Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

La poesía en la guerra

La música como medio de propaganda e instrumento para mantener elevada la moral de las tropas y de la población civil, no estuvo en los planes de los gobiernos beligerantes antes de la guerra.  De hecho, entre los aliados no hubo ninguna previsión en ese sentido y en el caso de Alemania y Japón, los medios de difusión, concretamente el cine y la radio fueron utilizados para la difusión de ideas y noticias.  El Ministerio de Propaganda de Alemania tuvo en Goebbels, con su fe ciega en el cine y la radio, el artífice de la propaganda que no tuvieron los aliados. 

Pero en ninguno de los casos, la música popular fue tomada en cuenta y más bien, inicialmente, Goebbels se encargó de combatirla cuando los artistas intérpretes, no se sometían a su censura.  Pero los civiles en sus casas y los militares en los campos de batalla hicieron suyas las canciones y con ello se ayudaron a soportar el sacrificio.  Fue entonces que los políticos se dieron cuenta que la música era un instrumento de gran valor para inyectar fuerza moral a civiles y soldados.  Un caso un tanto diferente fue el de Italia, porque ancestralmente la música forma parte de la vida de los italianos.

Prácticamente todas las canciones que se escucharon durante la Segunda Guerra Mundial, en especial en el frente, fue música proveniente de los años entre guerras y muchas de las canciones fueron creadas antes de la Gran Guerra de 1914 a 1918.

Gran número de canciones que se hicieron populares en el período 1939 a 1945, en GRan Bretaña, como "We're Gonna Hang Out Our Washing on the Siegfried Line" (Vamos a tender la ropa en la Línea Sigfrido), "It's a long way to Tipperary" (Hay un largo camino a Tipperary), "We'll Meet Again" (Volveremos a vernos) o cualquiera de las mucha canciones popularizadas por decenas de artistas, fueron compuestas por personas que no sabían nada de la guerra o de la vida de los soldados en el frente.  Los versos cantaban al amor, la amistad, la familia, todo, menos muerte, sangre o fuego.

Si bien es cierto que los compositores también le ponen poesía a la música, los verdaderos poetas, tampoco pensaban que la guerra que se avecinaba en 1939, tuviera algo de sublime.  Más bien escribieron sobre sus experiencias personales, pero la mayoría de ellos lo hicieron después de terminado el conflicto, incluso algún tiempo después de haber experimentado el horror en el frente de batalla.  La lista de poetas que escribieron sobre la guerra es muy grande.  Hay poetas muy famosos, como Thomas Stearns Eliot, Alun Lewis, Alan Ross o John Pudney, y otros menos conocidos, como el japonés General Masaharu Homma conocido como "El general poeta" que perdió la vida en manos de sus verdugos y sus poemas fueron desaparecidos por la furia vengativa de los vencedores.

Thomas Stearns Eliot

Eliot

Thomas S. Eliot

Uno de los más connotados poetas de este tramo de la historia, en Gran Bretaña, es Thomas Stearns Eliot quien escribió el poema "Four Quartets" (Cuatro Cuartetos), uno de cuyos versos del cuarto cuarteto: "Little Gidding", dice:

IV

The dove descending breaks the air
With flame of incandescent terror
Of which the tongues declare
The one discharge from sin and error.
The only hope, or else despair
Lies in the choice of pyre of pyre
To be redeemed from fire by fire.

Who then devised the torment? Love.
Love is the unfamiliar Name
Behind the hands that wove
The intolerable shirt of flame
Which human power cannot remove.
We only live, only suspire
Consumed by either fire or fire.

Con perdón de las musas y lamentando el maltrato a la obra, traducido dice:

IV

La paloma que desciende rompe el aire
Con llamas de incandescente terror,
En las cuales las lenguas declaran
La única disculpa del pecado y el error.
La única esperanza, a cambio de la desesperación
Está en la elección de una hoguera entre hogueras
Para redimirse del fuego por el fuego.

Entonces, ¿quién inventa el tormento? El amor.
Amor es el nombre extraño
Detrás de las manos que agitan
La intolerable camisa de llamas
Que ningún poder humano puede alejar.
Sólo vivimos, sólo suspiramos
Consumidos por uno u otro fuego.

Gavin Ewart

Ewart

Gavin Ewart

Otro poeta británico, Gavin Ewart, cuyo primer volumen de poemas fue publicado en 1938, fue llamado a servicio en la Real Artillería Británica cuando tenía 23 años.  Vio acción en África e Italia entre 1940 y 1945, permaneciendo en ese país hasta 1946.  Terminada la guerra trabajó por muchos años escribiendo publicidad y recién en 1964 publicó su segundo volumen de poemas.  Sin embargo, en los campos de batalla, Ewart escribió 9 poemas y después 3 recuerdos de esa época de su vida.

Uno de los poemas de Ewart dice:

Muertos de Guerra

Con un brazo gris doblado sobre un rostro verde
El polvo de los carros que pasan lo cubren,
Yaciendo a la vera del camino en el lugar apropiado.
Porque ha cruzado la última visión lejana
Que nos oculta el valle de los muertos.
Yace como equipo usado, dejado de lado,
Del cual nuestro rápido avance no puede sacar ventaja:
Rosas, carros triunfales, pero éste murió.

Otrora monumentos guerreros, lamentable intento
En cierta forma vaga, una lamentable excusa
Para esos perdidos futuros que los muertos soñaron.
Cubierta latierra con su lamentable piedra.
pero en nuestros corazones llevamos una carga más pesada:
Los cuerpos de los muertos que yacen a la vera del camino.

Louis Simpson

Simpson

Louis Simpson

No se puede dejar de mencionar a Louis Simpson, estadounidense nacido en Jamaica, quien después de la guerra se doctoró en la Universidad de California en Berkeley.  Simpson prestó servicio en la famosa 101ª División Aerotransportada, entre 1943 y 1945.  En una oportunidad dijo: "El propósito del entrenamiento militar no es sólo preparar a los hombres para el combate, sino hacer que lo soporten."

Simpson escribió:

La Batalla

Casco y rifle, mochila y capote
Marchando por el bosque. En algún lugar adelante
Los cañones retumban. Como el círculo de una garganta
La noche a cada costado se hace roja.

Se detienen y cavan. Se hunden como topos
En la viscosa tierra entre los árboles
Y pronto los centinelas alertas en sus huecos
Sienten la primera nieve. Sus pies se comienzan a helar.

Al amanecer la primera granada cae con un estallido,
Luego granadas y balas cruzan las heladas maderas.
Esto duró muchos días, la nieve estaba negra,
Los cadáveres hedían en sus huecos escarlata.

Lo que más claramente recuerdo de esta batalla:
El cansancio de los ojos, como las manos parecían delgadas
En torno a un cigarrillo y la brillante ascua
Vacilaría con toda la vida que en ella hay.

John Pudney

Pudney

John Pudney

El poeta británico John Pudney, nació el 19 de enero de 1909 en Langley, Buckinghamshire, Inglaterra.  Sirvió en la Real Fuerza Aérea.   Mientras estaba en sevicio escribió muchos poemas como "For Johnny", escrito en 1941 durante un bombardeo y que fue usado como tema de la película "The way to the stars" (El camino a las estrellas).   Pudney falleció el 10 Noviembre de 1977.  

Pudney es autor de estos versos:

Vivir y dejar vivir
No importa cómo todo termine
Estos perdidos, bajo el cielo,
Yacen como amigos.

Perdonan los odios
No importa cuánto odiaran;
Por la vida separados
Y por la muerte unidos.


Publicado: 12 enero/20061 - Actualizado: 18 julio/2013