Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

La Onda Corta en Alemania

En Alemania, durante los años posteriores a la Gran Guerra de 1914, la forma de vida de la población cambió de manera radical.  El Imperio Alemán había dejado de existir, ya no tenía colonias, las estaciones de radio de onda corta estaban prohibidas y sólo fueron restablecidas en el mes de agosto de 1929, aunque se hicieron algunas pruebas en Königswusterhausen, con transmisores de baja potencia en 5770 Kc/s (hoy kHz), allá por los años 1926 y 1927.

El país era un desastre con miles de problemas por resolver y obviamente no tenían recursos suficientes para atender asuntos de menor importancia relativa, como la Radiodifusión; evidentemente porque además sólo una pequeña minoría de la población podía darse el lujo de adquirir un receptor de Radio.

Königswusterhausen

Königswusterhausen

Para nosotros no es fácil de comprender lo que eso significaba, porque la electrónica y las comunicaciones actualmente forman parte integral de nuestras vidas, pero en los años 20 y comienzos de los 30, era sólo una incipiente ciencia conocida genéricamente como "Radio" que muy pocos en el mundo llegaba a comprender, aunque la mayoría había escuchado los nuevos términos: Radio, Antena, Ondas de Hertz, Éter, Cohesor, Galena, Broadcasting, Bulbos, Lámparas o Válvulas de Radio; vocablos que todos asociaban de alguna manera con la electricidad, el teléfono y algo mágico que hacía llegar la voz a distancia sin usar cables.

En todo el mundo, las noticias viajaban lentamente, si en el mejor de los casos llegaban.  Los medios de divulgación local por excelencia eran los diarios y a nivel más amplio los noticieros cinematográficos pero que igualmente llegaban con retraso.

La Radio se usaba como medio de propagación de noticias y de eventos públicos, generalmente de entretenimiento, para una privilegiada y limitada audiencia.  Las ondas cortas dependían de las condiciones de propagación atmosférica, que no siempre eran las ideales para hacer llegar las ondas de un país a otro o a un continente allende los mares. 

Zeesen

Zeesen

Cuando el 30 de enero de 1933 Adolf Hitler fue designado Canciller por el Presidente Hindenburg, el ya poderoso Partido Nacionalsocialista decidió llevar el mensaje partidista hasta los más alejados rincones de Alemania. 

Era primera prioridad hacer escuchar la voz de los líderes del partido y la forma más práctica para hacerlo era mediante la Radio.

El Ministro de Propaganda Joseph Goebbels decidió impulsar la Radiodifusión como nunca antes se había hecho, pero era importante que las ondas llegaran no sólo a toda Alemania, sino también a los países vecinos para propagar la ideología nacionalsocialista más allá de las fronteras.

Telefunken

Oficialmente, las transmisiones con mayor alcance, en ondas cortas, habían comenzado en Zeesen en 1931 con una potencia de 5 Kw. y una antena soportada en dos torres de madera de 70 metros de altura.

En 1932 la firma Lorenz instaló nuevos transmisores de 8 Kw. y después en 1935 el Ministerio de Propaganda ordenó a la Telefunken un transmisor de 12 Kw.  Los proyectos para el uso de la Radiodifusión de ondas cortas como efectiva herramienta de propaganda incluían nuevos transmisores con potencias de 40 y 50 Kw., los cuales fueron ordenados a las firmas Lorenz y Telefunken en 1936, con motivo de las Olimpiadas de Berlín de ese año.

Lorenz

Aunque Goebbels esperaba que la industria se sintiera incentivada para producir suficiente número de receptores de Radio, los industriales no estaban muy convencidos por la idea, pues el precio de costo calculado de un Radio accesible para la mayoría de la población era de 76 marcos ó 65 marcos en versión a batería.

El precio promedio de venta de un radio comercial era de 150 marcos, cantidad que estaba fuera del alcance de la mayoría de la población, en especial de la población rural.  Aún si los márgenes de ganancia se reducían al mínimo no era posible que la mayoría adquiriera un receptor de Radio a esos precios.  Pero, Goebbels puso a trabajar a la "Rundfunkindustrie" para diseñar un Radio accesible de manera masiva y así surgió el "Radio del Pueblo" o "Volksempfänger del 30 de enero" , cuyas iniciales y fecha dieron nombre al modelo "VE301".

Los circuitos, los componentes y la técnica de fabricación fue obra de una comisión dirigida por Otto Griessing que dio como resultado la creación de la "Gemeinschaftserzeugnis", una especie de consorcio que unió a más de 40 fabricantes de partes y ensambladores, en todo el Tercer Reich y en Hungría.  Mientras eso ocurría, en Zeesen fueron construidos los edificios de las plantas 5 y 6 para albergar los nuevos equipos emisores.

