Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Rheinmetall-Borsig AG

Rheinmetall-borsig

Lo que hoy es la Rheinmetall Berlín AG, empresa matriz de un grupo de más de 60 empresas de fabricación industrial, líderes en desarrollo de tecnología de defensa, maquinaria de papel y embalajes, componentes de alta tecnología para automóviles, y desde 1993, mobiliario de oficina, comenzó como una pequeña fábrica de herramientas.

La empresa fue fundada por Heinrich Ehrhardt, un ingeniero industrial de Zella en Thüringen, Alemania, quien después de iniciarse como representante de ventas y completar su educación superior, trabajó durante varios años como ingeniero en una planta de fundición de acero en Witten, donde mejoró la producción de ejes de tren.  En 1878, Ehrhardt, con 38 años de edad, fundó su propia pequeña fábrica de herramientas en Zella.  Alcanzó rápidamente una excelente reputación como diseñador y empresario, y la concesión de licencias para sus patentes le puso en contacto con industriales extranjeros.

Ehrhardt se hizo amigo de Josef Massenez, gerente de la fábrica de municiones, Horder Bergwerks-und Hüttenvereins, que ganó un contrato que en realidad no podía cumplir con el Ministerio de Guerra. Massenez, entonces le ofreció a Ehrhardt, participar en el negocio a cambio de una comisión.

A pesar de que Ehrhardt no tenía ni la capacidad técnica, ni la de producción, mucho menos el capital necesario, estuvo dispuesto a asumir el riesgo.  Al aceptar el trabajo, Ehrhardt reunió a un grupo de socios capitalistas de riesgo y el 13 de abril de 1889, fundó Rheinische Metallwaaren-und Maschinenfabrik AG, que fue registrada el 7 de mayo de 1889 en Düsseldorf, en el valle del Rhin.

Desde el primer momento Ehrhardt estuvo ocupado a tiempo completo con el contrato del gobierno y unos meses después desarrollando un método de fabricación adecuado comenzó la producción en diciembre de 1889 en un local alquilado en Düsseldorf.  Apenas tres meses después, la joven empresa contaba con 1.400 empleados y suministraba al Ministerio de Guerra 800.000 proyectiles al día.

El enorme ingenio de Ehrhardt dio sus primeros frutos.  El 28 de junio de 1891, recibió una patente para una "técnica de perforación simultánea y modelado de hierro y acero en lingotes en caliente".  Habiendo comenzado ya la búsqueda de ingenieros capaces dos años antes cuando aún estaba en Zella, Ehrhardt llevó el talento de sus empleados al límite con el desarrollo de tubos sin costura para cañones.  Su empresa desarrolló seguidamente una técnica de dibujo, que le mereció una patente en abril de 1892.  Los métodos de Ehrhardt utilizados en el prensado y la elaboración para la producción de tubos de metal y piezas huecas obtuvo gran demanda no sólo en ámbito militar, sino también en los sectores del transporte marítimo y de ferrocarriles y en los servicios de gas y agua.

Rheinische Metallwaaren-und Maschinenfabrik

Con la finalización de su primer contrato con el gobierno, Ehrhardt comenzó la construcción de su propia fábrica, la Rheinische Metallwaaren-und Maschinenfabrik, en la región de Düsseldorf-Derendorf, hacia la cual la producción se fue paulatinamente transfiriendo.  Incluyó también la fabricación de tubos de metal y la producción de fundición de hierro para productos no militares.  La expansión de los programas de producción dio lugar al aumento de las necesidades para la producción de acero, por lo que en 1892 Ehrhardt y su hijo-político Paul Heye adquirieron una pequeña fragua en Rath fundando la empresa Rather Metallwerk Ehrhardt-und Heye.  En 1896, la fragua se fusionó con Rheinische Metallwaaren-und Maschinenfabrik como la división de Rath.  Por lo tanto, Ehrhardt controló el suministro seguro e integrado de la productos de acero y semi-elaborados de calidad que lo independizaba de otros proveedores.

Cañón de Campo

En 1896, Ehrhardt desarrolló un cañón de de 7,5 cm con retroceso apropiado para el servicio de campo, un desarrollo técnico muy importante en ese momento.   Ehrhardt se ganó los más altos elogios de los reyes noruegos, del emperador de Austria y, del Kaiser alemán Guillermo II.  Con ese desarrollo, la compañía de Ehrhardt vio garantizado el éxito de su negocio.

Para las pruebas de campo de las armas y municiones, en 1899 Rheinische Metallwaaren-und Maschinenfabrik hizo un contrato de arrendamiento de un extenso terreno cerca de la aldea de Unterlü en la Baja Sajonia.  Una pequeña planta de fabricación se estableció también para la producción de municiones y cartuchos.  En los años siguientes el campo de pruebas se amplió y, finalmente, ocupó un área de 15 kilómetros de largo por 5 kilómetros de ancho.

Rheinische Metallwaaren-und Maschinenfabrik amplió su programa de producción y reforzó su participación en el mercado con la adquisición en 1901 de Munitions-und Waffenfabrik AG en Sömmerda, Thüringen.  En su fábrica, Dreysesche Gewehrfabrik, Munitions-und Waffenfabrik AG, produjo armas de mano, cartuchos y fusibles de obuses.  En los años siguientes hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial, la operación de Rheinische Metallwaaren-und Maschinenfabrik se desarrolló enormemente a través de nuevas adquisiciones.

Primera Guerra Mundial

Rheinmetal 80mm

Rheinmetall 80mm.

A principios de 1914 las fábricas de Rheinische Metallwaaren-und Maschinenfabrik tenían cerca de 8.000 trabajadores.  Un año más tarde, después del estallido de la Primera Guerra Mundial, contaba con 11.000 empleados, y en 1918 la fuerza de trabajo había aumentado a unos 48.000, incluidas alrededor de 9.000 mujeres.  Luego, a raíz del armisticio en noviembre de 1918, la producción militar se detuvo repentinamente.  La empresa de Düsseldorf, cuyo personal casi se había cuadruplicado durante los años de la guerra, tuvo que despedir a 22.000 empleados.

Con la firma del Tratado de Versalles de 1919, que le prohibía a Alemania la fabricación de armas de grueso calibre, Rheinische Metallwaaren-und Maschinenfabrik fue privada por un tiempo de la parte que era sustancial para su negocio.  Aunque pudieron ser fabricadas armas pequeñas y medianas, a partir de 1921 fabricó armas de mediano calibre para la marina, pero la empresa dio un giro importante en su capacidad de fabricación de productos no militares.  La producción de acero en Rath se reforzó considerablemente con el fin de apoyar la producción de uso civil.  Mientras tanto, la empresa fue capaz de mantenerse económicamente estable por medio de la emisión de bonos públicos, y en 1924 la mayoría de sus acciones fueron adquiridas por el Estado.

En la primera mitad de la década de 1920, construyeron en las fábricas de Düsseldorf, maquinaria para la agricultura, tales como arados movidos a vapor, carros de ferrocarril y locomotoras, mientras que los aparatos de precisión mecánica, incluyendo máquinas de escribir, máquinas de calcular, y la principal planta de partes para vehículos automotores, se concentró en la planta de Sömmerda en Thüringen.

En 1921 la división de vehículos automotores se había convertido en un gran y muy significativo negocio dentro de su sector en Alemania.  Al principio de la década de 1920 el nombre Rheinmetall comenzó a ser utilizado como una marca comercial.

Ehrhardt continuó hasta muy avanzada edad encausando su creatividad hacia el desarrollo de la tecnología de armas.  En el año 1922 a la edad de 81 años finalmente se retiró de la junta de directores de Rheinmetall y regresó a su tierra natal, Turingia.  Murió el 20 de noviembre de 1928, a los 88 años de edad.

