero el macartismo continuó, según dicen algunos analistas desde el fin de la Guerra Fría, y con los acontecimientos en Irak, nuevamente la prensa estadounidense ha vuelto a mostrar la palabra "mccarthyism".

Que hubo comunistas en la sociedad estadounidense, no cabe ninguna duda, pero en los años 30 era más una moda que otra cosa, tal como lo fue el fascismo y eso no quiere decir que existiera una confabulación para tumbar al gobierno.  La mayoría de los estadounidenses que participaron en actividades izquierdistas, renunciaron a ella, sin pompa, ni aspavientos, simplemente porque pasó de moda.  En buena medida, hubo tantos comunistas como fascistas en EEUU.  McCarthy tuvo razón en su momento, aunque se le pasó la mano, pero si algo hay que reconocerle al Senador de Wisconsin, es que tuvo el privilegio de incorporar una nueva palabra al léxico político en todos los idiomas.  En ingles: "mccarthyism"; en castellano: "macartismo", que significa "(1) La práctica de hacer acusaciones de deslealtad política o subversión, sin evidencias suficientes. (2) El uso de investigaciones injustas o métodos acusatorios injustos con el propósito de suprimir a la oposición.

Macartismo latino

Una última acotación, el espíritu de McCarthy, surgido durante la Segunda Guerra Mundial, ronda todavía los círculos políticos de muchos países latinoamericanos donde se cometen abusos, con prácticas macartistas, para eliminar a los opositores, no importando que sean de izquierda o derecha, pues lo practican por igual tirios y troyanos.

Los más perjudicados

El problema de los actores fue más grave que el de los demás personajes de Hollywood, sobre todo el de los escritores, guionistas y productores, quienes podían seguir trabajando anónimamente, mientras que los actores y directores, no podían cambiar de cara y la pasaron muy mal, hasta se convirtieron en una suerte de parias.  Por eso, muchos personajes que figuraban en la lista negra, se marcharon a México y Europa.

¿Cuántos actores prefirieron prestar servicio militar voluntario y marchar al frente para evitar ser acusados?  Eso nunca se sabrá, a menos que el FBI desclasifique toda la documentación sin tachas ni borrones.

Hugo Butler, escribió guiones para Luis Buñuel en México, Jules Dassin, escribió en Francia "Rififi" (1954) y en Grecia "Nunca en domingo" (1960).  Uno de los pseudónimos de Dalton Trumbo fue "Robert Rich", que ganó el Oscar con "The Brave One" (1956).  Cuando terminó la década, la gente de Hollywood se percató que "Nathan E. Douglas", ganador del Oscar por escribir "The Defiant Ones" (1958), en realidad era Nedrick Young, quien estaba en la lista negra de McCarthy.   Nunca se supo cuántos actores hubo en la lista negra.  Incluso cuando terminó la cacería de brujas, mucha gente continuó sin trabajo y no pocos se suicidaron.  Sólo en 1960 Otto Preminger pudo romper el mito de la lista negra, al revelar que Dalton Trumbo fue quien escribió el guión de “Exodus”.  Después fue divulgado también, que Michael Wilson escribió "El puente sobre el Río Kwai" (1957) y que había completado el guión de "Lawrence de Arabia" (1962).

Otra consecuencia del macartismo fue la aparición de una serie de películas de corte anticomunista como "La amenaza roja" (1949), "Me casé con un comunista" (1950), "Fui un comunista para el FBI" (1951), "Walk East on Beacon" (1952), "My Son John" (1952), "Big Jim McClain" (1952) y "Juicio" (1955).

Lo que sigue, es una muestra de la situación por la que pasaban las personas que trabajaban en la industria del entretenimiento.  Se trata de un memorando desclasificado por el FBI, relacionado con la actriz Judy Holliday, quien no fue acusada sino que sólo fue llamada a declarar ante la Comisión.

[Entre corchetes las notas del editor]

[FBI: Memorando de Cigarrillos Chesterfield]

7 de abril de 1951

Para: Mr. Tolson
De: L. B. Nichols
Asunto: [dejado en blanco por Nichols]

[Nombre censurado por el FBI] quien maneja la publicidad de Chesterfield, me ha comunicado que el productor del "Show de Bob Hope" ha firmado un contrato con [la actriz] Judy Holliday, pero que Ligget & Myers está tomando la firme determinación de que ellos no la desean en su programa aún cuando ella ha hecho una declaración negando que haya sido miembro del Partido Comunista.  [Nombre censurado por el FBI] ha tomado esta posición sobre la base del reciente informe de la Comisión vinculándola con el programa Cruzada por la Paz.

cc: Mr. Ladd
LBN:CMC


Publicado: 23 enero/2005






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido