Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Agricultura en Gran Bretaña

Dig for Victory

En 1939, Gran Bretaña tenía 46 millones de habitantes, pero su agricultura estaba estancada desde la Primera Guerra Mundial y por tanto, el gobierno tenía que importar 2/3 de los productos requeridos para alimentar a la población.  Los principales países proveedores de alimentos eran Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Estados Unidos y Argentina.

Dig for Victory

Luego de la crisis de Munich, ante el temor de que se repitiera el bloqueo por parte de los submarinos alemanes tal cual había ocurrido durante la Primera Guerra Mundial, el gobierno decidió mejorar la agricultura, cosa que logró hacia finales de la guerra, cuando 2/3 de los alimentos llegaron a ser producidos en Gran Bretaña.

En 1939, el Ministro de Agricultura, Pesquería y Alimentación, dispuso la creación de Country War Agricultural Comittees (Comités de Agricultura para el País en Guerra) conocidos como War Ags a los cuales les dio suficiente autoridad para cumplir con sus funciones.  Las reglas eran muy duras.  Si un granjero demostraba no ser competente, sus tierras eran requisadas y entregadas a otra persona.  Por supuesto que ese nuevo propietario seguiría la misma suerte si no alcanzaba las metas requeridas.

Con el inicio de la guerra se presentó el problema de la mano de obra, debido a que más de 100 mil granjeros fueron llamados a filas y tuvieron que ser reemplazados por 120 mil mujeres.  Esas mujeres granjeras y agricultoras fueron reunidas en una fuerza de trabajo conocida como Land Army Girls, un "ejército" femenino organizado para hacer que los campos fueran productivos.  A ellas se les unieron muchos granjeros retirados que volvieron a los campos para aportar su experiencia en el esfuerzo de guerra.  Ese "ejercito" creció, cuando más tarde miles de prisioneros de guerra, alemanes e italianos, fueron usados para trabajar "voluntariamente" en la agricultura.

N.E. El empleo de prisioneros de guerra como trabajadores del campo no fue sólo un abuso de los alemanes y japoneses, sino de los Aliados también, en este último caso, empleados como fuerza laboral incluso después de terminada la guerra, momento en que debieron ser liberados de acuerdo a la ley internacional que regulaba el tratamiento a los prisioneros.

Women's Land Army

Por un saludable y feliz trabajo.
Únete al Ejército Femenino de la Tierra.
Para detalles: Dirígete a la oficina más cercana de la WLA en tu comunidad o al Cuartel General de la WLA cerca a Hyde Park en 6  Chesham (Place) Street London S.W.1.
(Nótese que la palabra "Place" está tachada, pues es Chesam Street.  Todos los afiches de la WLA de 1939 tuvieron esa misma corrección.  Por razones de economía no podían repetirse nuevamente los millones de afiches que fueron impresos y luego corregidos.)

Pero la alimentación no dependía sólo de lo que se producía en los campos y por ello el gobierno incentivó el cultivo de hortalizas en los jardines de las casas y parques.  A pesar de que en 1920 había un millón y medio de parcelas asignadas en Gran Bretaña, ese número había disminuido a sus niveles más bajos en 1938.  Pero, gracias al programa "Dig for Victory" (Cava por la Victoria), al finalizar la guerra en 1945, el número de parcelas productivas subió a tres y medio millones.  Muchas de esas parcelas fueron creadas en parques y jardines públicos, clubes deportivos y en las veras de los caminos y plazas.

El 27 de setiembre de 1939, ante lo que se avecinaba, fue introducida en el Parlamento el Presupuesto de Emergencia de Guerra, que incluía el racionamiento de petróleo, el aumento de los impuestos al tabaco de 11/6d (57.5p) a 13/6d (67.5p) por libra en las tiendas, el impuesto al whisky, azúcar, jamón, mermelada, confitería, frutas enlatadas y leche condensada.

En secreto, para evitar bajar la moral de la población y por la experiencia sufrida durante la Primera Guerra Mundial, el gobierno tomó sus medidas de precaución imprimiendo cartillas de racionamiento antes que la guerra comenzara.  Sabía el gobierno británico que el racionamiento sería una medida impopular entre las amas de casa, pero confiaba también en que habría comprensión y finalmente sería aceptada.  En esos momentos sólo quedaban muy pocas esperanzas de que la guerra no fuera declarada y que por tanto la decisión de aplicar el racionamiento quedara archivada.


LIBRO

Dig On for Victory: Mr. Middleton's All-year-round Gardening Guide from 1945 Hardcover – October 25, 2009 por C. H. Middleton (Author)


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 30 junio/2005