Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Tráfico Automotor y la Autobahn en Alemania

Cuando comenzó la era industrial, Inglaterra, siendo la mayor potencia colonialista, dominaba económicamente al mundo y por tanto impuso sus normas y criterios tecnológicos de la época.

De izquierda a derecha

En el pasado feudal, cuando la violencia se combatía con violencia y siendo la mayoría de las personas diestras, era obvio que se hacía necesario tener el brazo derecho presto a la defensa.  La espada era empuñada por la mayoría, con la derecha y por tanto, era mejor moverse a la izquierda de la gente para estar presto a usar ese brazo en cualquier momento.   Normalmente se mantenía la espada envainada a la izquierda, protegida de los posibles oponentes y de paso se evitaba golpear accidentalmente a las personas, con la empuñadura del arma envainada, mientras caminaban.

Espadachin
La Revolución Francesa

La revolución francesa impulsó la circulación por la derecha en Europa continental.  La razón era marcar distancia con los aristócratas que, por las razones antes dichas, siempre circularon por la izquierda, forzando a los campesinos a moverse por el lado derecho a quienes los adelantaban prepotentemente.  Pero luego de la toma de La Bastilla, los aristócratas bajaron el perfil, para pasar desapercibidos, y tomaron el camino del lado derecho.  Así las cosas, en 1794, mediante decreto dado en París, se oficializó la circulación por la derecha.  Al mismo tiempo se imitaba la misma medida en otros países.

Napoleón Bonaparte

Durante las conquistas napoleónicas, se extendieron las normas derechistas en los Países Bajos, Suiza, Alemania, Polonia, Rusia y muchos otros países.  Pero en las naciones que se oponían a Napoleón, Gran Bretaña, el Imperio Austro-Húngaro, España e Italia, mantuvieron sus normas de circulación por la izquierda.  Esas normas prevalecieron hasta la Primera Guerra Mundial.

Primera piedra

Adolf Hitler da la primera palada simbólica
de la construcción de la autopista Salzburgo-Viena el 7 de abril de 1938.

A partir de 1800, cuando se comenzaron a dictar normas de circulación de vehículos, los británicos trataron de imponer su criterio y todas sus colonias fueron adheridas a las normas de Gran Bretaña.   Por esa razón, India, Indonesia y en general todas las colonias británicas del sureste asiático y Australia, más las colonias africanas, establecieron el tráfico por el lado izquierdo.  Egipto fue la excepción, porque ese país fue conquistado por Napoleón, convirtiéndose después en Dependencia Británica y no colonia.

El Imperio Japonés

En Japón se circulaba por la izquierda aunque no fue colonia británica, norma que comenzó muchos años atrás y fue oficializada en 1872 cuando se construyó el primer ferrocarril con tecnología británica, a eso siguió la construcción de una red de tranvías.  Años después, en 1924, la circulación por la izquierda se convirtió en ley.

Una fase da la construcción del tramo Berlin-Sttetin

Estados Unidos

Durante los primeros días de la colonización de América del Norte, los británicos llevaron su norma de circulación por la izquierda.   Pero, a raíz de la independencia, para darles la contra a los ingleses con quienes deseaban cortar todo vínculo, comenzaron a circular por la derecha.  Esto causó gran beneplácito entre los miles de inmigrantes de otros países europeos acostumbrados a la circulación por la derecha, lo que en cierto modo también influyó en la toma de la medida.  La norma de circulación por la derecha se firmó en Estados Unidos en 1792 y se convirtió en ley en 1804.

