Batallas memorables...

Ataque a Radio Gleiwitz (25-8-1939)

El 22 de Agosto de 1939, en reunión con el Estado Mayor del Ejército, Adolf Hitler les comunica a los altos jefes militares su decisión de invadir Polonia.

La justificación

Como la decisión política precisaba de un justificativo, los servicios de propaganda se encargarían de crearlo.  De acuerdo a la idea de Reinhard Heydrich, el día anterior habría un ataque de "polacos" a lo largo de la frontera polaco-alemana.  Asaltarían los cuarteles de los guardabosques que vigilan el área cercana a la ciudad de Pitschen y la que estaba en las cercanías de Hochlinden, entre las localidades de Gleiwitz y Ratibor.  Luego de los ataques, irían a la emisora de Gleiwitz para emitir un comunicado a la población fronteriza incitando a la rebelión en la Alta Silesia.

Radio Gleiwitz

Radio Gleiwitz

Las "pruebas"

Para dejar huellas de los asaltos se dejarían cadáveres "muertos en el asalto a la emisora".  El Jefe del Servicio de Espionaje (Abwehr) se encargaría de proveer 150 uniformes polacos para vestir a la fuerza de asalto.  El entrenamiento del "grupo de asalto polaco" que realizaría la operación se llevaría a cabo en la escuela de las SD cerca a Berlín.  Un grupo vestiría como soldados polacos y otro como guerrilleros.

Los efectos

Heydrich se encargó de los 7 miembros del SD vestidos de guerrilleros polacos que efectuarían el asalto a la emisora y que emitirían la proclama.  Aseguró que estando la emisora de Gleiwitz enlazada con la de Breslau, la proclama se escucharía en toda Alemania.

Como la emisora estaba localizada en una zona fronteriza y a la vista de los acontecimientos políticos, su vigilancia fue reforzada.  Para evitar mayores inconvenientes, Heydrich mandó reemplazar a los vigilantes por miembros de la policía.

Intento cancelado

A las 3 de la tarde del día 25 de Agosto de 1939, Hitler ordenó el ataque a Polonia y por tanto Heydrich hizo lo propio con su grupo.  Pero sorpresivamente, a las 18:00 horas, Hitler ordenó suspender el ataque. Heydrich no logró detener la operación, pues los "guerrilleros" ya se encontraban en Polonia y no pudieron comunicarles a tiempo para detener su desplazamiento.  Los hombres encargados de atacar la aduana de Hochlinden iniciaron su operación, desatándose el inevitable intercambio de disparos.  Pero, el Jefe de la Gestapo Mueller logró llegar en el momento preciso al escenario, deteniendo el combate.

Segundo intento

Poco después, Hitler ordenó el ataque a Polonia para el día 1 de Setiembre a las 4:45AM.  Heydrich se comunicó con sus hombres en la Alta Silesia dándoles la clave secreta: "La abuela ha muerto."

Misión cumplida

Esta vez la operación se llevó a cabo sin inconvenientes.  La emisora es atacada, los empleados fueron maniatados y hasta ese momento todo estaba saliendo como fue planificado.  Esa misma noche, a las 20:12 el encargado de la emisión toma el micrófono y lanza su proclama en polaco y se retiran del lugar.  Poco después llega la Gestapo dejando un cadáver en la entrada, como "prueba del ataque polaco".   Media hora más tarde llega la policía.

Los resultados

Heydrich estaba furioso pues no escuchó la proclama por radio, a pesar de no haberse despegado ni un segundo del aparato de radio.  Lo que ocurrió, es que la emisora de Gleiwitz, en efecto estaba enlazada con la emisora de Breslau, pero para recibir y retransmitir la programación de esta última y no para que la emisora de Breslau retransmitiera las emisiones de Gleiwitz.   Breslau había estado transmitiendo música después del noticiero de las 8 de la noche.  Un pequeño error técnico debido a falta de asesoramiento con el personal adecuado, pero de cualquier forma, en los alrededores de Gleiwitz sí escucharon la proclama.  Todo ello ocurrió el día que comenzó la Segunda Guerra Mundial.


Publicado: 3 enero/2001






Principal


Últimos Temas o Actualizaciones



Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido