Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

La Segunda Guerra Mundial en 500 fotografías


Ver detalles en Amazon US/International

Batallas memorables...

Batalla de la Isla de Savo (8-8-1942)

Al recibir noticias del desembarco estadounidense en Guadalcanal, a 550 millas, en Rabaul, el Vicealmirante Gunichi Mikawa comandante de la 8ª Flota reunió una potente armada compuesta por los cruceros pesados Chokai, Aoba, Kako, Kinusaga y Furutaka, más los cruceros ligeros Tenryu y Yubari, apoyados por el destructor Yunagi.  Mikawa tenía la intención de asestar un golpe a la fuerza de invasión estadounidense antes que pudieran consolidar posiciones completando la descarga de material en la isla.

Vicealmirante Gunichi Mikawa

Inicio de la operación

Mikawa se lanzó a toda velocidad por el Slot rumbo a Guadalcanal.  Las fuerzas estadounidenses cometieron graves errores de identificación, aparte de retrasar innecesariamente la comunicación del avistamiento de los buques de Mikawa.  Las fuerzas Aliadas se encontraban dispersas entre Savo, Guadalcanal y Tulagi.  Incluso los comandantes decidieron irse a dormir y pasar la noche cómodamente.

Mapa de la Batalla de Savo
Click en el mapa para ampliar

Se desata el infierno

Mikawa dispuso que sus barcos navegaran en línea entre Savo y Guadalcanal, con los aviones exploradores del Chokai, Aoba y Kako en el aire desde las 23:13.  Los destructores estadounidenses USS Blue y USS Ralph Talbot vigilaban la zona, pero no avistaron ni a los aviones ni a los buques.  A la 01:30 la flota pasó la isla Savo y se dirigió a la flota de invasión.   Mikawa destacó al Yunagi para proteger la retaguardia del posible ataque de los dos destructores estadounidenses que dejaron atrás.  Los vigías japoneses avistaron a los cruceros Canberra y Chicago con los destructores USS Patterson y USS Bagley.  Se lanza el primer torpedo y se desata el infierno.

La Sorpresa es total

Los aviones de exploración lanzan bengalas de iluminación sobre la flota de invasión iluminando a los cruceros aliados que se interponían entre Mikawa y la flota de invasión.  Los cruceros en el frente de la columna japonesa destrozan al Canberra con fuego de artillería de 5 y 8 pulgadas.  El Chicago es horquillado por la artillería y torpedeado en la proa.  Al ser tomado por sorpresa el comandante del Chicago perdió el panorama de la batalla y poniendo rumbo al oeste se alejó del combate.

Chokai, capitana de Mikawa en Savo

50 minutos de lucha

Mikawa dividió su flota para encarar al grupo que daba cobertura al norte.   El Tenryu, Yubari y Furutaka se acercaron a Savo mientras el resto se mantenía paralelo a la costa norte de Guadalcanal.  Los cruceros Quincy y su gemelo Vincennes fueron iluminados, horquillados y hundidos y el Astoria resultó seriamente dañado.  La flota de protección había sido eliminada en sólo 50 minutos.

Fin de la batalla

Mikawa decidió retirarse, pues al no saber que la flota de portaaviones de Fletcher había sido evacuada, pensó que el contraataque de día, por las fuerzas estadounidenses podría ser muy peligroso para su escuadra.   Se perdió la oportunidad de destrozar a la flota de invasión, pero su decisión fue prudente.  A las 2:20 AM tomó rumbo al Slot, de regreso a 30 nudos.  Se encontraron con el USS Talbot al que atacaron violentamente y a duras penas pudo regresar a Tulagi.

Epílogo

Como epílogo de la batalla, el día 10 de Agosto, el viejo submarino estadounidense S-44 patrullando al oeste de las Salomón torpedeó y hundió al crucero Kako.  La lección que sacaron los Aliados fue que no les iba ser tan fácil retener a Guadalcanal y que la Campaña de las Salomón iba a ser muy dura.


LIBRO

The Battle of Savo Island: The Harrowing Account of the Disastrous Night Battle Off Guadalcanal that Nearly Destroyed the Pacific Fleet in August 1942 por Richard F. Newcomb


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 5 julio/2001