Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Ajedrez

La Segunda Guerra Mundial estaba llegando a su fin, pero una nueva guerra se venía gestando desde hace mucho tiempo.  En esta oportunidad eran las potencias occidentales enfrentadas a la Unión Soviética, la que a partir de su contraofensiva en las postrimerías de la guerra mundial, mantenía ocupados los países de Europa Oriental, desconociendo los acuerdos firmados que obligaban a las potencias vencedoras a permitir elecciones libres y democráticas en honor a la libre autodeterminación de los pueblos.

Mikhail Botvinnik

Mikhail Botvinnik

Todavía se guardaban las formas y en consecuencia las actividades deportivas formaban parte de la agenda de todos los países que trataban de regresar a la normalidad en sus actividades diarias.

En estas circunstancias y antes que se declarara el fin oficial de la guerra, las autoridades deportivas de Estados Unidos y de la Unión Soviética acordaron una ronda de partidas de Ajedrez entre los maestros de ambos países.  Se fijó la fecha para el día 01 de setiembre de 1945 con la particularidad que ambos equipos jugarían sus respectivas partidas en sus propios países, es decir, los contendores se encontrarían a 5000 kilómetros de distancia, transmitiendo las movidas por radiotelegrafía.

Era la primera vez en la historia que un evento de esa naturaleza era realizado mediante las comunicaciones radioeléctricas y por tanto era todo un acontecimiento que captó la atención mundial, al menos en los países Aliados y los que se mantuvieron al margen durante la guerra.  Pero, había otro aspecto que era digno de resaltar, era la primera vez que la Unión Soviética participaba en una competencia deportiva internacional, pues antes de la guerra no quiso participar en competencias más populares y en boga como el automovilismo, aviación y competencias de velocidad de buques, pues estaban muy a la zaga de los países occidentales. 

Arnold Denker

Arnold Denker

Los jugadores soviéticos se reunieron en el Club Central de Maestros del Arte en Moscú y los jugadores estadounidenses lo hicieron en el Henry Hudson Hotel de Nueva York.

Los equipos estuvieron conformados por los 10 mejores maestros del ajedrez de ambos países, ante un millar de espectadores en ambos lugares, al cual asistieron cámaras de cine para registrar el acontecimiento y todo un ejército de periodistas.

Las reglas se acordaron a 40 movidas en 2 horas y media y después de eso 16 movidas por hora.  Como las movidas se transmitían por radiotelegrafía se necesitaban unos 5 minutos por cada movida para transmitir el Código Udeman y acusar recibo de la correcta recepción.  En todo caso, el uso de la telegrafía garantizaba en cierto modo la factibilidad de la comunicación pese a condiciones atmosféricas adversas.

LaGuardia

A la izquierda el alcalde LaGuardia

Para comenzar la competencia, se pactó que el play de honor se hiciera en Nueva York, para lo cual fue designado el Alcalde Fiorello LaGuardia para hacer la primera movida por el equipo de Estados Unidos y en Moscú designaron a Averill Harriman que ofició por parte soviético.  Ken Harkness fue el director del encuentro.

De igual forma designaron a Fred Reinfeld en la ciudad de Nueva York y Edward Lasker fue designado en Moscú para anunciar las movidas a la audiencia en las respectivas sedes.

Se transmitieron 2163 mensajes radiotelegráficos de las movidas realizadas en 10 tableros.  Los contrincantes por tableros se enfrentaron así:

01. Mikhail Botvinnik (campeón de la URSS) vs Arnold Denker (Campeón de EEUU).
02. Vassily Smyslov vs Samuel Reshevsky.
03. Isaac Boleslavsky vs Reuben Fine.
04. Salo Flohr vs Al Horowitz.
05. Alexander Kotov vs Isaac Kashdan.
06. Igor Bondarevsky vs Herman Steiner.
07. Andrea Lilienthal vs Albert Pinkus.
08. V. Ragozin vs Seidman.
09. V. Makogonov vs Abraham Kupchik.
10. David Bronstein vs Anthony Santasiere.

En la primera ronda, el día 01 de setiembre de 1945, la URSS ganó por 8 a 2 y en la segunda por 7-1/2 a 2-1/2.  Sólo los maestros Steiner y Horowitz de Estados Unidos pudieron ganar una partida y Pinkus pudo empatar dos.  Todas las demás partidas fueron ganadas por los maestros soviéticos.

La segunda ronda comenzó después que el Presidente Harry S. Truman anunciara que oficialmente la guerra había llegado a su fin y esa fecha, 2 de setiembre de 1945, la declaró el Día de la Victoria.

La estruendosa victoria de 15-1/2 a 4-1/2 fue abrumadora para los maestros de ajedrez soviéticos.  Había finalizado la guerra, pero la URSS se asomaba como un recio contrincante para la primera potencia mundial, al menos en ajedrez.   Comenzaba con buen pie la política de posguerra de la URSS que desde ese momento haría todo lo que fuera necesario, sin limite de esfuerzos o dinero, para demostrar que el comunismo era claramente superior al capitalismo, al menos en lo que deportes se refería.

Como consecuencia de esa novedad, después de la guerra, al reabrise la comunicaciones entre Radioaficionados, este tipo de eventos se comenzó a realizar, páctandose partidas de ajedrez en parejas que se encontraban también separados por muchos miles de kilómetros de distancia.  La novedad era que se realizaban partidas transmitidas tanto por voz como por telegrafía.


LIBRO

A History of Chess por Harold J.R. Murray


Radio

Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 19 noviembre/2001 - Actualizado: 19 julio/2013

Te puede interesar: