Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

El Mensaje Verlaine

El servicio secreto alemán, de alguna manera se enteró que los Aliados informarían, mediante las emisiones radiales regulares que hacía en francés la BBC de Londres, el momento en que la organización de irregulares deberían comenzar los actos de sabotaje para preparar el terreno para la invasión y la invasión propiamente dicha.  Eso sería hecho con la lectura de unos versos románticos de "Chanson d'automne" (Canción de otoño), poesía escrita en 1886 por Paul Verlaine.   

Los guerrilleros de la "Resistance" debían estar atentos a las emisiones, puesto que la fecha exacta de la invasión no la decidirían hasta que los preparativos estuvieran listos y en el momento en que las condiciones atmosféricas fueran las adecuadas.  Una vez que se cumplieran los requisitos, era el Comandante en Jefe de SHAEF, el General Dwight Eisenhower, quien daría la orden para comenzar la Operación Overlord.  Los servicios de escucha de la Abwehr se mantenían atentos para informar inmediatamente a Berlín sobre la inminencia del ataque, tan pronto los versos fueran propalados. 

Agentes alemanes se habrían infiltrado en grupos de la Resistencia en el Continente y conocieron las señales para alertar a la clandestinidad mediante las emisiones en francés dirigidas a Francia por la BBC de Londres.  Eran las dos primeras líneas de la Canción de Otoño, de Paul Verlaine.  El primer verso fue:

Primer verso del mensaje Verlaine
"Les sanglots longs des violons de l'automne"

Este verso fue radiado el 01 de junio y significaba el recrudecimiento de los sabotajes, ordenando la movilización total de la resistencia francesa en preparación para la invasión.  Hechos como este, no eran muy frecuentes, pues los expertos alemanes no lograban descifrar muchas de las aparentemente inofensivas transmisiones de la BBC de Londres. 

Día D -1

Alrededor de las 21:15 horas del día 5 de junio, el jefe de información del Estado Mayor del comandante en jefe de los ejércitos del Oeste apareció en el comedor de oficiales buscando al General Bodo Zimmerman, Jefe de Operaciones de los Ejércitos del Oeste.  El oficial estaba presa de gran agitación, pues el personal a sus órdenes acababa de descifrar un mensaje británico recientemente radiado por la BBC.  Era el segundo verso que se escuchó así:

Segundo verso del mensaje Verlaine
"Bercent mon cœur d'une langueur monotone",

Este verso fue radiodifundido para avisar que la orden para la invasión había sido emitida.  Los monitores de radio alemanes escucharon y grabaron ambas señales, pero la mentalidad militar de la OKW en Berlín no podía esperar que los aliados quisieran alertar a la resistencia clandestina, mediante unos versos de poesía romántica intercalados en una radiodifusión pública. 

Rundstedt y su Jefe de Estado Mayor fueron informados, como asimismo el Cuartel General de Rommel.  El mariscal regresaba de Obersalzberg, adonde se había trasladado para entrevistarse con Hitler, pero no le esperaban antes de la tarde siguiente.  El Cuartel General de Rundstedt dio órdenes para una alerta general, aunque no se pudo comunicar personalmente con muchos oficiales superiores del Séptimo Ejército, debido a que se encontraban a bordo de sus automóviles regresando desde Rennes a sus respectivas unidades.  También comunicaron al OKW en Alemania el texto del mensaje descifrado, así como las medidas tomadas.  Más que eso, nada podían hacer pues las órdenes directas de Hitler eran no hacer ningún movimiento de tropas sin su permiso. 

Durante algunas horas nada más sucedió.  Pasó la medianoche, pasó la una de la madrugada y ningún otro mensaje llegó a St.  Germain.  Alrededor de las 02:00, en el Cuartel general de Rundstedt comenzaban a creer que se trataba sólo de otra falsa alarma cuando el Grupo de Ejércitos B comunicó haberse producido un lanzamiento de paracaidistas en Normandía poco después de la medianoche. 

Tanto los servicios secretos Abwehr, como las diferentes ramas de la Wehrmacht, Heer, Kriegsmarine y Luftwaffe, sabían que los aliados estaban preparando la invasión, la cual podía comenzar en cualquier momento, pero también descartaban la posibilidad que ocurriera cuando las condiciones meteorológicas fueran adversas, y durante los primeros días de junio de 1944, sí que lo eran.  Ante esa expectativa, diariamente se sucedían alarmas y más alarmas ante cualquier indicio que hiciera sospechar que las fuerzas de invasión se estaban poniendo en movimiento.  Lo reiterado de los estados de alerta, más las alarmas que continuamente procedían de las diferentes unidades hizo que paulatinamente se les dejara de prestar atención.  Prueba de ello, es que el General Rommel decidiera en vísperas del ataque Aliado viajar para visitar a su esposa, quien cumplía años. 

En el OKW, en Berlín, los generales del Alto Mando no le dieron la importancia que la alerta suponía, puesto que aún pensaban que se trataba de ataques de diversión, convencidos, por los informes de la agente Lily, que trabajando para los británicos, y que informó que el ataque debía ocurrir en el Paso de Calais.  Además, existía una poderosa razón, la climática, pues la marea y las condiciones atmosféricas resultaban desfavorables para una invasión, y por último, pensaban que era poco probable que alguien pudiera informar mediante una emisión de la BBC, que la invasión estaba por comenzar. 

Los enigmas de la historia

Dos conjeturas se deducen de los hechos.  Una, que los Aliados acostumbrados a lanzar comunicados a la Resistance mediante emisiones de la BBC de Londres, comunicaron con los versos de Paul Verlaine, la inminencia de la invasión y otra, que los servicios secretos de la Abwehr se las ingeniaron para transmitir a Alemania el aviso de la invasión, mediante esas emisiones. 

En Londres, dos oficiales fueron castigados por infidencias y un suboficial equivocó el destino de unos documentos secretos.  El Daily Telegraph publicó unos crucigramas de la autoría de un tal señor Dowe, donde aparecían palabras clave de la Operación Overlord: Utah, Omaha, Mulberry, Neptuno, Overlord etc.  , lo que disparó los dispositivos de seguridad del MI5.  Con justa razón, las preocupaciones del General Eisenhower aumentaban a medida que pasaban las horas. 

El después conocido como "Mensaje Verlaine", plantea muchas hipótesis, pero lo cierto es, que avisó a la resistencia sobre el inicio de la Operación Overlord y los alemanes que los descifraron no supieron valerse de ellos par detener la invasión de Normandía en las playas. 

¿Error involuntario o premeditado?

Hay un último detalle interesante, el locutor de la BBC de Londres dijo, equivocadamente, el verso: "bercent mon cœur d'une langueur monotone", en lugar del verso correcto de Verlaine que es: "blessent mon cœur d'une langueur monotone".  La palabra en francés "bercent" significa "balancear" y "blessent" quiere decir "hiere".    Es posible que el verso fue leído o transcrito equivocadamente, pero también puede ser que el error era la clave para descifrarlo.


Agradecimiento

A Michel Esnault, por las grabaciones y por la información sobre la lectura equivocada de los versos por el locutor de la BBC.  Michel, es un experto en poesía francesa y tiene un site dedicado a la obras de Paul Verlaine: Verlaine 20 poèmes expliqués


Bibliografía

- The Great Sea War, Chester W.  Nimitz, Prentice Hall - 1960
- The Fatal Decisions, Teniente General Bodo Zimmerman - 1952
- Le Débarquement 6 Juin 1944, Georges Blond - 1950


Publicado: 6 junio/2004