Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Hundimiento del SS Barnhill

El 20 de marzo de 1940 ya existía el estado de guerra entre Alemania y Gran Bretaña.  En esos momentos iniciales del conflicto, no se habían tomado precauciones todavía sobre la conveniencia de que los barcos mercantes navegaran sólo de noche y con escoltas por el Canal Inglés.   Por esa razón, totalmente solitario, ese 20 de marzo, el vapor británico SS Barnhill de 5439 toneladas de registro bruto, al mando del capitán Michael O'Neill, navegaba procedente de Halifax y con destino a Londres.  El barco, propiedad de Counties Ship Management Co. con sede en Londres, transportaba principalmente cobre y otros productos varios, incluyendo grandes cantidades de comida enlatada.

"!avión sobre nosotros!"

Ese día miércoles estaba totalmente despejado y la luna iluminaba la cubierta del carguero que a las 10:30PM se encontraba a seis millas al sur-sureste de Beachy Head, a sólo horas de su llegada a puerto.  A esa hora, el vigía gritó "!avión sobre nosotros!"   El capitán O'Neil supuso que debía ser británico, hasta que vio que caía en picada sobre el buque.  Se trataba posiblemente de un Dornier Do 17, aunque nunca se supo con exactitud, ni el tipo de avión ni la unidad a la que pertenecía.  Una bomba cayó a babor pocos metros del casco haciendo que el barco escorara a estribor para luego enderezarse y caer hacia estribor.

SS Barn Hill

En la portada del libro "They also served", el SS Barnhill todavía con incendios a bordo.

Poco después una serie de bombas caían sobre el barco.  Una bomba hizo blanco en la popa penetrando hasta la bodega No 4, mientras otra penetraba por la chimenea.  El capitán O'Neill se encontraba inconsciente, oculto entre los restos del puente, mientras la carga de madera y carburo de la bodega, se incendiaba.

"El capitán O'Neill está muerto!"

Las máquinas se detuvieron y la nave comenzó a escorar lentamente hacia estribor.  Cuatro tripulantes estaban muertos y otros 8 estaban muy mal heridos.  Para los tripulantes el capitán O'Neill estaba muerto entre los escombros del puente.  A una milla de distancia una escuadrilla de Hurricanes divisó las explosiones y se dirigió al lugar, pero era demasiado tarde, el avión alemán ya había desaparecido.

Alerta a los botes salvavidas

La noticia del bombardeo llegó a la estación de botes salvavidas de Eastbourne a las 11 de la noche y 15 minutos.  Después era lanzado al agua el bote Jane Holland que se dirigió inmediatamente al lugar del siniestro.  A la 01:40 el bote se encontraba al lado del mercante procediendo al rescate de 18 tripulantes que se encontraban en una balsa.

Otros 10 tripulantes rescatados

El Barnhill seguía en llamas y se escuchaban las explosiones en su interior.   Los rescatistas observaron que el puente de mando había volado por los aires y se encontraba sobre la cubierta a proa.  Fueron rescatados otros 10 hombres que se encontraban en el buque y decidieron regresar a puerto donde llegaron a las 03:00AM

O'Neill inconsciente

Mientras tanto, en el buque siniestrado, el capitán O'Neill que había volado a 10 metros de altura con el puente, había caído sobre la cubierta en medio de los deshechos lanzados al aire, quedando inconsciente hasta las 04:00AM.  Tenía una pierna fracturada, un brazo inmovilizado y una enorme herida en el pecho.  Gritó, pero en los alrededores no había quien le escuchara.  Luego vio la campana del barco y trato de arrastrarse hacia ella.  Se incorporó sobre la pierna sana apoyándose con el brazo bueno en el mástil y con los dientes tiró de la cuerda de la campana tantas veces como pudo.

Regresa el Jane Holland

Un remolcador enviado al lugar escuchó las campanadas y lo comunicó a la estación de botes salvavidas.  El Jane Holland se hizo nuevamente a la mar en dirección al barco a las 4:45AM.  Una hora y 45 minutos después, el bote se encontraba cerca pero no podía acoderar al lado del buque debido a la mar gruesa y al viento; por tanto decidieron enviar dos rescatistas al remolcador para que los subiera a bordo.

Salvan a O'Neill

En la cubierta de proa encontraron al capitán O'Neill inconsciente y fue trasladado al bote salvavidas.  El médico le encontró una clavícula fracturada, cinco costillas rotas, doble fractura en un brazo, el pulmón perforado y violenta concusión.

885 tn de carga recuperada

Cuarenta minutos después del rescate el Jane Holland transportó a los bomberos para apagar el fuego en el buque, trabajo que les tomó varios días mientras el barco a la deriva se acercaba a la playa cerca a Langney Point.  Eventualmente encalló y se partió en dos, pero parte de la carga fue recuperada en los días posteriores.  El inventario fue de 885 tn de carga, de las cuales 174 tn eran de queso, 110 tn de papel higiénico, 30 tn de cartón, 49 tn de enlatados, 142 tn de cobre y 300 tn de aluminio.

El 13 de agosto de 1940 el Jane Holland bajó a los últimos hombres que estaban a bordo y el barco quedó abandonado.  En la actualidad los restos del SS Barnhill pueden verse, cerca a Langney Point, cuando la marea está baja.


Bibliografía

They also served: The story of Sussex lifeboats at war 1939-1945, por Martin F. Mace
Publicado por Historic Military Press - West Sussex - United Kindom


Publicado: 25 setiembre/2002