Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Teletipo

El cable submarino

El teletipo está asociado con el cable submarino.  Fue en 1858 cuando se tendió el primer cable bajo el mar, que fue usado como enlace de telegrafía entre América y Europa.  Apenas soportó los embates del mar y las mandíbulas de los tiburones durante 20 días, pero a pesar de ello transmitió algo más de 700 mensajes telegráficos de continente a continente.

Teletipo

Sala de Teletipo en 1938

Telecomunicaciones por cable

Antes de la Segunda Guerra Mundial, ya se empleaban los cables submarinos para las comunicaciones telegráficas, telefónicas y de teletipo y se utilizaron los llamados sistemas multiplexados que permiten transmitir varias comunicaciones simultáneas por un solo cable.

¡A cortar los cables!

Apenas estallaron las hostilidades, los gobiernos beligerantes se ocuparon de cortar inmediatamente, en sus costas, las comunicaciones que el enemigo pudiera usar en su provecho y no fueron pocos los intentos de cortar los cables submarinos en las propias aguas enemigas.

La importancia de la radio

Una vez que fueron cortados los cables, las comunicaciones se efectuaron exclusivamente por medio de radios de onda corta.  En consecuencia, los gobiernos prohibieron el uso de transmisores por personal civil y en los países ocupados por el Eje, se confiscaron los receptores para evitar que la gente escuchara las noticias y la propaganda del enemigo.  A nivel mundial, todas las licencias de Radioaficionados fueron canceladas, en previsión de que pudiesen ser usadas para actividades ilícitas y para evitar que se filtraran las comunicaciones militares.

Teletipo

Sala de Teletipo en 1939

El teletipo

Para los países aliados, el teletipo era la herramienta básica para sus comunicaciones puesto que tuvieron un mejor control sobre el mar y sus costas.   Por el lado de los países de El Eje, el dominio sobre el escenario europeo les permitía un mejor control sobre las líneas terrestres que empleaban básicamente también el teletipo.

Este sistema de comunicaciones por cable se utilizó en el frente de batalla, como un medio rápido y eficiente, para transmitir órdenes y para satisfacer las necesidades logísticas y de seguridad por permitir el fácil encriptamiento o codificación de los mensajes.


Publicado: 12 febrero/2001