Dominio del Canadá

En el Dominio de Canadá la norma usada era la británica y por tanto la circulación era por la izquierda, pero en los territorios dominados por los franceses se circulaba por la derecha.  Con el enorme intercambio vial con Estados Unidos, se oficializó la norma francesa.  En Europa, poco a poco los países fueron cambiándose también a las normas de circulación por la derecha. La ley portuguesa de circulación, se extendió a todas sus colonias.  En Italia el estándar cambió de la circulación por la izquierda a la derecha en 1890, pero las ciudades con tranvías antiguos los mantuvieron como estaban, es decir, mientras los carros a motor circulaban por la derecha, los tranvías lo hacían por la izquierda.   Finalmente, en 1920 se oficializó la circulación por la derecha en toda Italia.  En 1923 se inauguró la gran autopista Milán-Lagos de Lombardía de 130 km de longitud, nueva vía que obviamente obligaba a la circulación por la derecha.

Autobahn

Inauguración de la primera etapa del tramo Munich-Holzkirchen el 01 de julio de 1935.

España

Hasta 1928, en España no hubo una regulación del tráfico.   Barcelona circulaba por la derecha, pero Madrid lo hacía por la izquierda, ciudad que se cambió a la derecha en 1928.

Por real decreto de 17 de Julio de 1928, se aprobó el Reglamento de la Circulación para el Territorio del Estado Español.  En dicho código se castigaba con multa de 500 pesetas a quienes no circularan por la derecha.

Europa Oriental

En los países del este de Europa, con la disolución del Imperio Austro-Húngaro, después de la Primera Guerra Mundial, no produjo ningún cambio, los vehículos en los caminos de Checoslovaquia, Yugoslavia y Hungría continuaron circulando por la izquierda.

Autobahn
Mapa de la red de autopistas alemanas en 1940.

La Autobahn alemana

La primera Autobahn (autopista) en el mundo se comenzó a construir en Alemania en 1913, en plena Primera Guerra Mundial, cuando se creó el proyecto "Automobil-Verkehrs un Ubungsstrasse" (AVUS) para construir una gran autopista asfaltada de 9,8 Km de longitud en Berlín.  En 1926, cuando Hitler asumía la dirección del Partido Nacionalsocialista, se fundaba la "Asociación para la construcción de la carretera ciudades hanseáticas-Francfort-Basilea"(HAFRABA).  La segunda autopista construida en el planeta fue la que une Bonn con Colonia inaugurada en 1932, que incluía también la gran intersección de Chemitz, obras construidas antes que Hitler asumiera el poder.

La Autobahn

En enero de 1933, Adolf Hitler era nombrado Canciller de Alemania y el 27 de junio de ese mismo año ponía su firma en la llamada "Ley para la constitución de la empresa Autopistas del Reich", cuando en la HAFRABA existía ya 60 proyectos para la construcción de autopistas.  Tres meses después de asumir el poder en Alemania, en el mes de setiembre se iniciaban las obras de construcción de la autopista Frankfort-Heidelberg,

Autobahn

Un aspecto de la Autobahn

Herencia de la República de Weimar

La República de Weimar le había dejado a Hitler como herencia no sólo mapas, proyectos y terrenos expropiados, sino también un plan político-económico para el financiamiento.  Los políticos de la República de Weimar hicieron los planes no sólo como obra necesaria de infraestructura vial, sino para dar trabajo a los desocupados.   La construcción de autopistas se financió durante el Tercer Reich gracias a los impuestos sobre el petróleo, créditos, gravámenes especiales y mediante las primas del seguro de desempleo.

Adolf Hitler

Seis años después de construida la primera autopista alemana entre Colonia y Bonn, en 1932, los alemanes añadieron 3 mil kilómetros de superautopistas a su red vial.  Pero es innegable, que si bien hubo proyectos desde antes, en los hechos, fue Hitler el gran impulsor de las autopistas alemanas con el propósito de crear un extenso programa de obras civiles, que no sólo eran autopistas, para enfrentar el espantoso desempleo que existía en Alemania.  Las autopistas, monumental obra materializadas por Hitler, incluso unían la Prusia Oriental, aislada por el corredor de Danzig, con la Prusia Occidental, luego de atravesar territorio polaco.  De igual forma, una autopista cruzaba el territorio de Checoslovaquia para unir Viena con Breslau en territorio alemán.

