Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Sargenta Kay Summersby Morgan

Kay Summersby

Kay Summersby Morgan, nacida el 23 de noviembre de 1908, como Kathleen Helen MacCarthy-Morrogh, era irlandesa, atractiva, con preciosas piernas e inteligente.  Buena secretaria y como muchas mujeres de su época, tuvo un novio que murió en el frente quedando por supuesto desolada a sus 32 años de edad.  Pero no por mucho tiempo, pronto encontraría el amor de su vida.

Todo oficial de Estado Mayor tiene asignado un chofer y un vehículo, eso no es de extrañar y el General Dwight Eisenhower como Comandante Supremo de la Fuerzas Aliadas en Europa obviamente que tenía que tener su automóvil y su chofer.  Sin embargo, Eisenhower hizo un cambio, ordenando que todos los oficiales de alta graduación que tuvieran asignados vehículos con chóferes soldados, como era la norma, debían ser reemplazados por mujeres en servicio y a los soldados debían asignárseles puestos de combate.  En el caso de Ike y dada su alta jerarquía, se le asignó un Cadillac, con sus cuatro estrellas en la placa y un chofer, la Sargenta Kay Summersby.

La soledad del soldado

El General Eisenhower como todo Comandante en Jefe era un hombre rodeado de subalternos, pero solitario y agobiado con la tremenda responsabilidad que cayó sobre sus hombros. No hay que pensar mucho para imaginar las horas de tensión que debió sufrir, cuando millones de ojos estaban sobre él, a la espera de dar la orden para la invasión, el famoso Día-D.

Secretaria personal

Kay Summersby y Eisenhower

Kay Summersby y Eisenhower el día de la firma de la Capitulación alemana.

Desde el momento en que Kay se convirtió en chofer de Eisenhower, asumió además el puesto de su secretaria personal.  Durante todos esos meses de preparación para la gran operación, Kay estuvo al lado de Ike, quien así tenía a alguien con quien conversar de cosas que no fueran los temas militares.   Al final de cada uno de esos días de agotador trabajo, Kay lo llevaba a su residencia, le abría la puerta y colocaba el maletín en el sofá.  Luego le saludaba marcialmente y le deseaba las buenas noches.

Algunas veces Ike, siendo un hombre caballeroso, la invitaba para que le acompañara a tomar un trago de Chivas Regal, la bebida preferida del Comandante en Jefe y se sentaban a conversar.  Con el tiempo, Ike y "Irish", como Eisenhower llamaba a Kay, se convirtieron en buenos amigos y luego se enamoraron.  Kay acompañó a Ike a todos los lugares adonde iba: África, Italia, Francia, Alemania y finalmente Estados Unidos.

Entre el amor y el poder

Después de la guerra Ike regresó a Estados Unidos, le consiguió la visa para Kay y luego la nacionalidad estadounidense.  Pero, después, cuando los líderes del partido Republicano le manifestaron que deseaban nominarlo como candidato a la presidencia, Eisenhower les aclaró que él pensaba casarse con Kay Summersby. 

Ike Eisenhower

La dedicatoria en el reverso de la foto dice:
"A 'Irish':
Con profundo aprecio, por un leal, eficiente y devoto servicio en el E.T.O y África.
Con afectuosa consideración de su amigo 'Ike'
África - 1943."

Le dijeron que el pueblo no le perdonaría que abandonara a Mamie, su esposa de toda la vida.  Una correspondencia fue encontrada años después donde él mencionaba su intención de casarse con Kay y años más tarde en el libro "Plain Speaking", de Merle Miller en 1973, escribió que Harry Truman sabía que Ike planeaba dejar a Mamie para casarse con Kay Summerby.  Pero entonces, la ambición política de Ike pudo más que su británica amada y así se convirtió en el presidente del país más poderoso del mundo por dos períodos consecutivos.

"Ike, fue mi jefe"

En 1948, Kay Summersby escribió su vida y experiencias durante la guerra en un libro llamado "Ike was my Boss" (Ike fue mi jefe) sin mencionar absolutamente nada sobre las relaciones sentimentales con su ex-jefe, el General Eisenhower.  Se limitó a decir que jugaba al golf la mayor parte del tiempo libre pero que no cometía locuras. También, que era un hombre muy sensible y en fin cosas por el estilo.