Rheinmetall-Borsig AG

Mientras tanto, la crisis económica mundial y particularmente en Alemania se habían intensificado.  Como resultado de la falta de órdenes de compra, la división de producción civil en Düsseldorf comenzó a arrojar pérdidas, y, con la excepción de la rentable producción de arados a vapor, las líneas de producción gradualmente llegaron a un punto muerto.  Sin embargo, Rheinmetall no sufrió tan grandemente como le ocurrió a algunas otras empresas.  En abril de 1933, adquirió otra empresa importante que se encontraba amenazada con la liquidación: August Borsig GmbH, uno de los principales fabricantes alemanes de motores para locomotoras.  Dos años después de la fusión dio lugar a un nuevo nombre, Rheinmetall-Borsig AG, y en 1938 la sede de la empresa se trasladó de Düsseldorf a Berlín.

Desde mediados de la década de 1930, Rheinmetall-Borsig, como ocurrió con muchas otras empresas industriales de la época, desarrollaron y produjeron armas y municiones atendiendo los pedidos del Ministerio de Guerra del Reich.  La producción incluía ametralladoras, cañones antitanque, morteros y artillería de campaña, cañones antiaéreos y cañones de ferrocarril.

Segunda Guerra Mundial

Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, Rheinmetall-Borsig se reestructuró en una empresa matriz y en empresas afiliadas.  La empresa matriz estableció instalaciones en Düsseldorf, Sömmerda, Unterlü, y la planta de Borsig en Berlín-Tegel, además de divisiones separadas en Derendorf, Rath, Grafenberg, Halver, Gruiten y Oberkassel.   Las empresas afiliadas fueron ocho instalaciones que desde 1936 habían sido utilizadas como plantas de producción de armas y municiones.  Las fábricas se encontraban en Berlín, Guben y Fürstenberg (Mark Bradenburg), Breslau, y Apolda en Turingia.

Reichswerke AG Hermann Göring

75cm PaK40

75cm PaK 40

En el primer año de la guerra, todas las fábricas de armas quedaron bajo el control de organismos de la Wehrmacht.  En marzo de 1940, el recién creado Ministerio de Armamento y Municiones comenzó a coordinar los esfuerzos de producción de armas.   En 1941, Rheinmetall-Borsig AG fue integrado en la Reichswerke AG Hermann Göring.

A medida que la guerra se prolongaba, el gobierno alemán exigía esfuerzos cada vez mayores de la industria para aumentar su producción de armas.  Las demandas de innovaciones técnicas de los mandos de la Kriegsmarine y la Luftwaffe obligaba a los investigadores de Rheinmetall-Borsig y su departamento de desarrollo a trabajar bajo una intensa presión.  En julio de 1944 la empresa había presentado cerca de 20 diferentes sistemas de armas a las fuerzas armadas.  Su ingeniero jefe desde 1938, Carl Wanninger, era un diseñador talentoso y creativo que proporcionó un fuerte estímulo para el desarrollo de la tecnología militar.  Un ejemplo del alto nivel de investigación y desarrollo de Rheinmetall fueron sus proyectos de cohetes variados, aunque había una sola línea de producción de cohetes.  Al comienzo de la guerra, las fábricas de Rheinmetall-Borsig tenían cerca de 47.000 trabajadores, cifra que ascendió a 85.000 en octubre de 1944.

Hacia el final de la guerra, los ataques aéreos afectaron las plantas de Rheinmetall y la producción sufrió de manera considerable.  Por lo tanto, numerosas actividades de producción de las instalaciones de Düsseldorf fueron trasladadas a las regiones central y oriental de Alemania.  Más tarde, las fábricas de Berlín y Sömmerda también se prepararon para mudarse.  En noviembre de 1944 los ataques aéreos británicos causaron graves daños a las fábricas en Derendorf y Rath.  En marzo de 1945 se hizo la última fundición en Derendorf, mientras Düsseldorf se encontraba bajo intenso fuego de la artillería enemiga.  Dos meses más tarde el Reich alemán capituló.

