Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Hundimiento del Awa Maru

El buque japonés Awa Maru, era un barco de carga y pasajeros que desplazaba 11.249 toneladas, por tanto uno de los más grandes mercantes de la flota japonesa.  Estaba comandado por el capitán Hamada Matsutaro.

Awa Maru

Awa Maru

Acuerdo de libre paso.

En 1942, la Cruz Roja hizo intentos para enviar quinina a los prisioneros de guerra aliados en Filipinas, pero el gobierno de Japón negó la autorización.  Preocupados por el trato que podían estar recibiendo los prisioneros estadounidenses en el sureste asiático, Washington propuso por intermedio del gobierno suizo, que buques japoneses transportaran la ayuda humanitaria a los campos de prisioneros.  Los buques tendrían libertad de paso a través del bloqueo submarino.  Nuevamente los japoneses rechazaron la propuesta, pero luego se retomaron las conversaciones.

Uno de los puntos que no se lograban conciliar era respecto a la dieta.  En esos momentos los soldados japoneses comían arroz, vegetales encurtidos y bolas de carne de pescado, dieta que para los estándares occidentales era insuficiente.   Pero los japoneses argüían que los prisioneros no podían alimentarse mejor que los soldados japoneses.  Finalmente los representantes llegaron a un acuerdo que fue firmado en Suiza entre los gobiernos de EEUU y del Imperio de Japón garantizando el libre paso de buques de ambos países que transportaban prisioneros y paquetes de ayuda de la Cruz Roja destinadas a prisioneros de guerra.  Esos buques pintados de verde llevaban visibles cruces blancas, iluminadas por reflectores, a ambos lados y en la chimenea, para distinguirlos de los demás mercantes.  El tercero de los barcos japoneses destinados a ese servicio fue el Awa Maru.

Primer embarque de ayuda humanitaria

En diciembre de 1943 cinco buques soviéticos zarparon de Portland, Oregon, EEUU, transportando 2500 toneladas de suministros, en su mayor parte, alimentos, medicinas, ropa y correspondencia, destinados a prisioneros de guerra estadounidenses. Las naves recalaron en Vladivostock donde la carga fue transbordada a buques japoneses que debía llevarlos al campo de prisioneros de Nakhoda, a cien millas al sur de Vladivostock.

El Awa Maru en la Operación SHO

El Awa Maru zarpó de Moji el 8 de agosto de 1944 como parte del convoy H-71 durante la Operación SHO.  En la travesía el convoy sufrió serios ataques submarinos del USS Redfish y USS Rager hundiendo varios barcos.   En la bahía de Luzón el convoy sufrió el embate de un feroz tifón que azotó la zona entre el 18 y el 19 de agosto.   El USS Rager hundió varios mercantes del desintegrado convoy, mientras se le unía el USS Bluefish y el USS Spadefish.  El Awa Maru acusó un impacto de torpedo y quedó al garete.

Lo que quedaba del convoy fue reensamblado en San Fernando y pudo continuar rumbo a Manila donde llegó el 21 de agosto.  Poco después llegaba el Awa Maru remolcado pues tenía las máquinas detenidas.  El Awa Maru debió quedarse haciendo reparaciones, probablemente salvando así de ser hundido pues el drama del convoy HI-71 no terminó ahí.

Testimonio

Según el testimonio de un veterano que fue prisionero de guerra, el 15 de diciembre de 1944, en Singapur, 525 prisioneros se alineaban en el campo de prisioneros del camino River Valley esperando a ser llevados a los muelles para abordar el Awa Maru.  Luego de pasar lista y revisar las pertenencias de los internos, fueron subidos a camiones.  Al llegar al embarcadero los prisioneros vieron la silueta de uno de los grandes mercantes japoneses en el que serían transportados.  Lentamente todos fueron bajados, por la única escalinata, a las bodegas que les servirían de alojamiento.  En ese lugar debían pasar los próximos 11 días, mientras se ensamblaba el convoy, antes de zarpar.

Pasó la Noche Buena y el día 26 de diciembre, el Awa Maru levó anclas para lentamente dirigirse mar afuera rumbo al Japón, con una primera escala en Saigón.  Más tropas japonesas abordaron el Awa Maru y el número de barcos en el convoy llegó a contar 20 naves incluyendo un par de fragatas de escolta.

Saliendo de Saigón, el convoy bordeó la costa de China para evitar a los submarinos estadounidenses.  Cada noche el convoy fondeaba en las bahías de la costa protegidos por la oscuridad y la niebla.  Durante el día aviones japoneses sobrevolaban el convoy en búsqueda de submarinos enemigos.  A medida que el convoy avanzaba al norte el clima comenzó a cambiar, notándose ya una sustancial baja de temperatura.  Los prisioneros tenían que subir a cubierta, caminar sobre una plataforma que sobresalía de cubierta para orinar y evacuar, haciendo equilibrio y soportando las ráfagas de aire helado sobre la tapa de regala de popa.  Estando acostumbrados ya al clima tropical, soportar las bajas temperaturas era una prueba difícil de sobrellevar sin ropa adecuada.

El Awa Maru regresa al servicio

El 15 de enero de 1945, el Awa Maru recaló en la bahía de Moji para terminar las reparaciones y reincorporarse al servicio.  En Japón era pleno invierno y a esas alturas la cubierta del buque estaba blanca por la nieve.  Varios centenares de prisioneros fueron desembarcados.

El 17 de febrero de 1945, el Awa Maru estaba listo para zarpar en misión de transporte de ayuda humanitaria bajo los términos del acuerdo con EEUU.  De acuerdo al procedimiento acordado, los japoneses radiaron la salida del buque indicando la ruta que seguiría la nave.  Saliendo de Moji, en ruta a Singapur, Indonesia, Hong Kong, Formosa y luego el regreso a Japón.  Por su parte el mando naval estadounidense irradió las órdenes a todos los submarinos que debían permitir el libre tránsito de la nave en caso de ser avistada.

USS Queenfish

USS Queenfish

El día fatal

El día 01 de abril de 1945, el Awa Maru navegaba con todas sus luces encendidas cuando fue avistado por el submarino USS Queenfish comandado por Elliot Loughlin, mientras seguía el rumbo paralelo a la costa de China.  Esa tarde, el Queenfish había atacado un convoy japonés averiando a un transporte.   Dos horas y media después, tuvieron contacto de radar con el Awa Maru.   Loughlin aproximó su nave hasta ponerse a tiro y disparó cuatro torpedos.  El USS Queenfish permaneció en el lugar hasta que se hundió la nave japonesa y más tarde rescató al único superviviente de la tragedia.  El japonés le informó que el barco que habían hundido era al Awa Maru.

Reacción del mando naval

Loughlin notificó lo acontecido al comandante de la Flota Submarina del Pacífico, Charles Lockwood, que hizo el informe para el Almirante King, Jefe de Operaciones Navales.  King ordenó despojar a Loughlin el mando y que fuera regresado para enfrentar una corte marcial por desobedecer órdenes directas de su superior, ineficiencia en el cumplimiento del deber y negligencia al recibir órdenes.

Protesta japonesa

El gobierno japonés protestó por el hecho y denegó hacer más entregas de ayuda humanitaria.  Estados Unidos admitió el error y se comprometió a reemplazar el barco e indemnizar después de la guerra.  La réplica japonesa fue que ese ataque resultó ser "el más infame acto de traición, sin paralelo en la historia del mundo."

Después de la guerra, el gobierno japonés insistió en usar el caso del Awa Maru como elemento de negociación, pero el gobierno estadounidense desestimó y se negó a pagar la indemnización, aduciendo que el trato a los prisioneros estadounidenses fue inhumano y largamente más grave que el hundimiento del barco.  Por tanto Washington dio por terminado el asunto y no pagó ninguna indemnización, prohibiéndole al gobierno japonés mencionar ese caso nuevamente.

Declaración de Loughlin

Loughlin declaró que no recibió las órdenes generales, pues el radiotelegrafista no las transcribió mientras estaban en Saipan.  Admitió que sí recibió las órdenes relacionadas con el Awa Maru y su paso por su área de patrullaje.  Al detectar a la nave japonesa, dijo que estaba sobrecargado y por eso le pareció que era un destructor que se movía en la niebla a gran velocidad y no un mercante, por lo que decidió disparar cuatro torpedos.  Loughlin admitió no haber identificado positivamente el blanco antes de disparar.  En su descargo dijo que la nave estaba fuera de la ruta establecida y del horario de navegación.

Sentencia

En el juicio, Elliot Loughlin fue absuelto de los dos primeros cargos, pero fue hayado culpable por negligencia, recibiendo una amonestación del Secretario de Marina.  Chester Nimitz estuvo disconforme con el dictamen del jurado y envió reprimendas a los miembros de la Corte Marcial.  A Loughlin le retiraron el mando y quedó bajo las órdenes de Lockwood en labores de entrenamiento.  Más tarde, el oficial fue transferido a la Flota del Atlántico donde se desempeñó como Oficial de Operaciones.   Años después el caso del Awa Maru fue olvidado y Loughlin alcanzó el rango de Contralmirante.

¿Qué transportaba el Awa Maru?

Hay muchas contradicciones sobre la carga y pasajeros del Awa Maru en el momento de ser hundido.  Unos autores dicen que el 28 de marzo, el Awa Maru tenía a bordo a 2000 pasajeros entre los que se encontraban oficiales del ejército, diplomáticos, técnicos y civiles.  También que llevaba a bordo un cuantioso botín de guerra, consistente en 40 toneladas de oro y diamantes por un valor de 5 mil millones de dólares.  Dicen también, que su primera escala antes de emprender el viaje a Japón fue Yakarta donde cargó 2500 toneladas de petróleo crudo, cientos de toneladas de material de perforación petrolífera y varias toneladas de tungsteno, zinc y caucho.  No son pocos los que afirman que llevaba armas, municiones y repuestos de avión.  También dicen que aunque los estadounidenses sabían que el barco japonés acostumbraba a llevar cargas ilícitas, respetaban el acuerdo de dejarle libre paso, por ser de necesidad vital para los prisioneros estadounidenses el recibir la ayuda humanitaria.

Otros autores, por el contrario, afirman, que en la fecha en que ocurrió el hundimiento, los japoneses estaban tratando de huir del bombardeo aliado en el sureste asiático y que el buque llevaba de regreso a Japón más de 2000 civiles, hombres, mujeres y niños, incluyendo técnicos, personal administrativo y heridos.  El informe del tiempo correspondiente el día del hundimiento indica que en el estrecho de Formosa (Taiwan) no había niebla.  El Awa Maru fue hundido en las coordenadas 24.40 N, 119.45 E y por ser aguas territoriales chinas, fue rescatado por la empresa Salvataje China Co. en los años 70.  En 1975, el gobierno chino entregó a Japón algunos restos de barco.  Es dicha empresa la que debe saber qué es lo que había en las bodegas del barco japonés, pero el gobierno chino no se ha pronunciado al respecto.

El recuerdo

Todos los años en el templo de Tokusaga Shoguns de Tokio y en el templo de Nara, se rememora la fecha del hundimiento del Awa Maru y la muerte de miles de personas, cuyos nombres están grabados en pulidas paredes de granito negro.

USS Queenfish

El USS Queenfish (SS-393), fue lanzado al agua el 30 de noviembre de 1943. Desplazaba 1526 tn en superficie y 2391 sumergido.  Con su tripulación de 66 hombres navegaba a 20 nudos en superficie y 9 nudos, sumergido.  Estaba armado con un cañón de 5", una ametralladora antiaérea de 40MM y 10 tubos de 21".

Después de la Segunda Guerra Mundial, prestó servicios en la Guerra de Corea.   Durante ese conflicto, el USS Queenfish regresó a las aguas donde hundió al Awa Maru en 1951 y 1953.  En esa oportunidad no tuvo a su alcance ningún blanco pues ellos se encontraban en la desembocadura del río Yalú, fuera de su alcance.  En 1954 regresó a San Diego.  En 1960 fue reasignado como submarino auxiliar y dado de baja en el servicio en 1963.  Finalmente, el 14 de agosto de ese año, fue utilizado como blanco para ejercicios en el Pacífico donde fue hundido.


Publicado: 8 enero/2005