El Frente Alemán del Trabajo organizó la contratación masiva de obreros con lo que la construcción se llevó a cabo en un tiempo asombrosamente corto.  De los 6.900 kilómetros proyectados para la red principal, al final de la guerra estaban ya en servicio 2.100.  Hitler emprendió la construcción de las autopistas con el mismo celo que puso en las obras arquitectónicas, porque para él la arquitectura era más que obras civiles o mitigar el paro laboral.  Había logrado aglutinar una masa laboral enorme, superior a la normal en otros tipos de empresas, que con fe ciega aportaba lo necesario para construir autopistas perfectas.  Hitler quería que la Autobahn fuera todo un mito cuando dijo «Lo que nosotros construimos debe perdurar incluso cuando ya no existamos».

tren

Tranvía eléctrico

A la conquista de Europa

En 1938, el Nacionalsocialismo alemán cambió muchas normas en Europa.   Esto fue causado por el enorme liderazgo político y económico que el Tercer Reich ejercía como la primera potencia europea.  Cuando Alemania se anexó Austria, Hitler ordenó que el tráfico vehicular cambiara inmediatamente de la izquierda a la derecha, sin preparación ni previo aviso.  La medida produjo mucha confusión inicialmente, pero poco a poco se ordenaron las cosas, se cambiaron los avisos de circulación y la gente se acostumbró a la nueva forma de circulación.  Sin embargo, en Viena no fue posible cambiar el sentido del tráfico de los tranvías, así que mientras los vehículos motorizados a gasolina, circulaban por la derecha, el tranvía lo hacía por la izquierda.

Autobahn

23 de marzo de 1936 inauguración del sector Francfort-Manheim

Segunda Guerra Mundial

El día 14 de Marzo de 1939, Checoslovaquia dejó de existir.  Alemania ocupó el país y los territorios de Bohemia y Moravia fueron declarados Protectorado del Tercer Reich.  Eslovaquia fue independizada e inmediatamente los nuevos territorios cambiaron a la circulación por la derecha.  El mismo camino siguió Hungría, gran aliado de Alemania y de las políticas del Tercer Reich.  Aunque Hungría fue uno de los últimos países europeos en cambiar las normas de circulación, para el inicio de la Segunda Guerra Mundial todos ya habían estandarizado sus normas, lo que obviamente era una preparación para un conflicto continental que se veía venir.

Todo el mundo a la derecha

El poder de Alemania terminó por establecer la norma en todo el continente europeo quedando sólo Gran Bretaña aislada en cuanto a las normas de tráfico automotor y ferroviario.  Pero también el creciente poder industrial de EE.UU. influyó en que los países importadores de vehículos optaran rápidamente por la adecuación de las normas estadounidenses, que de no haberlas hecho hubieran significado un costo adicional en las importaciones de vehículos.

Por la Autobahn, las autopistas alemanas y de ahí a todo el continente, circularon siempre por la derecha los Mercedes, Maybachs, Porches y Volkswagens y también los convoyes de tropas en camiones Opel y Mercedes o los Panzer, II, III, IV, Panteras y Tigres, movilizados durante la Segunda Guerra Mundial.  Pero no hay que engañarse, las tropas alemanas y los pertrechos militares más utilizaban el tren, no sólo por el tiempo que se ahorraba, sino en especial para poder economizar gasolina, Talón de Aquiles de la economía alemana.

Curiosamente, aunque comprensiblemente, porque hablar de los logros de Hitler era tabú en Alemania a partir de 1945, la mayoría de los alemanes jóvenes de hoy, ignoran que los 11 mil kilómetros de autopistas que cruzan el territorio germano, son parte de la inmensa red de carreteras y autopistas que construyó Hitler durante el Tercer Reich.


Publicado: 30 noviembre/2004