Música bailable en Alemania (1939-1945)

Las orquestas y bandas alemanas, a fines de los años 30, interpretaban música bailable estadounidense y británica e incluso música alemana con algo de "swing" para adecuarla a la moda.  Tal es el caso de "Küß mich, bitte, bitte küß mich" (bésame, por favor, por favor bésame) cantada por la inolvidable Rosita Serrano, o "Das Fräulein Gerda" (La chica Gerda) interpretada por la banda de Adalbert Luczkowski.

Para entonces, el jazz y el swing daban la vuelta al mundo deleitando a los asistentes de clubes nocturnos y hoteles de gran categoría donde las veladas eran amenizadas por grandes orquestas y cantantes.  Nunca faltaba la música de Xavier Cugat, la del inconfundible Jimmy Dorsey o la voz de Ella Fitzgerald.  En las más importantes ciudades alemanas no era diferente, los más lujosos hoteles como el Adlon, Eden, Esplanade, Excelsior o Imperator, siempre programaban orquestas y bandas para complacer a sus huéspedes.

Tanzdielen und Vergnügungspaläste

Tanzdielen und Vergnügungspaläste

Con gran estilo, el clarinetista alemán Erhard Bauschke vestido de etiqueta, tal como se usaba entonces, tocaba "swing" en el "Moka Efti", un famoso club de la calle Friedrichstrasse en Berlín que tenía capacidad para 3000 personas sentadas y que presentaba 4 orquestas pop.  Muy popular y constantemente solicitada era "Organ Grinder Swing", cuya letra original en inglés "Who's that coming down the street?"   fue traducida al alemán y decía "Hofkonzert im Hinterhaus, Alle schaun zum Fenster raus".  El club nocturno Atlantis o el Café Heinze am Millerntor nunca estaban cerrados y hasta en la puerta se escuchaban las notas del swing, como invitando a los transeúnte a ingresar.

Moka Efti

Friedrichstrasse, 1927.  En la esquina de la derecha el club Moka Efti

La Orquesta de Georg Nettelmann tocaba en el Columbia Tanzpalast y en conocidos restaurantes danzantes como el Roof Garden del Café Berlín, el mismo Moka Efti Palace en el Zoo, Café Femina, el Delphi Palace y el lujoso Europa Spiegelsaal.  Su música se transmitió por radio durante la guerra y fue siempre una de las preferidas de los berlineses.

Hotel Adlon

Hotel Adlon, Berlín

En 1941 la disquera Deutsche Grammophon, convocó a músicos alemanes para grabar swing y jazz alemán.  Reunió a solistas de la talla de Eugen Henkel, Detlev Lais y Teddy Kleindin geniales con el saxo tenor, Fritz Schultz-Reichel, Georg Haentzschel y el trombonista belga Josse Breyre.  También Otto Tittmann en el bajo, Primo Angeli (casado con una cantante pop) en el piano y Freddie Brocksieper en la batería.   Los arreglos los hizo Hans Vlig van der Sys inspirados en el violinista Helmut Zacharias.

El famoso y muy recordado Guy Lombardo con sus hermanos Carmen (compositor y cantante) y Lebert (trompetista y cantante) y su magnífica orquesta tocaban "Penny Serenade" también con letra traducida: "Once I strayed 'neath the window of a lovely señorita" decía en alemán "Ich stand einst unterm Fenster einer Señorita".

La orquesta del maestro italiano John Abriani interpretaba "Musik für Mizzi" en el "Blumengarten Oberschöneweide" y otro conocido músico italiano, Tullio Mobiglia y su orquesta, eran muy populares en concurridos bares de la capital alemana.

Atlantis

Club Atlantis, Berlín, 1942

En plena guerra los italianos continuaron tocando en Berlín y con el belga Jean Omer y su "Big-Band Jazz" deleitaron a la concurrencia del club Efti con su "Moten Swing" que lucía todo el estilo de Count Basie.  Eso pasaba durante inolvidables noches hasta bien entrado el año 1943.   También el trompetista alemán Günther Herzog junto a su banda de 15 músicos causaba furor en el "Delphi Palast".

El salón "Red Room" del Hotel Imperator vibraba con las melodías del trombonista Kurt Widmann y en el "Quarter Latin" y el "Femina", dos exclusivos clubes nocturnos de la capital alemana, el trompetista Kurt Hohenberger y su orquesta, así como también el músico Barnabas von Gezy, tocaron hasta pasado medio año de 1943.

Postdamer Platz

Postdamer Platz, 1941

Aún en 1944 orquestas invitadas como las conducidas por Teddy Stauffer, Fud Candrix o Ernst van Hoff hicieron temporadas en el Wilmersdorf y en el "Café León" de Lehniner Platz de Berlín, hasta agosto de 1944.

A pesar de los ya espantosos bombardeos y la debacle del Grupo de Ejércitos Centro que hacía presagiar el avance del Ejército Rojo, Hans Warner Kleve y su orquesta de 16 maestros tocó música bailable deleitando a una concurrencia que se negaba a abandonar las pistas de baile.

