Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Automovilismo (1939-1941)

1939

Auto Union

Auto Union conducido por Rosemeyer

Desde antes de 1939 el mundo estaba al borde de la guerra, pero el Grand Prix había evolucionado de manera sustancial.   Se corrían las carreras en muchos países, tanto europeos como africanos y asiáticos.   Sin embargo, en aquellos años la política interfería en todos los deportes cuando las competencias deportivas se convirtieron en campos de batalla.

Como era sabido, la Unión Soviética se negaba a participar en las actividades del mundo capitalista y en occidente las grandes potencias usaban el deporte para dirimir sus diferencias.   El automovilismo, junto con la aviación y las competencias marinas eran para entonces los campos preferidos para mostrar los logros tecnológicos, que indirectamente se convertían en logros de los sistemas políticos de cada país.

Mercedes

Mercedes W 125

En Italia Mussolini prohibió a los pilotos de carreras y fabricantes de automóviles participar en el Gran Prix de Francia.   Por otro lado, de manera unilateral, Italia decidió que el Gran Premio de Italia se corriera con motores de 1,5 litros lo que convenía a los fabricantes italianos y alemanes que tenían motores con esa cilindrada.

En el campo de la aviación Alemania e Italia de manera muy notoria, lideraban las competencias acrobáticas y de velocidad.  En el campo naval militar, Italia obtenía los récords de velocidad en base al diseño de los cascos y motores pero sacrificando el blindaje de las naves para reducir su peso.

El 3 de setiembre, en momentos en que Alemania y Polonia estaban en guerra, se corría en las calles de la capital yugoslava, concretamente en el Parque Kalemegdan, el Gran Premio de Belgrado.  Pese al estado de guerra, los organizadores decidieron proseguir con el calendario para evitar el desastre económico.   El día de la carrera llegó la noticia que anunciaba la declaración de guerra de Gran Bretaña a Alemania.   El piloto Lang estaba decidido a regresar a Alemania, pero los organizadores le convencieron que continuara en competencia.

Bernd Rosemeyer

Rosemeyer

En la partida estaban Lang en Mercedes-Benz, seguido por Nuvolari en Auto Union, Bigalke en Auto Union, von Brauchitsch en Mercedes-Benz, Müller en Auto Union, Stuck en Auto Union, Bäumer en Mercedes-Benz, Milenkovic en Bugatti, Sommer en Alfa Romeo, Pietsch en Maserati y Villoresi en Maserati.   Como se ve pues La disputa era entre alemanes e italianos quienes construían las mejores máquinas de entonces.

El Gran Premio de Belgrado terminó con el triunfo de Nuvolari, von Brauchitsch en segundo lugar y Müller tercero.   Lang entró a pits cuando una piedra le golpeó la cara y le dejó pedazos de vidrio en el ojo al romperse los anteojos.   Bäumer tomó el relevo, pero en dos vueltas se salió de la pista y abandonó.

Al terminar la carrera los pilotos alemanes se organizaron para regresar a Alemania llevando sus máquinas en camiones.   Pronto les llegó la noticia que la gasolina sería confiscada y por ello cambiaron la ruta a través de caminos de tierra cruzando Eslovenia y Croacia para llegar a Austria.   Al llegar a la fábrica de la Mercedes todos los vehículos fueron confiscados por el Ejército.   El equipo alemán del Gran Premio de Automovilismo quedó disuelto.

>Hans Stuck

Hans Stuck

Pese a todo, el Gran Prix continuó, corriéndose eI Circuito Nacional de Gávea en Rio de Janeiro, obviamente con muchos corredores brasileros y el resto italianos.   El triunfo fue para Teffé en Maserati, en segundo lugar Lopes en Alfa Romeo y tercero Avellar en Ford.  La siguiente fecha estaba pautada para correrla en Bagkok el 10 de diciembre, pero fue cancelada por las dificulatades en el transporte de máquinas y pilotos.

El Gran Premio de Italia no se corrió y tampoco las carreras de Inglaterra, Suiza, Austria, Bélgica y la de Bangkok.   En el continente europeo prácticamente competían sólo alemanes e italianos, de lejos los mejores fabricantes de la época.

Brauchitsch y Caracciola

Brauchitsch y Caracciola

Los líderes eran Alfa Romeo y Maserati contra Mercedes y Auto Union.   Pese a las discrepancias que puedan haber sobre los resultados, Mercedes fue la marca ganadora de 1939 y Hermann Lang el mejor piloto.

1940

Siendo el Grand Prix una competencia internacional, al estallar la guerra desaparece la competencia dejando un saldo de 28 victorias para los alemanes en los premios disputados entre 1930 y 1940.   El deporte automovilístico en Europa termina en 1940 con la Mille Miglia (Brescia-Cremona-Brescia), de la misma forma en que terminó cada año, pues el circuito de las mil millas fue siempre exclusividad de Alfa Romeo, excepto por un triunfo de Mercedes.  

No obstante las limitaciones, en Alemania se corre la carrera de compactos donde los coupes de BMW triunfan sin objeciones.   Los pilotos de BMW fueron Fritz Huschke, von Hanstein y Walter Bäumer.