Las cartas de Ike a Mamie

Mientras Ike estaba en Londres dirigiendo la guerra, escribió sobre su solitaria vida y que anhelaba la compañía femenina.

En las cartas a su esposa constantemente le aseguraba que no había nada de escapaditas ni de enredos con faldas y que no se calentaba la cabeza con las WAC (Women Army Corps.).

Ike llevó además un diario entre 1944 y 1945 que estuvo en poder la Sra. Bárbara Wyden autora de varios libros y de las memorias de Kay Summersby.  El volumen de 1944 está empastado en cuero azul con la inscripción "Diario" y "Dwight Eisenhower" en letras doradas, y el diario de 1945 es de color cuero natural.

Los diarios fueron escritos por Kay, pero el de 1944 tiene 38 anotaciones del puño y letra del propio general.

En cuanto al diario de 1945, ese fue escrito íntegramente por Kay.  Los dos volúmenes fueron guardados por Kay Summersby durante 30 años.

Mamie Eisenhower

Mamie Eisenhower

Cuando Kay Summersby escribió su libro, Mamie Eisenhower publicó las más de 300 cartas que Ike le escribió durante la guerra.

Ike y Montgomery

Entre las anotaciones hechas en los diarios, se menciona la animadversión que Ike sentía por Montgomery, en especial por la forma de vida del general británico que impuso una férrea disciplina entre sus hombres, llegando a prohibir que hubiera mujeres en su 21º Cuerpo de Ejércitos.   Naturalmente, que durante las pocas entrevistas entre Ike y Monty, una vez por parte de Montgomery y quince por parte del Comandante en Jefe, Kay no pudo estar presente, para evitar situaciones embarazosas.

Adiós para siempre

Al terminar la guerra, Ike quería renunciar, retirarse y pasar un tiempo alejado y tranquilo en compañía de Kay, pero el destino tenía sus propios planes y ambos se separaron cuando estuvo en peligro la candidatura de Eisenhower a la presidencia de EEUU, y no volvieron a verse nunca más.

Kay se casó en 1952 con el corredor de bolsa Reginald H. Morgan, de ahí su nombre, pero el matrimonio no duró mucho y se divorciaron.

"My Love Affair with Dwight Eisenhower"

Summersby guardó los diarios todo ese tiempo y los usó como referencia para escribir su primer libro en 1948 y el segundo en 1973, con la ayuda de la Sra. Wyden.  En 1973 Kay enfermó de cáncer y en estado terminal decidió que era tiempo de publicar toda la verdad de su relación con Eisenhower.  También uso los diarios de Ike para escribir ese segundo libro titulado "Past Forgetting: My Love Affair with Dwight Eisenhower", donde relata una relación más íntima con su jefe, pero aclarando que cuando trataron de consumar su amor, por primera vez en un hotel de Londres, Ike no funcionó.  Eisenhower se disculpó por el embarazoso hecho, pero ambos se juraron amor.  La segunda vez, fue en Alemania luego del Día-D. Kay cuenta que se quitaron la ropa desesperadamente, pero.. Ike tampoco funcionó. ¿Cierto?  ¿Falso?   ¿Un epílogo cargado de despecho?    ¿O tal vez la pura y simple verdad?   Pero, aparte de esos detalles íntimos, el libro escrito por Bárbara Wyden es excelente y vale la pena leerlo para conocer también las relaciones entre el Supremo Comandante y sus famosos generales comandantes, quienes, sabido es, que también tenían sus pasatiempos amorosos durante la guerra.

Kay Summersby murió el 20 de enero de 1975, a la edad de 66 años y el libro se publicó en 1976.


LIBRO

Past Forgetting: My Love Affair with Dwight D. Eisenhower, por Kay Summerby y Bárbara Wyden, 1975.


Ve detalles en Amazon US/International

Eisenhower was my boss,
por Kay Summerby.


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 12 julio/2002 - Actualizado: 19 setiembre/2016

comments powered by Disqus