Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Bombardeo de Coventry

En 1940, Coventry era una ciudad industrial de 180 mil habitantes situada en el Condado de Warwick en el centro de Inglaterra.  Desde el punto de vista del bombardeo estratégico, Coventry fue un blanco legítimo pues en la ciudad existían grandes industrias que abastecían a la aviación inglesa.  Empresas como Dairnler, Dunlop, GEC, Humber, Armstrong Whitworth y muchas otras más producían desde bombarderos hasta vehículos blindados y gran cantidad de accesorios para uso militar.

Coventry

Esas industrias que comenzaron en los albores de la era industrial inicialmente estaban dedicadas a la fabricación de bicicletas y máquinas de coser, pero en los años 30 fueros levantadas nuevas industrias dedicadas a la producción de aviones y vehículos.

El 25 de junio de 1940, la Luftwaffe lanzó 5 bombas sobre el aeródromo de Ansty seguido de otra serie que cayeron sobre las colinas de la ciudad causando 16 muertos.  Causó pánico que un día antes que el cine Rex proyectara la película "Lo que el viento se llevó", una bomba arrasara el teatro.

En octubre la Luftwaffe realizó una serie de bombardeos de baja intensidad sobre blancos militares seleccionados, pero que irremediablemente causaron la muerte de civiles en edificios contiguos.

Como represalia, el 8 de noviembre la RAF decidió bombardear la cuna del Nacionalsocialismo, la ciudad de Munich.  El bombardeo causó miles de muertos entre la población civil.  En respuesta, la OKW decidió intensificar el bombardeo de Coventry y así fue coordinado con el Alto Mando de la Luftwaffe.

La noche del 14 de Noviembre de 1940, se llevó a cabo la Operación "Sonata de Claro de Luna".  Se designaron 449 bombarderos para arrojar 150.000 bombas incendiarias, 1400 bombas con 503 toneladas de alto explosivo y 130 minas marinas lanzadas en paracaídas durante un período de dos días consecutivos.  Al anochecer de ese día, las escuadrillas de aviones del Kampfgeschwader 100 despegaron desde sus bases en Francia.

Cada avión seguía la ruta marcada con un haz de radiofrecuencia que se interrumpía si el avión se desviaba de la ruta.  Cuando los aviones llegaban a las cercanías de la ciudad un segundo haz de radiofrecuencia marcaba la posición correcta para preparar el bombardeo, que era iniciado cuando los aviones cruzaban un tercer haz de radiofrecuencia.

A las 7 de la noche, las sirenas alertaron a la población y a las 7:20 comenzaron las baterías antiaéreas a disparar.  Los aviones marcadores lanzaron sus bengalas en paracaídas para señalar el perímetro del blanco.  Luego siguieron las bombas incendiarias que marcaron con fuego el área de bombardeo.

A las 7:30 la segunda oleada de bombarderos descargó sus bombas.  La lluvia de bombas continuó hasta las 2 de la mañana.  Murieron más de 550 personas y otras varias miles resultaron heridas como consecuencia directa de las explosiones del masivo bombardeo y por los incendios que se desataron como consecuencia de las bombas incendiarias.

Como suele suceder en los bombardeos masivos, ya sea en Coventry, o como ocurrió después en Dresde, Berlín y Tokio, el intenso calor crea tormentas de aire con 500 o más grados de temperatura que cruzan las calles, penetran en las viviendas y queman a cuanto ser vivo se encuentre en el camino del infernal huracán.  Dentro de las viviendas la temperatura puede llegar a los 2000 grados y el viento abrasador alcanza tal fuerza que derriba a cualquiera.  Los edificios se derriten por dentro, aunque el exterior, como la cubierta de un horno, puede quedar en pie. Las llamas fueron alimentadas por la destrucción de la red de distribución de gas.

En Coventry, además de todas la fábricas, fueron destruidas o quedaron seriamente dañadas, 4330 casas y entre los edificios públicos, la Catedral de San Miguel se convirtió en símbolo de las horribles consecuencias de un bombardeo masivo.  El sistema de tranvías quedó completamente destruido al igual que 108 de los 181 buses que prestaban servicio de transporte público.

Los bombardeos sobre Coventry continuaron en menor escala los días del 8 al 10 de abril de 1942 y el último se realizó en agosto de 1942.  En total fueron 41 bombardeos y fueron dadas 373 alertas.  La cuenta de víctimas en Coventry durante toda la guerra fue de 1236 personas, de las cuales 808 no pudieron ser identificadas.

Ahora se sabe, que Churchill y el mando militar británico sabían que la operación se llevaría a cabo, puesto que ellos conocían los códigos de la máquina codificadora Enigma.  El Primer Ministro fue informado por el centro de inteligencia en Bletchley Park.  La pregunta es si justificaba no dar a conocer que sabían, con días de anticipación, que la Operación Sonata de Claro de Luna estaba en marcha.  ¿Justificaba no advertir a la población, no tomar las precauciones militares necesarias, sabiendo que la ciudad sería bombardeada, sólo para no divulgar que conocían los códigos de comunicaciones alemanas?


LIBRO

Operation Moonlight Sonata: The German Raid on Coventry por Allan W. Kurki.


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 27 febrero/2001 - Actualizado 12 febrero/2011