En la misma década, los premios regionales o nacionales dejaron para las estadísticas 22 marcas mundiales y 137 marcas de categorías.

Ernst Burggaller

Ernst Günther Burggaller

Apenas con un año de iniciada la guerra en Europa llegó la fatal noticia de la muerte en combate del piloto de carreras Mayor Ernst Günther Burggaller, famoso ex piloto de combate del Circo de von Richtoffen durante la Gran Guerra, que luego integró el equipo de Bugatti desde 1930 a 1932.

Por su experiencia como piloto de caza en la Primera Guerra Mundial, Burggaller fue llamado a servir en la Luftwaffe en 1938.  El 2 de febrero de 1940, mientras volaba una misión en el Jagdgruppe II JG51 a 4 kilómetros de Meersburg muy cerca al lago Constance, volando muy bajo su avión Messerschmitt 109 chocó contra una defensa ribereña y perdió la vida.

Pero la muerte de Burggaller no fue la única, la lista de caídos en acción comenzaba a aumentar cuando se supo la muerte del francés Robert Benoist, quien escapó a Gran Bretaña y fue enrolado por el SOE, junto con Robert Williams, para servir en las guerrillas.   Ambos fueron lanzados en paracaídas sobre Francia.   Williams fue capturado por la GESTAPO y al no vestir uniforme fue ejecutado.   Benoist que pudo seguir la misma suerte, fue capturado en Paris, pero logró escapar y huir a Inglaterra.   Nuevamente, Benoist regresó a Francia para una corta misión y regresó sin novedad.   Por tercera vez fue enviado a Nantes, pero esta vez fue capturado y ejecutado el 11 de setiembre de 1944.

Morris

Violette Gouraud-Morris

Continuando con la creciente lista de pilotos caídos en acción, Edward Knowles "Teddy" Rayson, británico que corría para Bugatti y Maserati, fue enrolado en la RAF y murió el 01 de noviembre de 1939, Rudolf "Rüdy" Hasse murió en el Frente del Este.   Percy Maclure, piloto de la RAF murió en 1943.   Johnnie Wakefield, también piloto de la RAF fue derribado en abril de 1942.   Tim Rose-Richards, también enrolado como piloto de la RAF murió en combate en 1940.

"Ulli" Bigalke piloto de la Luftwaffe murió en Francia en 1940. Norman Wilson murió en combate en 1942.   Violette Gouraud-Morris, atleta y corredora de autos, trabajó para la inteligencia alemana y por ello fue emboscada por los guerrilleros maquís y asesinada el 26 de abril de 1944.   Muchos otros corredores de Grand Prix murieron en combate, capturados por espionaje o murieron por causa de bombardeos durante la guerra.

Mercedes

Caracciola en el pit de Mercedes

Pese a la guerra, Italia decidió continuar en las competencias hasta que el 10 de junio de 1940, cuando Mussolini declaró la guerra a Francia e Inglaterra en la Plaza Venecia.  

Con ese acto, el Grand Prix Mundial quedaba cancelado de manera automática e indefinida en Europa, para malestar y tristeza de los amantes de ese deporte.

Como Estados Unidos se mantenía oficialmente neutral, las competencias continuaron en ese país hasta el 7 de diciembre de 1941, cuando luego del ataque a Pearl Harbor el Presidente Roosevelt declaró la guerra a los países del Eje.

La guerra canceló también las carreras del Grand Prix que se corrían en Brasil y Argentina, países donde en los siguientes años sólo se corrieron competencias locales de la categoría turismo, principalmente por falta de repuestos.

Los pilotos sudamericanos, no sólo de Brasil y Argentina, sino los de Chile, Perú y otros países de la región, tenían que utilizar cualquier automóvil que tuvieran a mano haciendo milagros con la mecánica para ponerlos en competencia. 

Juan Manuel Fangio

Juan Manuel Fangio con su Chevrolet

El Ford de Oscar Gálvez

Oscar Gálvez con su Ford

El Ford de Arnaldo Alvarado

El Ford "Ladrillo" de Arnaldo Alvarado

Debido a eso tuvo un gran auge en Sudamérica la competencia de turismo de carretera donde se veían gran variedad de automóviles coupe, especialmente estadounidenses, como Ford, Chevrolet, Oldsmobile etc. todos con los guardafangos recortados marcando una era muy importante en el automovilismo latinoamericano.


LIBROS

Grand Prix Century: First 100 Years Of The World's Most Glamorous and Dangerous Sport por Christopher Hilton


Amazon

Ver detalles en Amazon US/International

Motor Racing: The Golden Age: Extraordinary Images from 1900 to 1970 por John Tennant


Amazon

Ver detalles en Amazon US/International

Classic Grand Prix Cars: The Front-Engined Formula 1 Era 1906-1960 por Karl Ludvigsen


Amazon

Ver detalles en Amazon US/International

Mercedes-benz Grand Prix Race Cars 1934 - 1955 por Louis Sugahara


Amazon

Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 29 junio/20071 - Actualizado: 19 julio/2013