La posguerra

Bajo la ocupación de las fuerzas aliadas, Rheinmetall-Borsig tuvo que renunciar completamente a la producción de armamento.  Una prohibición total de la producción cesó temporalmente todas las actividades de las fábricas, y la compañía terminó al final de la guerra con una pérdida de 620 millones de Reichsmarks.  Muchas de las fábricas de Rheinmetall-Borsig fueron totalmente desmanteladas por los aliados y llevadas a sus países, las instalaciones en las zonas ocupadas por el Ejército Rojo se perdieron completamente.   No sería sino hasta la década de 1950 que fue posible que Rheinmetall-Borsig reiniciara las actividades comerciales normales.

Con el fin de comenzar la producción civil, Rheinmetall-Borsig fue reorganizada y se reincorporó en 1951.   Borsig AG de Berlín y Rheinmetall AG de Düsseldorf fueron establecidas como filiales independientes de la empresa bajo el mismo grupo de gestión, Rheinmetall-Borsig AG, una entidad de nueva creación.  En los siguientes años de severa crisis económica hasta 1956, el grupo llevó a cabo la importante reconstrucción de Rheinmetall.  Una pequeña empresa de fabricación de maquinaria civil se puso en marcha en las dos sedes principales de la compañía, Düsseldorf y Berlín.  La producción en Düsseldorf se centró en equipos de carga y transporte, mientras que calderas de vapor y refrigeradores se fabricaron en Berlín.

Rheinmetall Berlín AG

El 23 de junio de 1956, la participación mayoritaria de Rheinmetall-Borsig AG, que había sido controlada por el gobierno federal desde 1951, fue comprada por Röchlingsche GmbH Eisen-und Stahlwerke y, finalmente, pasaría a ser controlada por esta última.  En agosto de ese mismo año, la filial Borsig AG fue vendida después de dos décadas memorables con Rheinmetall.  Con Borsig separada de la sociedad, la compañía pasó a llamarse Rheinmetall Berlín AG, según acuerdo tomado en la reunión de la Junta General de Accionistas en noviembre.  En 1957, la filial de Rheinmetall AG de Düsseldorf se convirtió en Rheinmetall GmbH.  Pronto, con la creación de la Bundeswehr (Fuerzas Armadas Federales), Rheinmetall retomó la producción militar al mismo tiempo que continuaba con sus actividades de fabricación industrial de equipo para uso civil.

Con la adquisición de Benz & Hilgers, un fabricante líder de envasado y maquinaria de embalaje para la industria alimentaria, Rheinmetall diversificó hacia la tecnología de embalaje.  Los líderes de la estrategia de impulsar los negocios de producción industrial no militar fueron el Presidente de la Junta Directiva, Ernst Röchling, el miembro del consejo Otto Kranzbühler, y el veterano miembro de la junta Otto Paul Caesar, que se convirtió en presidente en 1968.  En los años siguientes se fundaron o adquirieron pequeñas empresas de fabricación de máquinas, sin hacer ningún cambio en la estructura corporativa.

Fuchs 1A8

Mientras tanto, el sector de la producción militar se expandió a través de medios tradicionales de Rheinmetall Berlín.  En 1970 la empresa se hizo cargo de una participación mayoritaria de Nico-Pyrotechnik, que luego fue transferida a Rheinmetall GmbH.  En 1975 Rheinmetall GmbH adquirió la fábrica de municiones NWM Kruithoorn en Hertogenbosch, en los Países Bajos.  Más allá de las armas y municiones, en 1979 Rheinmetall sacó su primer cañón instalado en el tanque de batalla Leopard 2, para la Bundeswehr.  Se trataba del cañón de ánima lisa de 120 mm, una innovación tecnológica en los tanques de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte).

Desde entonces hasta la fecha, Rheinmetall AG se ha constituido en uno de los principales fabricantes de armas y sistemas de defensa en el mundo, con ventas por 2.000 millones de euros, y que tiene subsidiarias en otros 16 países.   Además produce maquinaria para uso civil y equipos electrónicos, dándole trabajo a 16.000 personas que producen ventas por 12.000 millones de dólares al año con sus subsidiarias Rheinmetall GmbH; Pierburg GmbH; Jagenberg AG (51.83%) y Mauser Waldeck AG (75%).


LIBRO

Rheinmetall Paperback – 2007 por Rheinmetall (Author)


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 22 febrero/2012