Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Lucy Page Mercer Rutherfurd

Lucy Mercer

Lucy Page Mercer Rutherfurd, nació el 26 de abril de 1891, en Washington DC, hija menor de Carrol Mercer y su esposa Minna Leigh Tunis, ambos procedentes de distinguidas familias de Maryland y Virginia.   Sin embargo, los Mercer no eran gente adinerada y la pareja se separó poco antes de la Primera Guerra Mundial.

Lucy se educó en colegios privados pero tuvo que trabajar desde muy joven por la difícil situación económica de su padre.   Después de trabajar en el taller de la decoradora Elsie Cobb, en 1914 fue aceptada como secretaria personal de Eleanor Roosevelt.   Su trabajo consistía en llevar cuenta y organizar los compromisos sociales de la señora Roosevelt, para entonces esposa del Secretario asistente de la Marina.

Mientras trabajaba con la Sra Roosevelt, conoció a Franklin Roosevelt y se enamoró de él.   Lucy era una mujer joven, vivaz y coqueta y quedó prendada de Franklin.   Pero, Eleanor sólo se enteró del romance de su esposo con su secretaria, cuando en 1918 encontró un paquete con cartas de Lucy dentro de una maleta de viaje, cuando Franklin regresó de un viaje a Europa sufriendo de gripe.

Pese a los inconvenientes que significaban el divorcio, los esposos Roosevelt consideraron la separación, pero eventualmente se reconciliaron por razones puramente económicas y familiares.   La señora Sara Delano, madre de Franklin, lo amenazó con desheredarlo si se divorciaba. Con todo eso, la carrera política de Franklin Roosevelt se hubiera visto seriamente perjudicada.   Eleanor lo amenazó con el divorcio si volvía a ver a su amante y para no comprometer su carrera política, él prometió no ver a Lucy nunca más.   Mucho han especulado los historiadores sobre la relación marital entre ambos, pero coinciden en que en muchos aspectos era simplemente una relación de conveniencia.  La situación en cuanto a su comportamiento político les hizo cambiar, tal vez para bien, porque se volvieron más serios políticamente y Eleanor se involucró más en las actividades que desarrollaba, las que de por sí eran muy considerables, tanto públicas como privadas.   Sin embargo los amantes continuaron viéndose en secreto.

En 1920, Lucy se casó con Winthrop Rutherfurd, un acaudalado viudo de la alta sociedad, con seis hijos.   La pareja tuvo una hija, Barbara Mercer Rutherfurd, y el matrimonio duró hasta la muerte de Winthrop en 1944.   Franklin Roosevelt le prometió a Eleanor no ver más a Lucy, no obstante la invitó a asistir a su presentación como candidato a la presidencia en 1932.   En 1933, cuando Roosevelt ganó las elecciones presidenciales, su primer secretario ejecutivo, de manera secreta le dio a Lucy una invitación para que asistiera a la recepción y le proporcionó un automóvil para llevarla y regresarla.

Desde la muerte de su esposo, en 1944, Lucy y Franklin continuaron viéndose sin que Eleanor se enterara de las relaciones que mantenían.   Lucy lo visitó muchas veces en la Casa Blanca cuando Eleanor estaba ausente y ambos se reunieron en la Casa Blanca de Invierno en Georgia.

Lucy estuvo con Franklin el 12 de abril de 1945, cuando en Warm Springs, Georgia, sufrió la hemorragia cerebral que poco después le quitó la vida al presidente.   En el momento del ataque estuvieron juntos y luego ella fue llevada a otra casa de campo hasta que le comunicaron el deceso del presidente.

Lucy Mercer murió de leucemia en Nueva York en 1948 a la edad de 57 años.   Fue enterrada en el Tranquility Cemetery de Green Township, New Jersey.

La relación extramarital de Franklin D. Roosevelt y Lucy Mercer, fue casi un secreto de Estado, aunque conocido en las altas esferas.   El asunto sólo se hizo público en 1966, cuando fueron publicadas las memorias ("The Time Between the Wars") de Jonathan Daniels, un ex ayudante de Roosevelt entre 1943 y 1944, que para entonces era editor en jefe del diario The News & Observer de Raleigh, North Carolina.   Después de eso, se han escrito numeroso libros sobre los devaneos del presidente.   Los hijos de Franklin y Lucy niegan que sus padres fueran amantes, pero las investigaciones hechas por los historiadores demuestran que no hay ninguna duda que sí lo fueron.


LIBRO

Private Lives/Public Consequences: Personality and Politics in Modern America [Hardcover] por William H. Chafe

Amazon
Ver detalles en Amazon


Publicado: 12 agosto/2010 - Actualizado 15 abril/2013