Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Radares en la Kriegsmarine

Acorazados

Durante la Guerra Civil española, los acorazados, Graf Spee con un modelo experimental FuMO 22 y el Deutschland con un Seetakt, fueron los primeros buques de guerra alemanes equipados con radar operacional, que navegaron por aguas españolas durante la noche, de manera segura y confiada.

Cuando el Graf Spee fue hundido por su tripulación en el Río de la Plata, los británicos enviaron especialistas para revisar las antenas y equipos de radar, además de que con seguridad, mediante buzos sacaron cuanto pudieron del buque.  Cuando el Deutschland fue rebautizado Lützow en 1940, fue remodelado con un FuMO 22.  Es interesante notar que cuando los acorazados fueron reclasificados como Cruceros Pesados, las antenas de radar fueron colocadas en la posición más alta del buque y por otro lado, el palo de trinquete, mástil delantero, fue cambiado por un mástil más pequeño, para permitir que el radar tuviera una cobertura sin obstrucciones en todas direcciones.   El Admiral Scheer sufrió modificaciones similares y fue equipado con un FuMO 27.

Graf Spee

Radares en el Graf Spee

Los acorazados Clase Scharnhorst y clase Bismarck estuvieron equipados con radares Fumo 22 y FuMO 23, y fueron cambiados por FuMO 27 en 1941.  El Tirpitz fue el buque mejor equipado con radares de varios tipos, tanto pasivos como activos, pero no hay mucha información sobre su efectividad en combate.

C. Indicador de distancia en torre de 10.5m y antena FuMO 23 1940-1942
D. Indicador de distancia en torre de 7m y antena FuMO 23 en el Tirpitz 1940 - 1944
E. Posibles dipolos FuMO 21 en el Bismarck.

Cruceros Clase Hipper

El buque más moderno, pero de efímera vida el Blücher estaba equipado con un FuMO 22.  El Admiral Hipper tenía equipo similar y fue remodelado con un FuMO 27 en 1942.  No se conoce cuál fue el equipamiento final cuando fue barrenado por su tripulación en mayo de 1945.  Dos fotografías tomadas por los británicos después de la capitulación muestran que el Admiral Hipper fue equipado con un FuMO 25 similar al del Prinze Eugen.  El Prinze Eugen a diferencia del Bismarck estaba equipado con un medidor de distancia y radares FuMO 27.  En su configuración final, fue equipado con un FuMO 81, radar de reconocimiento panorámico Berlin-S.  Desde agosto de 1944 el Prinz Eugen llevaba un FuMO 25.

Radares en el Prinz Eugen

Radares del Prinz Eugen

Cruceros Ligeros

Durante la campaña de Noruega ninguno de los cruceros ligeros estuvo equipado con radar.  Los únicos supervivientes de esta campaña fueron los cruceros Clase 'K' Köln y Nürnberg, equipados más tarde con radares FuMO 21.  El Leipzig resultó tan dañado que fue dejado como buque de entrenamiento de cadetes, como ocurrió con el crucero Endem. 

En 1944 el Nürnberg fue equipado con un FuMO 25, algunas fotos lo muestran con un radar FuMO 22, equipo similar instalado en el Leipzig en 1943.  El Köln estuvo en actividad hasta el final de la guerra, suponiéndose que tenía equipos de radar similares, pero no existen fotos que lo confirmen.  El último buque mayor de superficie, el Nürnberg, llevaba un FuMO 63 Hohentwiel-K en el tope.   Al Endem se le instaló un FuMO 25 al final de la guerra.

Clase Lipzig

Otros acorazados

Los viejos acorazados Schleswig y Schleswig-Holstein tenían radares similares al Nürnberg y al Leipzig, es decir FuMO 25.  Los cruceros auxiliares Clase Wilhelm Bauer, Clase Gustav Nachtigal y el Clase Carl Peters llevaban radares FuMO 21.  Las baterías antiaéreas flotantes Udine, Ariadne, Niobe y Arcona utilizaban radares para control de tiro antiaéreo FuMO 212 ó 213 Würzburg-C o -D.

Destructores

Los buques menores utilizaron un patrón estándar de equipamiento en cuanto a radares.  El primero de los cuales fue el radar FuMO 21 Zerstörerdrehsäule.   Pero a partir de 1943 esas unidades fueron equipadas con los mejorados radares FuMO 25.  Más tarde desde mediados de 1944 las instalaciones fueron actualizadas con radares FuMO 63 Hohentwiel-K, ubicada en vez de la plataforma del reflector luminoso de búsqueda.

Destructores Clase Z-52

Torpederos

Los torpederos menores no tenían radares, por ser demasiado pesados para el desplazamiento de esos barcos.  Algunos buques del tipo 1935 y 1937 fueron equipados con FuMO 28 y a partir de 1944 con FuMO 63 Hohentwiel-K.  El equipo pasivo era similar al estándar para destructores.  Lo mayores torpederos utilizaron FuMO 21, pero al menos uno se muestra en fotografías que le reemplazaron el reflector de búsqueda por un FuMO 63 Hohentwiel-K como en los destructores.

Torpederos Clase T-22

Unidades Menores

Alemania retrasó mucho el desarrollo de radares centimétricos, hasta las últimas semanas de la guerra cuando recién estuvieron disponibles equipos apropiados para instalarse en naves de poco calado, como los dragaminas, que en 1943 muestran en fotografías estar equipados con FuMO 62 Hohentwiel-S.

Los Buques-S tenían dificultades para navegar en el Canal Inglés (Canal de La Mancha) y solicitaron radares.  Cuando la Luftwaffe reemplazó los FuG 202 Liechtenstein-B/C por equipos más modernos la Kriegsmarine los destinó a estos barcos menores que fueron modificados para usar antenas más pequeñas y renombrados FuMO 71 Liechtenstein-B/C.

Submarinos

La actividad naval británica se vio largamente beneficiada con el mejor aprovechamiento del radar y el sonar, lo que obligó a equipar a los U-Boot con sistemas pasivos de detección.

Los aviones provistos de radar podían descubrir los submarinos navegando en la superficie incluso de noche y con tormenta.   El avión se convirtió en el enemigo declarado del submarino.   A partir de 1942 se les equipo con el detector pasivo Metox fabricados por las firmas francesas Grandin y Sadir, esta última que también diseñó el nuevo sistema Sadir.  La antena del Metox consistía simplemente de una cruz de madera bautizada como la Cruz de Vizcaya por los submarinistas, que era orientada a mano y bajada cuando el submarino se sumergía.   Cómo los ataques aéreos eran tan frecuentes, generalmente las antenas resultaban rotas porque en el apresuramiento por abandonar el puente, se lanzaba la antena por la escotilla y el primer marinero que bajaba aterrizaba sobre la frágil Cruz de Vizcaya.  Eso forzó a desarrollar varios tipos de radares pasivos como el Naxos, Cypern I, Cypern II, etc.

Nota: 
Los gráficos de las antenas, arboladura de los buques alemanes y denominación técnica de los equipos, pertenecen al Sr. Erwin Sieche, S BAUSPARKASSE, OE 30 / Produktion, Viena.

Publicado: 8 julio/2002