Grundig

En 1937 los dos transmisores de ondas cortas de 40 y 50 Kw. fueron reemplazados por dos transmisores nuevos de 50 Kw. y los antiguos fueron enviados a Aranjuez, España, como cooperación con el gobierno nacionalista del General Franco.

En 1938, gracias a la nueva "maquinaria", que es como se le llamaba a los equipos de la planta transmisora, el Ministerio de Propaganda comenzó a operar los "Deutsche Kurzwellensender" (Transmisores alemanes de ondas cortas) con nueva programación 24 horas al día, en nada menos que 12 idiomas.

Radio Dobl

Dobl

Para las ondas medias y largas, fueron instalados nuevos transmisores de 100 Kw. en Breslau, Hamburgo, Heilsberg, Mühlacker, Munich, Dobrochov y Dobl, reemplazando los antiguos de 25-50 Kw.  Los nuevos transmisores estaban equipados con antenas y juegos de cristales de cuarzo que permitían cambiarles las frecuencias dentro del rango de 500 a 1500 Kc/s en menos de 20 minutos.

En 1938, Alemania era el único país del mundo que manejaba una red de radiodifusión tan grande, que además cubría día y noche los cinco continentes en ondas cortas.  La estación de Gobl (al suroeste de Graz, en Austria) estaba destinada a irradiar las emisiones de propaganda dirigida a los Balcanes como parte de la red DES o "Deutscher Europa Sender".  Las torres de madera de Zeesen fueron reemplazadas por torres autosoportadas de acero en 1939 y ese mismo año fue inaugurado el "Deutschlandsender" de 500 KW en Herzberg, cerca a Berlín.

Metz

Los métodos propagandísticos ideados por Goebbels traspasaron las fronteras de todos los países gracias a la red de Radiodifusión y así inmediatamente, al comenzar la guerra, las ciudades enemigas fueron "bombardeadas" con esa nueva arma electromagnética, imposible de detener en esa época.

Algo retrasados, los Aliados hicieron esfuerzos para contrarrestar las emisiones alemanas con nuevos y potentes transmisores, pero la contienda se mantuvo a favor de los alemanes en la batalla de las Ondas de Hertz que incólumes surcaban el "Éter" (nombre que se usaba en aquella época para definir el espacio donde se mueven las ondas de Radio).

En Estados Unidos comenzó a transmitir la "Voice of America" (Voz de América), recién el 24 de febrero de 1942, para contrarrestar las emisiones alemanas dirigidas a Latinoamérica.

Loewe

Loewe

En 1941, dos nuevos transmisores de la estación "Radio Slavia" de Praga, de 57 y 75 Kw., fueron enviados e instalados en Zeesen y con eso sumaban 10 los transmisores de ondas cortas en esa estación.

Los dos nuevos transmisores fueron instalados con nuevas antenas dirigidas a America del Norte, Centroamérica y América del Sur.

Los transmisores operaban en varias bandas de frecuencias, las que se seleccionaban según la hora de emisión y de las condiciones de propagación atmosférica que prevalecían a lo largo del día y según la época del año.

Normende

Originalmente Normende fue "Radio H. Mende & Co."

En el año 1942, dos nuevos transmisores de 100 Kw. fueron añadidos a la planta transmisoras de Ismaning para reforzar, gracias a las ondas de radio, la presencia alemana en los territorios enemigos.

Posteriormente, en 1943, en Elmshorn instalaron dos transmisores de 50 KW; también en Oebisfelde otros dos nuevos transmisores de 50 KW en 1942 y otro de 50 KW en 1943.  Ese mismo año fue instalado un nuevo transmisor de 10 Kw. en Leipzig.  En el mismo Zeesen se construyó durante el último año de la guerra la planta transmisora 7 y todo Zeesen era ya un complejo gigantesco donde funcionaban transmisores en todas las bandas de Radiodifusión más numerosos equipos de la red militar de comunicaciones.  Era pues un gigantesco complejo de radiocomunicaciones.

Zeesen

Torres de Zeesen

Durante toda la guerra, los transmisores de Zeesen no pudieron ser destruidos por los bombardeos.  Intactos, todos los equipos, torres, antenas y plantas de energía fueron trasladados a la Unión Soviética, país que durante la Guerra Fría aplicó, mejoró y superó los métodos propagandísticos empleados por Goebbels, transmitiendo a todo el mundo en 50 idiomas, las 24 horas del día.

Luego de ser desmantelados todos los edificios fueron dinamitados, excepto los ubicados en la montaña.

Las potencias occidentales no se quedaron atrás, pues Estados Unidos utilizó los transmisores de Ismaning para emitir la programación de la Voz de América, que operó hasta finales de 1994 cuando los transmisores fueron reubicados.

Los británicos por su parte emplearon los transmisores de Gobl para continuar transmitiendo en dirección a los Balcanes en idiomas húngaro serbo-croata, eslovaco, rumano e italiano, a partir de 1948.


Publicado: 30 enero/2007