Las autoridades advertían del peligro que representaba asistir a las salas de baile debido a los bombardeos, pero los berlineses no parecían dispuestos a dejar el baile.

Cuando llegó el momento de los bombardeos diarios en las grandes ciudades, la orden "Swing Dancing Verbotten", emitida por el Ministerio de Propaganda, no era un slogan anti-swing o anti-Aliado, sino una medida de seguridad para la población ante el peligro que representaban los bombardeos a fines de 1943.  Por tanto en los meses finales de ese año quedaron prohibidos los espectáculos públicos y fueron clausuradas las salas de baile.

Pero, en el frente, también las fuerzas alemanas fueron entretenidas con las interpretaciones de muchas orquestas y bandas de la época.   Por ejemplo, en el Teatro de Brjansk o en el Aeropuerto de Potschinok en el Frente del Este, ante una audiencia de pilotos alemanes y húngaros de la Luftwaffe, interpretaron canciones como "Wind weht weit übers Meer" e "In der Nacht ist der Mensch nicht gern alleine".

Die Golden Sieben

Die Goldene Sieben, la banda original de Adalbert Luczkowski

Dependiente del Ministerio de Propaganda, que también se encargaba del entretenimiento de las tropas, la emisora militar de Minsk conocida en el frente como "Soldatensender Minsk", transmitían interpretaciones de tríos vocales femeninos llamados "Grasmückentrio" y la emisora de onda corta de Berlín, "Kurzwellensender Berlin", propalaba melodías de la orquesta de Lutz Templin para entretenimiento de las tropas alemanas, búlgaras, húngaras, rumanas e italianas de los grupos de ejército Centro y Sur.

A la orquesta de 35 instrumentos de la Emisora Militar Móvil, se unieron voluntariamente músicos que eran prisioneros de guerra estadounidenses.   Junto con músicos alemanes, el swing estadounidense se dejaba escuchar también en el frente africano, para deleite de las fuerzas del Afrikakorps y del enemigo.  Eso causaba mucho malestar entre los mandos británicos que no podían impedir que las tropas propias se deleitaran también con la música y los solos de trompeta o batería de algún prisionero de guerra estadounidense o británico tocando en una orquesta alemana.  Era un método indirecto de propaganda, pues para el simple soldado metido en una trinchera eso le hacía pensar que los prisioneros de guerra la pasaban mejor que ellos en el frente.   Por tanto, usando radiogoniómetros, los aliados triangulaban la emisora y enviaban aviones para destruirla, pero simplemente la emisora era cambiaba de lugar y reanudaba la transmisión después que los aviones habían lanzado sus bombas contra un blanco ficticio, simulando ser la emisora verdadera.

Berlin Nettelmann

Orquesta de Nettelmann

Los programas contaban con interpretaciones de música clásica, conciertos de piano, música bailable y canciones románticas.   El swing siempre estaba presente, aunque no le gustara mucho al Dr. Goebbels, porque para la gente común y corriente y los soldados en el frente, era eso lo que querían escuchar.  Nadie pensaba que era música enemiga pues ni siquiera les pasaba eso por la cabeza.

Conjuntos conocidos en muchos bares y clubes nocturnos, como los Die Goldene Sieben del famoso Adalbert Luczkowski que tocaron hasta 1941, se disolvieron para formar parte de la Truppenbetreuung (compañía de entretenimiento) y fueron a Praga donde estuvieron entre 1941 y 1942 para luego regresar a Berlín y formar parte de la "Deutsche Tanz- und Unterhaltungsorchester" trabajando en radio.  Luego regresan a Praga para nuevamente servir en la emisora "Soldatensender Praga" entreteniendo a las tropas y finalmente, a fines de la guerra, logran escapar de Praga y llegar al norte de Alemania.   La orquesta de Adalbert Luczkowski era una típica banda de swing que, salvo el idioma, en poco se diferenciaba de una banda de Saint Louis.

Orquesta de Luczkowski

Orquesta de Adalbert Luczkoski en 1947

Quedan muy pocas personas en el mundo que recuerdan haber escuchado "So wird's nie wieder sein", "I'm in the Mood for Love" o "Granada" a través de unos audífonos de un receptor de radio de campaña sintonizado con los programas "Belgrader Jungen Wachtpostens" o "Soldatensender Belgrad" todos las noches a las 22:00 horas, que terminaba la audición con "Lili Marlene" interpretada por Lale Andersen, y cerraba las transmisiones con el trompetista de la estación militar de Roma tocando "Arrivederci" 


Bibliografía

Knud Wolffram, Tanzdielen und Vergnügungspaläste: Berliner Nachtleben in den dreißiger und vierziger Jahren; von der Friedrichstraße bis Berlin W, von Moka Efti bis zum Delphi, Reihe deutsche Vergangenheit, Vol. 78: "Stätten der Geschichte Berlins". Edition Hentrich, Berlin 2001.

NOTA: Este libro está escrito en alemán, pero contiene muchas fotografías muy interesantes.   Puedes comprarlo en Amazon UK

Publicado: 19 marzo/2006






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido